“Puigdemont es el enemigo número uno del Estado español”, según la defensa de los 2 mozos que le ayudaron a huir

.Los dos agentes, que fueron detenidos a su llegada a territorio español, están acusados de un delito de encubrimiento, por el que la Fiscalía solicita tres años de prisión y otros tres de inhabilitación para cada uno

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 08.07.2021. Los dos agentes de los Mozos de Escuadra que acompañaban al prófugo de la Justicia, expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont Casamajò, cuando fue detenido en marzo de 2018 en Alemania. Efe

Efe.- Madrid (España), jueves 8 de julio de 2021. El abogado que ejerce la defensa en el juicio a los dos mossos que acompañaban al expresidente catalán Carles Puigdemont cuando fue detenido en la frontera de Alemania ha asegurado que el arresto fue “una operación de Estado” y se eligió ese lugar porque “(Angela) Merkel no fallaría a (Mariano) Rajoy”.

La Audiencia ha celebrado este jueves la última sesión del juicio a los dos mossos que viajaron junto a Puigdemont en su itinerario por varios países del norte de Europa desde Estocolmo hasta que fue detenido en la frontera entre Alemania y Dinamarca el 25 de marzo de 2018, dos días después de la reactivación de la euroorden que decretó el Tribunal Supremo por su implicación en el “procés”.

Los dos agentes, que fueron detenidos a su llegada a territorio español, están acusados de un delito de encubrimiento, por el que la Fiscalía solicita tres años de prisión y otros tres de inhabilitación para cada uno.

En su informe, el abogado de los mossos ha pedido su absolución y ha subrayado en repetidas ocasiones que las autoridades de Inteligencia españolas tenían “controlado y geolocalizado” el vehículo en el que viajaban, por lo que a su juicio la detención de Puigdemont en la frontera alemana estuvo orquestada y fue “una operación de Estado”.

“Se eligió Alemania porque Merkel no fallaría a Rajoy”, ha enfatizado el letrado.

También ha remarcado que el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena decretó la reactivación de la euroorden contra el expresidente el día 23 de marzo de 2018 porque “era notorio” que se encontraba en Helsinki y “se pretendía evitar que Puigdemont cogiera un avión y se le detuviera en Finlandia”.

El expresidente “no es un prófugo de la Justicia española ni es un exiliado, es el enemigo número uno del Estado español”, ha resaltado el letrado.

Después de la última palabra de los acusados, en la que han puntualizado que en Bélgica contaban con cuatro vehículos pero les demandaron viajar con el coche que solía utilizar Puigdemont, el juicio ha quedado visto para sentencia.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot