Vídeo de un senegalés, compañero de piso de víctima de Salou: “Los Mossos le persiguieron hasta el balcónn”

Lasvocesdelpueblo

Lasvocesdelpueblo y ACN – El senegalés, Babacar, un compañero de piso del hombre muerto durante el operativo policial contra el ‘Top Manta’ en Salou aseguró que hubo contacto físico entre los Mossos y la víctima. Según su relato, él estaba en la habitación de al lado y dos agentes persiguieron Muere Sylla hasta el balcón. “Hubo contacto físico. Si no tocaron a Mor él no hubiera caído”, ha explicado desde el apartamento 321 de la plaza San Jorge donde ocurrieron los hechos. A pesar de este testimonio, el cargo político separatista del gobierno de Artur Mas Gavarró, Albert Batlle (el Director General de la Policía catalana -Los Mossos de Escuadra) ha negado rotundamente, este jueves 13 de agosto 2015, que hubiera contacto físico, y ha insistido en que el relato policial es “coherente” y coincide con el de dos vecinos que presenciaron los hechos, explicó el jefe político de policía catalana. Además, Batlle ha insinuado que el gobierno de Artur Mas ha tirado a la basura la denuncia que hicieron los agentes de policía catalana durante el traslado de la victima al tanatorio, cuando casi les linchan los amigo y compatriotas de la víctima en furia por la muerte de Mor Silla.

Babacar, uno de los compañeros de piso, relató en declaraciones, este jueves a la agencia catalana de noticas que se encontraba en la habitación de al lado de la de la víctima cuando entró la policía. “Forzaron la puerta y entraron con fuerza, llamando insultos como hijos de puta y quietos”, apuntó. Este testigo ha afirmado que vio como dos agentes de los Mossos, “cuando Muere salía hacia el balcón, lo persiguieron y hubo empujones”.


El apartamento 321 del número 3 de la plaza Sant Jordi de Salou, el piso donde vivía la víctima senegalesa un barrón de 50 años, Mor Sylla, ha sido este jueves, 13 de agosto 2015, un punto de encuentro de los familiares y amigos de la víctima, que siguen por televisión las informaciones del suceso ocurrido el martes. Dos días después de la entrada y registro “catastrófico” de la policía de Artur Mas Gavarró, los efectos del operativo aún son bien visibles en la puerta. En el interior del domicilio, la habitación donde dormía la víctima de 50 años continúa prácticamente como estaba después de que el fallecido, Mor Sylla, fue “empujado por los Mossos hacia la pared del balcón”, según versiones de los compañeros de la víctima o que el fallecido, Mor Sylla, según la versión de los cargos políticos de la Policía de Artur Mas Gavarró “se precipitara por el balcón” solo al ver la policía catalana acercarse del balcón, versiones del gobierno catalán. Dos camas, uno al lado del otro, y la puerta que da acceso al balcón abierta. <Fotografía: Ibrahima Sylla, el hermanos de la victima Salou, mirando hacia la calle desde el balcón donde se produjo los hechos. Foto/ACN>.

Babacar, uno de los compañeros de piso, relató en declaraciones, este jueves a la agencia catalana de noticas que se encontraba en la habitación de al lado de la de la víctima cuando entró la policía. “Forzaron la puerta y entraron con fuerza, llamando insultos como hijos de puta y quietos”, apuntó. Este testigo ha afirmado que vio como dos agentes de los Mossos, “cuando Muere salía hacia el balcón, lo persiguieron y hubo empujones”.

Según este compañero de piso, hubo contacto físico”, al contrario de lo que afirma la versión policial. “Si no lo hubieran tocado, en Mor no hubiera caído, porque él no puede tirarse desde aquí“, rebate contrariado desde el lado de la barandilla donde se produjeron los hechos. Además, ha asegurado que en Mor era “buena gente” y que “no tenía ningún problema con nadie”.

El hombre ha negado también que él y los otros cinco compañeros de piso pertenecieran a ninguna organización criminal. “No es verdad, aquí sólo encontraron tres cajas con camisetas y pocas bolsas”, detalló. Segundo Babacar, él, en Mor y el resto son vendedores ambulantes del Top Manta porque, según él,” aquí no podemos encontrar ningún otro trabajo, además de trabajar en el campo”. Este joven senegalés ha insistido en que los productos que tenían al domicilio los habían comprado a otras personas para poder vender en la calle.

El hermano de la victima, Ibrahima Sylla, ha vuelto a visitar este jueves el piso. Apoyado en la barandilla del balcón y mirando fijamente el punto donde terminó muriendo su hermano, en plena plaza San Jorge, ha mostrado sus dudas sobre el hecho de que su hermano hubiera podido tirar voluntariamente. Ibrahima, que durante estos días se ha dedicado a intentar serenar y calmar la comunidad senegalesa, pidió “que se deje trabajar a la justicia y que se esclarezca todo”.

El gobierno separatista catalán lo niega y se mantiene en el relato policial

El director general de la policía catalana, Albert Batlle, aseguró que no hay ningún tipo de controversia en el relato policial y que se han dado todos los detalles de la actuación “sin ningún tipo de contradicción”. Como se ha hecho desde el primer día, tanto los Mossos como el Gobierno mantienen que no hubo “ningún tipo de contacto físico” entre la víctima y los agentes. “Lo niego rotundamente”, expresó visiblemente molesto Batlle en declaraciones a los medios de comunicación, tras la junta de seguridad local extraordinaria.

El separatista excluyente Albert Batlle recordó que el relato policial ha sido “coherente” y que coincide con el de dos vecinos de Salou que lo vieron desde una cafetería cercana, y negó que hubiera “forcejeo. Hemos sido coherentes siempre y cuando se deba discutir será en sede judicial”, añadió.

El director general de la Policía catalana ha insistido en que no se cometió “ninguna actuación irregular en el operativo policial del martes, y que fueron los mandos del área de investigación de los Mossos quienes hablaron con la jueza para que los detenidos no pasaran a disposición judicial y quedaran en libertad con cargos tras declarar en sede policial. Prestarán declaración ante el juez cuando sean citados“, detalló.

En este punto, y sobre la denuncia hecha por un sindicato policial sobre el traslado de los detenidos de la comisaría hacia el centro de Salou en vehículos policiales, Batlle aseguró que “no le consta”, es decir, el gobierno catalán ha tirado a la basura la denuncia que hicieron los agentes de policía cuando fueron agredidos por los inmigrantes en furia por la muerte de su compatriota senegalés. Al jefe político de policía catalana, “no le consta” esta denuncia de los agentes de policía.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies