Una intensa lluvia y viento en Cataluña deja sin luz a 10.000 abonados de Vendrell e Igualada 

Azanméné Ngabgué

Agencias –  El temporal de intensa lluvia y viento que hoy azota Cataluña ha dejado sin luz a unos 10.000 abonados de Vendrell (Tarragona) e Igualada (Barcelona), ha dificultado el tráfico y ha dejado varios ríos en situación de riesgo de desborde, además de generar incidencias por caída de árboles en la calzada. Barcelona (España), miércoles 23 de noviembre de 2016. Fotografía: Vista de la playa barcelonesa de la Barceloneta, con la torre Mapfre (i) al fondo, hoy. Efe.

El temporal, que ha obligado a la dirección general de Protección Civil a activar la fase de alerta del plan de inundaciones, ha provocado que los Bomberos hayan efectuado entre las 14.00 y las 18.00 horas un total de 173 servicios, a partir de 326 llamadas al teléfono de emergencias 112.

Además, de estos problemas, en el aeropuerto de Barcelona-El Prat ha sido necesario desviar cinco vuelos a causa del fuerte viento, de los que uno ha sido desviado a Menorca y cuatro a Gerona.

Cuando la situación meteorológica lo ha permitido, cuatro de estos aviones han podido, finalmente, volar a Barcelona, con excepción de uno de ellos cuyos pasajeros han sido trasladados por carretera desde Gerona hasta Barcelona, según fuentes del aeropuerto barcelonés.

La mayoría de servicios de los Bomberos estaban relacionados con el viento, para retirar árboles o ramas caídas en la vía pública, y para retirar elementos vulnerables del casco urbano, especialmente en las comarcas de Anoia, Bajo Llobregat y Vallès Occidental.

Algunos ríos, rieras y torrentes de las zonas afectadas por las intensas lluvias -que han entrado por el suroeste de Cataluña y han avanzado con intensidad hacia el noroeste-, discurren con mucho caudal, especialmente el Ondarra y el Sío, en Segarra y Urgell.

Con el paso de las horas, Protección Civil advierte de que puede haber riesgo de desborde, sobre todo en el prelitoral, por lo que se recomienda ir con mucha precaución, alejarse de ríos o rieras, no aparcar el vehículo en estas zonas y no atravesarlas a pie ni en vehículo.

Las lluvias también han causado desprendimientos de piedras a la calzada en vías como la C-12, en Àger, la C-14, en Solivella, la T-362, en Bot, la AP-2, en Vinaixa, y la TV-7007, en Vimbodí.

El temporal ha complicado también el tráfico, por visibilidad reducida, especialmente en la C-32, entre Sant Pere de Ribes y Sant Boi de Llobregat, y la AP-7, entre Vilafranca del Penedès y Mollet del Vallès, mientras que ha obligado a cerrar la TV-3022, en El Perelló, y la N-141, en Olugues.

Además, el Servicio Catalán de Tráfico ha decidido reducir la velocidad en tres vías donde rige la velocidad variable: la C-32 sur, la B-23 y la C-31 sud, donde en los tramos de 120 se puede ir como máximo a 100 kilómetros por hora, mientras que en los tramos de 100 se ha rebajado hasta los 80 kilómetros por hora.

Debido al temporal, un total de 2.344 abonados se han quedado sin luz en Vendrell y 7.616 en Igualada, si bien algunos de ellos ya han recuperado el servicio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies