Sequía Cataluña| Aragonés quita su veto a VOX 

0
234
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 09.03.2023.- El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, a su llegada a la sesión de control al Govern que se celebra este jueves en el Parlament, a un día de la votación final de los presupuestos catalanes. Efe

Efe.- Barcelona (España), jueves 9 de marzo de 2023. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, convocará en los próximos días una cumbre sobre la situación de sequía en Cataluña, a la que ha pedido que asistan todos los grupos parlamentarios para «compartir diagnóstico y medidas, recibir aportaciones y concienciar al conjunto de la ciudadanía».

Cataluña sufre una sequía sin precedentes y ha entrado en fase de excepcionalidad en los sistemas hídricos que abastecen al 80% de la población, lo que representa una ampliación de restricciones en usos agrícolas, industriales y urbanos, aunque sin afectación al agua de boca.

Los embalses de las cuencas internas, que son los que gestiona la Agencia Catalana del Agua (ACA), están al 28%, mientras que el pantano de Sau, el segundo con mayor capacidad de las cuencas internas de Cataluña, está al 14%, un nivel tan bajo que ha obligado a iniciar el trasvase al mayor embalse, el de Susqueda, que está al 36%.

Una situación que ha estado presente en la sesión de control al presidente catalán en el pleno del Parlament, en la que Aragonès ha advertido de que no se trata de un hecho «puntual», sino que se repetirá a lo largo del tiempo a causa de la emergencia climática.

«Pero eso nos obliga a tomar medidas a corto plazo», ha dicho el mandatario, que en primer lugar ha anunciado que «en próximos días o semanas» convocará una «cumbre sobre el agua» con representación de todos los grupos parlamentarios, ya que «es necesaria una hoja de ruta ampliamente compartida» y con «amplio consenso político».

Aragonès ha querido avanzar algunas medidas que planteará en esa cumbre, como la activación de acuíferos existentes; la apuesta por el agua regenerada, que «obligará a actuaciones concretas en la parte baja del Llobregat respecto a las actuaciones de algunas industrias y la necesidad de activar algunas potabilizadoras»; y actuaciones para reducir el consumo de agua.

ILLA CULPA A ARAGONÈS DE «INACCIÓN» Y «SEQUÍA DE INVERSIONES»

Pero las explicaciones del president no han convencido al líder del PSC-Units y jefe de la oposición, Salvador Illa, que ha culpado al dirigente republicano de «clamorosa inacción de su gobierno en este tema, con una auténtica sequía de inversiones».

Tras confirmar que los socialistas asistirán a la cumbre, Illa ha pedido al Govern que «no lo fíe todo a que ya lloverá» y que haga caso de los expertos que «llevan tiempo avisando»; y ha advertido de que el PSC «no aceptará ningún traspaso de responsabilidades a los ayuntamientos o esconderse detrás de ellos».

Unas palabras ante las que Aragonès ha avisado de que «sería una profunda irresponsabilidad hacer una guerra del agua», y ha lamentado que la Confederación Hidrográfica del Ebro «brilla por su ausencia» en la coordinación con la Generalitat, «a pesar de nuestra insistencia -ha dicho-. Y si corrige, me alegraré».

COMUNES Y CUP, CONTRA LOS MACROPROYECTOS «FARAÓNICOS»

La líder parlamentaria de los comunes, Jéssica Albiach, ha incidido en la «grave situación», por lo que ha pedido al Govern que abandone el impulso de «macroproyectos faraónicos, propios de negacionistas climáticos o del siglo pasado», como el aumento de la capacidad del aeropuerto de Barcelona o el Hard Rock, por el consumo de agua que conllevaría.

También la CUP ha censurado esos proyectos «faraónicos» como el Hard Rock, el Cuarto Cinturón, el aeropuerto de Barcelona o el «intento de reactivación» de la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno. «Parece que quieran convertir Cataluña en ‘Catalunya Aventura’, ha ironizado el diputado Xavier Pellicer, en alusión al parque de atracciones Port Aventura.