Racistas de CUP critican la relación cordial del gobierno de Vic con el edil patriota Anglada

0
704
En la imagen, el edil patriota catalán Josep Anglada durante un pleno del Ayuntamiento de Vic. Lasvocesdelpueblo.

Redacción – Los ultraviolentos racistas separatistas de CUP en el Ayuntamiento de Vich (Barcelona) critican duramente la relación «cordial» del gobierno municipal de la ciudad con el concejal patriota identitario Josep Anglada. Asimismo, la formación xenófoba catalanista ha pedido al gobierno municipal no invitar al edil de Vic a más reuniones del Ayuntamiento en las que no esté «estrictamente obligado a hacerlo por ley». Un actitud claramente racista separatista, denuncia el concejal que con mucha educación, ha argumentado que «todas las opciones votadas por los ciudadanos dentro de la democracia son legítimas y merecen el mismo respeto», ha dicho el catalán Josep Anglada. Vich (Barcelona), sábado 18 de febrero de 2017. Fotografía: En la imagen, el edil patriota catalán Josep Anglada durante un pleno del Ayuntamiento de Vic. Lasvocesdelpueblo.

El grupo municipal antisistema ‘Damos La Vuelta Vic’ (CUP) hizo saber en un comunicado dirigido a la alcaldesa de Vic, Anna Erra, que no asistirá a ninguna reunión —exceptuando los plenos, las juntas de portavoces y las comisiones informativas en que por ley se han de convocar a todos los grupos del consistorio— a la que también asista el partido constitucionalista ‘Plataforma Vigatana’ (PLVI), cuyo edil es el catalán Josep Anglada.

‘Damos la vuelta Vic’ (CUP) también insta al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vic «no invitar al grupo PLVI además reuniones en las que no esté estrictamente obligado a hacerlo por ley».

Los ultraviolentos separatistas denuncian «la actitud que el gobierno municipal de Vic y, también el resto de fuerzas políticas del consistorio, tienen con el concejal» patriota «Josep Anglada en estos encuentros», aseguran fuentes de CUP en la nota dirigida a la alcaldesa de Vic.

Con el que los amarillos extremistas consideran que «mantienen una relación más que cordial», a pesar de la ideología «racista y xenófoba de PLVI», apuntan los fanáticos de CUP.

Los antisistemas también responsabiliza al grupo liderado por el concejal Josep Anglada de la persecución e inhabilitación de representantes políticos separatistas, como el mismo edil ‘Damos la Vuelta Vic’, Joan Coma, el encausado separatista detenido por los agente de Mozos de Escuadra, entregado a la Guardia Civil y, trasladado esposado de Cataluña hasta la Audiencia Nacional (Madrid), por desobediencia la Tribunal —plantó al tribunal— y por llamar a la sedición desde el ayuntamiento de Vic.

En este sentido, CUP ha anunciado que no asistirá tampoco a ninguna de las juntas de portavoces extraordinarias que se hagan «única y exclusivamente para así poder justificar la convocatoria» del partido de Josep Anglada (PLVI) a la reunión.

La formación critica que la alcaldesa de Vic, Anna Erra, haya transformado una reunión de trabajo ya convocada en una junta de portavoces extraordinaria para poder invitar a la formación del patriota catalán, Josep Anglada.

Josep Anglada a los racistas ultraviolentos de CUP: Soy representante de los «ciudadanos de Vic, como cualquier concejal, tengo derecho a las reuniones»

El portavoz de PLVI afirma «Josep Anglada está en Ayuntamiento porque la han votado los de Vic y como representante público tengo el derecho de ir a todas las reuniones, como cualquier concejal», dijo.

 «No me pueden obligó a no ir, si no se sienten cómodos que no vengan ellos», ha remachada Josep Anglada.

Anglada ha asegurado que «no tiene ninguna duda de que la alcaldesa actuará en cordura y sentido común y hará caso omiso a los planteamiento antidemocrática de los antisistemas de CAPG Vic».

Anglada al racista Joan Coma (CUP): «todas las opciones votadas dentro de la democracia son legítimas y merecen el mismo respeto»

Finalmente, Anglada ha dicho que «nadie puede excluir del debate político municipal en ningún partido del consistorio de Vic», apuntó Anglada.

El edil de Vic ha querido dejar claro que «todas las opciones votadas por los ciudadanos dentro de la democracia son legítimas y merecen el mismo respeto», sentenció el catalán.