Podemos denuncia la existencia de una “trama criminal” contra Pablo Iglesias

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 08.10.2020. Gloria Elizo, la ultraizquierdista vicepresidente tercera del Congreso de los Diputados y exresponsable del equipo jurídico de la formación de ultraizquierda que lidera el extrema izquierdista vicepresidente de Gobierno Pablo Iglesias Podemos, a su llegada a una reunión de la Mesa del Congreso de los Diputados, celebrada este martes en Madrid. Efe 

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Gloria Elizo, la exresponsable del equipo jurídico de Podemos y actual diputada de esta formación de ultraizquierda contra quien también el juez ha pedido al Tribunal Supremo interrogarla como imputada por tener el estatuto de aforada, ha destacado que ya en 2016 el equipo legal del partido tuvo “la certeza de que había un entramado criminal” encargado de acabar con la trayectoria política del líder del partido de ultraizquierda, Pablo Iglesias. Madrid (España), viernes 9 de octubre de 2020.

Elizo, la ultraizquierdista vicepresidente tercera del Congreso de los Diputados, ha concedido una entrevista a Efe este jueves para dar su visión de un caso por el que el Tribunal Supremo podría investigarla, al igual que al líder de la ultraizquierda en españa, Pablo Iglesias.

Ve “correcto” que el Supremo asuma el caso Dina, que estudia el robo del móvil de la exasesora del partido Dina Bousselham; por ello, pide que investigue, aunque no cree que logre nada. “Seguramente, archive”, asegura la extrema izquierdista.

Recuerda que durante la primavera de 2016 “se suceden continuos ataques a Podemos, a sus dirigentes y a Pablo Iglesias”. Menciona el informe Pisa, un “informe falso” creado con dicha intención, y “el falso pago” al propio Iglesias en Granadinas.

Era “lógico”, dice, que, a la vista de la falsedad de las informaciones, se investigara qué había detrás. A su juicio, lo que hay son unas “cloacas” y “una trama criminal”.

Iglesias, por tanto, no inventa nada: “No hay ninguna capacidad ni política ni procesal de que una persona construya esto, si no existe un ataque previo a su figura”.

Desmiente así uno de los supuestos a los que apunta el juez Manuel García-Castellón, magistrado de la Audiencia Nacional: que Iglesias hizo una conexión “falsaria” entre el robo del móvil de su exasesora y la publicación en julio de 2016 de pantallazos de conversaciones guardadas en ese teléfono para obtener ventaja electoral.

La aparición de esos pantallazos “sorprende” en Podemos, reconoce Elizo, pues no saben en el partido “de dónde pueden venir”. La asociación con el robo de la tarjeta del móvil de Bousselham, en noviembre de 2015, se produce después.

Esta asociación se va haciendo “paulatina”, en palabras de la diputada y, por ello, se dirigen al juez instructor para que siga el rastro del móvil hasta que fue apagado. Según indica, “se vio que fue un robo mediatizado por algún tipo de servicio de información de la policía”.

Acto seguido, remarca que el conocimiento de la tarjeta por parte del equipo legal de Podemos se produce en el verano de 2016.

Sin embargo, llega a manos de Iglesias a primeros de dicho año, según la investigación en marcha, y éste se la entrega a Bousselham más tarde.

La ultraizquierdista ignora cuándo, así como que la tarjeta estaba dañada. Vuelve a apuntar a la existencia de una “trama criminal” contra el líder de la formación comunista.

A tenor de varias declaraciones del excomisario José Villarejo, en cuyo domicilio, a raíz de un registro, la policía localiza archivos procedentes del móvil de Bousselham, en Podemos se va estirando un “hilo argumental” que da consistencia a la existencia de dicha trama.

“Había en ese momento mucha información con tendencia a ser asimilable con la llamada ‘brigada política’, lo que eran las cloacas; era palmario para nosotros”, sostiene.

Podemos reclama no “desenfocar” la causa de “más interés”: el denominado caso Tándem, relacionado con el de Dina Bousselham, y por supuesto con Villarejo, pues apunta a “la existencia de una estructura de poder diferente a la democrática y legítima”.

“En este país -continúa- se han llevado a cabo operaciones para extraer el poder a quien democráticamente lo ostentaba. Esa trama la forman viejos herederos del franquismo, estructuras policiales y judiciales muy dañadas y medios de comunicación que han servido de correa de transmisión”.

La vicepresidente tercera del Congreso pide al Supremo que investigue, pero prácticamente descarta que imputen a Iglesias y a ella misma.

“Creo que seguramente archivará, porque creo que no hay datos objetivos” para dar continuidad al caso. Va más allá cuando asegura que “este tema estará completamente cerrado en pocos meses”.

Gloria Elizo formó parte de la dirección de Podemos hasta junio de 2019. En su marcha “pesaron razones personales y políticas”, matiza. Según explica, dejó de compartir la estrategia y consideró oportuno dejar paso a quienes sí la compartían.

Por entonces PSOE y la alianza de ultraizquierda de Iglesias y del comunista ministro de Consumo Alberto garzón, Unidas Podemos, negociaban en balde formar un Gobierno de coalición. No lo consiguieron y se repitieron las elecciones.

Elizo, no obstante, demanda una mayor implantación territorial del partido de la extrema izquierda, más debate interno y más transparencia. Es, dice la ultraizquierdista, “una tarea pendiente de la actual dirección”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot