Podemos reconoce sus tics machistas en la idolatría de su líder: “Vuelve (él)” un 8-M

Lasvocesdelpueblo
MADRID (ESPAÑA),06.03.2019. Un claro machismo de la formación de ultraizquierda que se autoproclama feminista y el día Internacional de la mujer anuncia la vuelta de un 'macho', subrayando 'El' en la palabra 'Vuelve' para señalar al líder de la formación de extrema izquierda proindependentismo y amiga de los proetarras, Podemos, Pablo Manuel Iglesias Turrión. El energúmeno 'Anti-España' aparece de morado frente a multitudes con el puño arriba. Esta es la imagen que han difundido las redes de Podemos sobre la vuelta de Pablo Iglesias a la política tras su baja por paternidad. Lasvocesdelpueblo

Efe – La dirección de la formación de ultraizquierda proreferéndum de independencia en Cataluña (Podemos) y su propio líder extremista, Pablo Manuel Iglesias Turrión, han reconocido la torpeza de anunciar su incorporación tras el permiso de paternidad con un cartel donde se leía “Vuelve” con las letras “el” remarcadas. De momento, la formación va desglosando las líneas clásicas de su programa electoral con iniciativas para exigir a los bancos la devolución de los 60.0000 millones del rescate financiero, la promesa de una educación de 0 a 3 años gratuita y universal y la creación de 5.000 puestos para investigadores. También esta semana del 8M ha defendido Podemos la revolución feminista frente a los mensajes del “trío” formado por PP, Cs y Vox. Madrid (España), domingo 10 de marzo de 2019. 

Podemos, que confiaba en el regreso de Pablo Iglesias a la primera línea política como en un revulsivo para frenar el desencanto, se ha topado esta semana con un nuevo obstáculo: el error de exhibir en un cartel la vuelta de su líder precisamente en la semana de la mujer.

La dirección y el propio Pablo Iglesias han reconocido la torpeza de anunciar su incorporación tras el permiso de paternidad con un cartel donde se leía “Vuelve” con las letras “el” remarcadas, pero las disculpas no han servido para mitigar la estupefacción con que el mensaje ha calado en las redes sociales.

El tropiezo de Podemos al anunciar el acto del próximo sábado 23 de marzo en la plaza del Museo Reina Sofía de Madrid ha generado inquietud, pues aviva el desánimo entre el electorado, que según el último CIS daría a Podemos un 14 por ciento de los votos y lo rebajaría a cuarta fuerza política.

La estrategia es ahora la de convencer a los desilusionados con la idea de que solo la formación morada garantiza el verdadero cambio, frente a un PSOE de “medias tintas” incapaz de plantar cara a los poderes económicos, en palabras de la portavoz Irene Montero.

Unos poderes que -según creen varios dirigentes de la formación morada- están detrás de una estrategia de acoso y derribo a Podemos, que sobrevive en el punto de mira y con todos los cañones apuntando, sostiene a Efe un miembro de la dirección que no termina de entender la repercusión del error del diseño del cartel.

Sin embargo, dirigentes desencantados sí admiten la torpeza de lanzar ese mensaje en vísperas del 8M y piden una cosa: pararse a pensar.

Porque por mucho que el secretario de Organización, Pablo Echenique, desmonte las encuestas con el argumento de que son “un arma política”, Podemos es consciente de que vive en horas bajas.

Lejos del “sorpasso” con el que soñaba en 2016, la aspiración es ahora evitar un gobierno de la derecha -PP, Vox, Ciudadanos- o del PSOE con Cs, y de ese modo entrar en un segundo Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Y, aunque atendiendo a los números que de las encuestas parece difícil, la dirección morada no ve imposible revalidar los cinco millones de votos de 2016, lo que le permitiría ser el 28 de abril una de las fuerzas mayoritarias del parlamento.

Sin embargo, en la misma semana en que Podemos preparaba el retorno de su líder, la portavoz en el Congreso, Irene Montero, avanzaba la posibilidad de que “pronto” haya una sucesión en el partido de la mano de una mujer, palabras en las que se reafirmó al hablar incluso de la convocatoria futura de un Vistalegre III.

Porque aunque la dirección confía en reactivar a sus bases con la capacidad de movilización de Pablo Iglesias, el secretario general sigue siendo el peor valorado de los líderes políticos, con una nota de un 3,2.

Cuando Iglesias regrese a la vida pública después de tres meses de baja por paternidad, lo hará para enfrentarse al examen de las urnas que marcarán la viabilidad futura del partido y también de su liderazgo tras la marcha de su principal rival, Íñigo Errejón.

De momento, la formación va desglosando las líneas clásicas de su programa electoral con iniciativas para exigir a los bancos la devolución de los 60.0000 millones del rescate financiero, la promesa de una educación de 0 a 3 años gratuita y universal y la creación de 5.000 puestos para investigadores.

También esta semana del 8M ha defendido Podemos la revolución feminista frente a los mensajes del “trío” formado por PP, Cs y Vox.

Este fin de semana sigue la ruta para presentar a los candidatos a las elecciones autonómicas, una precampaña que se intensificará en dos semanas con la vuelta de Iglesias, que según indica a Efe uno de los dirigentes, llegará con una agenda repleta que le permita llegar a los indecisos y combatir la abstención.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies