Pueblo Libre (el 50% de CUP) pide un voto a favor de la investidura de Artur Mas domingo 27D

Lasvocesdelpueblo
Imágenes de catalanes separatistas reclamando durante un acto en Cataluña la "independencia y la desobediencia" al Estado. Foto facilitado por Pueblo Libre. Lasvocesdelpueblo

Redacción – Una de las dos organizaciones integrada en Candidatura de Unidad Popular (CUP) conocida como Pueblo Libre en catalán, Poble Lluire, ha pedido hoy a la militancia de CUP votar a favor de la investidura del presidente del gobierno en funciones de Cataluña y candidato a la investidura de la coalición separatista catalana, Juntos Por El Sí (JxSí), a la asamblea extraordinaria que la formación de Antonio Baños Boncompain y Anna Gabriel Sabaté celebra el próximo domingo 27 de diciembre en Sabadell (Barcelona) para valorar la propuesta de JxSí a la CUP. Por otra parte, la segunda organización que integra CUP, conocida como ‘Endavant’, en español ‘Adelante’ ya ha manifestado su rechazo a la investidura de Artur Mas Gavarró. Barcelona, 24 de diciembre 2015. Fotografía: Imágenes de catalanes separatistas reclamando durante un acto en Cataluña la “independencia y la desobediencia” al Estado. Foto facilitado por Pueblo Libre. Lasvocesdelpueblo.

Pueblo Libre: “Sólo hay un camino posible: avanzar en la desconexión y la ruptura, dando paso a un acuerdo de gobierno. Sólo esta vía puede permitir el impulso de un plan de emergencia social y nacional, y de un proceso constituyente participativo capaz de reunir amplios sectores populares”, sentencia la organización integrada en la CUP hoy en un comunicado al que Lasvocesdelpueblo ha tenido acceso.

Para la organizaciones leninista, Pueblo Libre, el nuevo escenario político en el resto de España urge adelante al Estado español. “Por tanto”, subraya Pueblo Libre, “es necesario que el independentismo recupera la iniciativa política perdida y lleve a cabo los pasos que conduzcan a la desconexión de España y al inicio de un proceso constituyente popular, es decir, es necesario que haga efectiva la Declaración el pasado 9 de noviembre. Y para hacerla efectiva, es necesario un acuerdo entre JxS y CUP que posibilite la formación de un Gobierno. El documento presentado por JxS, fruto de las conversaciones con los negociadores de la CUP, puede ser un buen punto de partida que permita la formación de este gobierno”, ha puntualizado la organización. en su comunicado titulado: “Tras el 20D, hacemos pasos firmes hacia la Ruptura Independentista“; que reproducimos íntegramente , a continuación.

“Tras el 20D, hacemos pasos firmes hacia la Ruptura Independentista

Las elecciones al Parlamento español celebradas el pasado 20 de diciembre han permitido constatar la pérdida de peso en los Países Catalanes de los partidos que han sido centrales desde 1978 a esta parte, lo que evidencia la continuación de la crisis del régimen político de 1978.

En cuanto a los Países Catalanes en concreto, podemos analizar que:

En Valencia, aunque el PP sigue siendo la primera fuerza, ha perdido 500.000 votos respecto a hace cuatro años. Sin embargo, y es un toque de alerta, respecto a las elecciones en el Parlamento de mayo pasado, el PP ha aumentado unos 180.000, aumento que no se explica ni por el incremento de participación ni por votos provenientes de Ciudadanos.

A primera vista, la apuesta de Compromiso de subordinarse a Podemos ha sido exitosa en la medida en que entre ambos han descabalgado al PSOE de la segunda posición. Ahora bien, un análisis más profundo revela que respecto a las elecciones al Parlamento de mayo pasado, a pesar de haber 200.000 votantes nuevos, la suma de Podemos y Compromiso ha perdido 68.000 votos, que no se explican por el trasvase de votos a Izquierda unida o el PSOE. Seguramente, una parte de la base social y electoral de Compromís ha decidido abstenerse para mostrar su descontento ante la sucursalización de su formación.

En resumidas cuentas, se trata de un escenario abierto en el que la formación de Pablo Iglesias será objeto de un análisis crítico permanente para ver hasta qué punto respeta la plurinacionalidad y reconoce a la práctica el derecho a decidir de los valencianos y valencianas.

En las Islas, cabe destacar la bajada del PP, que sin embargo sigue siendo la primera fuerza, y el PSOE, y la eclosión de Podemos, que casi duplica los resultados del pasado mayo en las elecciones al Parlamento. En cuanto a MAS, una fuerza que apuesta por el derecho a decidir y no se ha sucursalizado, ha obtenido un 7% de los votos, que suponen un mantenimiento de este espacio soberanista, algo que hay que valorar positivamente.

En la Cataluña sur, el espacio sociopolítico que representa CDC ha continuado su descenso electoral desde que comenzó el proceso independentista y retrocede hasta la cuarta posición. Se confirma que cuanto más proceso, menos CDC. Por el contrario, ERC ha vuelto a superar en unas elecciones CDC, lo que confirma el viraje hacia la izquierda del independentismo. Ahora bien, también hay que decir que se había esperado una distancia superior, que seguramente no se ha producido por la irrupción de En Común Podemos.

En cuanto a la base electoral de la CUP, en estos momentos se hace difícil saber cuánta gente se ha abstenido conscientemente y cuánta ha votado ERC o En Común Podemos. En todo caso, lo que no tiene sentido es lanzar la consigna de abstención al final de la campaña ya toda prisa, sin tiempo y ni medios para socializarse la.

Tres meses de carencias del independentismo

Una conclusión evidente es que el independentismo, que ha perdido cientos de miles de votos respecto al 27S, no ha salido reforzado de estas elecciones. Han contribuido una serie de factores: la falta de una estrategia común de los tres espacios sociopolíticos del independentismo (ERC, DL, CUP) a la hora de encarar estos comicios; la falta de un acuerdo de gobierno; y la falta de un discurso claro y convincente de que se iba hacer el Parlamento español o por qué era necesario no ir. Todo ello ha desorientado y/o desmovilizado una parte nada despreciable de la base independentista que ha optado por votar En Común Podemos o por quedarse en casa más como una muestra de descontento o desgana que como una abstención consciente.

En Común Podemos es la ganadora de estas elecciones en Cataluña sur. Su éxito tiene también una explicación múltiple: el hecho de poner en primer plano la demanda del referéndum, al tiempo que ha abandonado del discurso neolerruxista que impregnó algunos actos de CSQEP en septiembre; la demanda de cambio social; el apoyo claro y explícito de Ada Colau; la ausencia de la CUP; y el hecho de que una parte de los independentistas han hecho voto útil para esperando si había algún cambio en Madrid que posibilitara un referéndum.

Respecto a este espacio, no vale engañarse: la gran mayoría de su dirección política se afana para que el independentismo deje de ser hegemónico y porque la apuesta por la ruptura en el Estado quede en un segundo plano y emerja un quimérico federalismo. Su apuesta por el referéndum no es un movimiento táctico para aumentar la base social del independentismo sino para enfriar su impulso y situar la centralidad política en un referéndum pactado con no se sabe quién.

De hecho, la noche misma noche del 20D, este espacio se encontró ante una realidad que a menudo niega: España es irreformable, y sólo una implosión ligada a procesos de independencia como el de Cataluña puede abrir las rendijas que en Posibilidad la transformación. El hecho de que los resultados de Podemos fuera de Galicia, Euskal Herria y los Países Catalanes hayan sido discretos en relación a sus expectativas no hace muchos meses sitúa este partido en una contradicción insuperable: la defensa, por ejemplo, del referéndum en Cataluña o Euskal herria limita su crecimiento en todo el Estado español; pero para crecer en estas naciones ocupadas necesitan poner en primer plano esta reivindicación, especialmente en Cataluña en la coyuntura actual.

Perspectivas de futuro: «Hay un gran caos bajo el cielo; la situación es excelente»

A pesar de los errores del conjunto del independentismo en los tres últimos meses, la coyuntura es muy propicia para la ruptura independentista en Cataluña y el avance de las reivindicaciones sociales y del derecho a decidir en Valencia y las Islas.

De entrada, el 20D ha evidenciado que el Estado español continúa en una crisis política profunda. Ante esta crisis, el escenario más probable será, por un lado, el blindaje del régimen con un acuerdo no escrito instigado por la oligarquía entre PP, PSOE y C ‘s y, por otro, una reforma constitucional para cambiar para que no cambie nada.

La otra alternativa, un acuerdo entre PSOE y Podemos e IU, con apoyo de independentistas, es en estos momentos política ficción. Y que nadie tenga ninguna duda: si hubieran sumado, Podemos y sus sucursales no habrían tenido ningún problema en pactar sin muchas líneas rojas con el PSOE, un partido corrupto, recortador y seguidor de los dictados de la Troika.

Por tanto, es necesario que el independentismo recupere la iniciativa política perdida y lleve a cabo los pasos que conduzcan a la desconexión de España y al inicio de un proceso constituyente popular, es decir, es necesario que haga efectiva la Declaración el pasado 9 de noviembre. Y para hacerla efectiva, es necesario un acuerdo entre JxS y CUP que posibilite la formación de un Gobierno. El documento presentado por JxS, fruto de las conversaciones con los negociadores de la CUP, puede ser un buen punto de partida que permita la formación de este gobierno.

Asimismo es necesario que los tres espacios sociopolíticos que configuran en estos momentos el independentismo (ERC, DL, CUP) trabajen para desarrollar una estrategia común para construir un Estado independiente y para resistir los embates del Estado. Si no es así el independentismo irá recibiendo derrotas en las próximas batallas, siguiendo los indicios del pasado 20D, y al final puede acabar perdiendo la guerra.

En cuanto a los emplazamientos en el espacio de En Común Podemos, deben hacerse siempre sin desdibujar la apuesta independentista de la CUP. Retroceder en el independentismo para pasar a la reivindicación del referéndum sólo haría que reforzar las posiciones dilacioncitas en la dirección política de este espacio.

El espacio de En Común Podemos es objetivamente un rival de riesgo para el independentismo. Después de la pérdida de peso de esta propuesta el 27S pasado, el conjunto del independentismo ha ofrecido a este espacio una posibilidad de recuperarse exitosamente y hay que tener claro que si se produjeran elecciones en marzo, tendrá otra para reforzarse. Sólo hay un camino posible: avanzar en la desconexión y la ruptura, dando paso a un acuerdo de gobierno. Sólo esta vía puede permitir el impulso de un plan de emergencia social y nacional, y de un proceso constituyente participativo capaz de reunir amplios sectores populares”.

Afirman los de Pueblo Libre catalán y sentencian con “Pueblo Libre: Independencia> Socialismo> Feminismo> Países Catalanes

1 Comment
  1. […] Pueblo Libre (el 50% de CUP) pide un voto a favor de la investidura de Artur Mas domingo 27D […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies