Zorra deja a España en el puesto 22 de Eurovisión

0
35
FOTOGRAFÍA. MALMÖ (SUIZA), 11 DE MAYO DE 2024. Nebulossa durante su actuación en la final de Eurovisión. Zorra deja a España en el puesto 22 de Eurovisión 2024. La canción 'Zorra' del dúo Nebulosa ha concluido en vigésimo segunda posición su papel como representantes de España en Eurovisión 2024, una edición en la que Suiza se ha alzado con la victoria. Efe
FOTOGRAFÍA. MALMÖ (SUIZA), 11 DE MAYO DE 2024. Nebulossa durante su actuación en la final de Eurovisión. Zorra deja a España en el puesto 22 de Eurovisión 2024. La canción 'Zorra' del dúo Nebulosa ha concluido en vigésimo segunda posición su papel como representantes de España en Eurovisión 2024, una edición en la que Suiza se ha alzado con la victoria. Efe

Malmö (Suecia), sábado 11 de mayo de 2024. Zorra deja a España en el puesto 22 de Eurovisión 2024. La canción ‘Zorra’ del dúo Nebulosa ha concluido en vigésimo segunda posición su papel como representantes de España en Eurovisión 2024, una edición en la que Suiza se ha alzado con la victoria.

VÍDEO. MALÖ (SUIZA), 11 DE MAYO DE 2024.

  • Ondara (Alicante se moviliza por España| Zorra deja a España en el puesto 22 de Eurovisión 2024

Cientos de gargantas corean «zorra y zorraaaa» en Ondara (Alicante). El delirio al grito de «zorra, zorra, zorra» se ha desatado entre los más de 3.400 vecinos reunidos en una macrofiesta con pantalla gigante en la localidad alicantina de Ondara cuando Mery Bas y Mark Dancausa han salido a cantar representando a España en el festival de Eurovisión de Malmö (Suiza).

La Nebulossa Europarty organizada en la plaza de toros del pueblo originario del dúo español ha sido todo un éxito, al agotarse las 3.400 localidades vendidas a un precio simbólico de 5 euros para arropar a distancia a sus dos vecinos más internacionales que hasta hace poco eran desconocidos más allá del municipio, ella en su local de estética y él con su pequeña productora musical para grupos en valenciano.

Diademas con orejas de zorras, algunas luminosas, camisetas negras con la palabra «Zorra» y los nombres de Mery y Mark en color rosa y globos rosas, algunos con letras del título de la canción, han poblado el coso taurino hoy reconvertido en una auténtica celebración en el día grande de esta pequeña población del norte de Alicante.

  • Suiza rompe Eurovisión 2024 con su defensa de las identidades de género no normativas| Zorra deja a España en el puesto 22 de Eurovisión 2024

Con una victoria por la derecha, el suizo Nemo le ha roto este sábado los códigos a un Eurovisión convulso, el más polémico de su historia, haciendo gala de un mensaje conciliador en defensa de las identidades de género no normativo.

Él ha sido el primer artista declarado persona no binaria que se hace con el codiciado micrófono de cristal, cuando solo unas horas antes las apuestas lo relegaban al tercer puesto por detrás de Croacia y de Israel. «¡Espero que este concurso pueda estar a la altura de su promesa y continuar defendiendo la paz!», ha declarado muy emocionado tras conocerse el resultado.

Su triunfo ha despejado algo el horizonte negro que asomaba con Israel como ganador y organizador de la próxima cita, tras una edición tensada hasta el extremo por su presencia en este otrora foro de convivencia en medio de su cruenta ofensiva militar en Gaza, con casi 35.000 civiles palestinos muertos, prácticamente la mitad de ellos niños.

Se ha hablado tanto de los abucheos a su representante en todas sus actuaciones o de las constantes peticiones de expulsión, con la ciudad sueca de Malmö convertida en epicentro de las protestas propalestinas, que ha quedado en algo anecdótico el 50 aniversario de Waterloo de ABBA, al que tanto debe la actual identidad de este festival.

Frente a ese espíritu de color y celebración musical, hasta la gran final se fue produciendo un reguero de episodios cada vez más agrios que culminó este sábado con una descalificación, sí, pero la del representante holandés, Joost Klein, un castigo que su TV ha considerado «desproporcionado» por realizar un «gesto amenazante» a una operadora de cámara del festival en un contexto de tensión.