Arranca hoy la XII legislatura con la elección de una “niña de Rajoy” como presidenta del Congreso

Lasvocesdelpueblo
La 'niña de Rajoy', Ana Pastor (d) junto al presidente en funciones de España, Mariano Rajoy (i) durante el debate de los presupuesto Generales del Estado 2016 en el Congreso de los diputados. Archivo Efe.

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Las Cortes de la XII legislatura española se constituyen hoy, martes 19 de julio de 2016, en una sesión en la que se elegirá al nuevo presidente del Congreso, previsiblemente a una “niña de Rajoy” –una persona que ha pasado casi toda su vida política en la sombra del actual presidente en funciones de España y del Partido Popular (PP)– Ana Pastor. Hoy, la XII legislatura de la patria arranca también con la elección del presidente de la Cámara Alta del país –el Senado– que será naturalmente un azul, el ex presidente del Senado Pío García Escudero. Madrid (España), martes 19 de julio de 2016. Fotografía: La ‘niña de Rajoy’, Ana Pastor (d) junto al presidente en funciones de España, Mariano Rajoy (i) durante el debate de los presupuesto Generales del Estado 2016 en el Congreso de los diputados. Archivo Efe.

Empieza a partir de las10:00 horas de esta mañana, tal y como fijó el decreto de convocatoria de las elecciones del pasado 26 de junio, está convocada la sesión constitutiva del Congreso de los Diputados, en la que se elegirá al presidente y a los miembros de la Mesa -cuatro vicepresidentes y cuatro secretarios-. La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, se encuentra a un paso de ser elegida la nueva presidenta de la Cámara Baja tras el acuerdo alcanzado por el PP y Ciudadanos para repartirse la Mesa y ante la ausencia -a priori- de un candidato que aglutine al resto de partidos.

En virtud del acuerdo, Ciudadanos se asegura dos puestos en la Mesa – la Vicepresidencia Primera y una Secretaría-, mientras que el PP tendría tres -incluido el de la Presidencia-, y el PSOE y Podemos, dos cada uno. La mayoría absoluta del PP en el Senado permitirá que Pío García Escudero revalide la Presidencia de la Cámara Alta.

La hija del marionismo: Ana Pastor, a un paso de presidir el Congreso de los Diputados ante la falta de un candidato alternativo

La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, se encuentra a un paso de ser elegida hoy nueva presidenta del Congreso tras el acuerdo alcanzado por el PP y Ciudadanos para repartirse la Mesa de la Cámara y ante la ausencia -a priori- de un candidato que aglutine al resto de partidos. De nada parecen haber servido los movimientos de última hora de Podemos para convencer al PSOE y a los independentistas catalanes de que apoyaran todos juntos a un candidato alternativo y evitaran que el PP recuperara la tercera autoridad del Estado.

Durante toda la jornada, Podemos ha intentado sin éxito que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) aceptara un acuerdo de “reciprocidad” por el que ambos apoyarían mutuamente al candidato que consiguiera más votos en la primera vuelta. Los socialistas han rechazado la oferta y han anunciado que apoyarán a su candidato, el hasta hoy presidente del Congreso, Patxi López, frente al portavoz de la franquicia de la extrema izquierda española en Cataluña, En Común Podemos, Xavier Doménech Sampere, propuesto por Podemos. El partido de Pablo Iglesias admite sin embargo que si Patxi López pasa a la segunda vuelta y tienen que elegir entre el candidato socialista y Ana Pastor, “al 95 por ciento” se verán obligados a optar por el antiguo presidente vasco.

Pese a ello, López tampoco podría llegar a ser presidente sin el apoyo expreso de los nacionalistas, ya que PP y Ciudadanos suman 169 votos, frente a los 156 del PSOE y Unidos Podemos. Para liar aún más la madeja, el portavoz de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) —ahora Partido Demócrata Catalán (PDC)–, el separatista excluyente antiespañol Francesc Homs, también ha decidido presentar su propia candidatura como un “revulsivo” político frente a su proceso judicial por impulsar el golpe de Estado catalanista del pasado 9 de noviembre 2014 desde la consejería de Presidencia de la Generalidad de Cataluña.

El delincuente catalanista Francesc Homs tiene nulas posibilidades de ser el próximo presidente de la Cámara porque, de momento, sólo parecen apoyarle los ocho diputados de su propio partido, con lo que ni siquiera pasaría la primera criba. No ha desvelado eso sí, a quien votará en la segunda votación cuando sólo queden los dos más votados -probablemente Ana Pastor y Patxi López- y ha desvinculado cualquier apoyo a que su partido consiga tener grupo parlamentario propio. Maniobra de los separatista de CDC que han rechazado hasta sus socios de los antiespañoles de Izquierda Republicana de Cataluña de Oriol Junqueras Vies (ERC) en el Gobierno de la Generalidad de Cataluña.

El separatista de ERC, Gabriel Rufián, ha dado por hecho que la ministra de Fomento será mañana la nueva presidenta del Congreso y ha evitado entrar en el “juego y en la “ceremonia de la confusión” porque su partido no está “para hacer paripé ni teatro”. Rufián ha descartado también su apoyo al candidato de la coalición extremista-comunista de la extrema izquierda ultra radical de Pablo Iglesias y Alberto Garzón, Unidos Podemos, Xavier Domènech, mientras no tenga los apoyos necesarios, algo que no ocurre en este momento.

“Nos guste más o nos guste menos, y a nosotros nos gusta más bien poco, el PP volverá a presidir el Congreso”, ha lamentado. Salvo sorpresas, el PP tendrá tres miembros en la Mesa de la Cámara -una de ellas la presidenta- y PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos tendrán dos cada uno. Se conocen ya los nombres de todos los puestos de la Mesa salvo la vicepresidencia y la secretaría que corresponden al PP, candidatos que serán anunciados mañana por Mariano Rajoy ante su grupo parlamentario, apenas una hora antes de que se voten en el pleno.

Celia Villalobos, hasta ahora vicepresidenta primera de la Cámara, y que en el mejor de los casos quedaría relegada a la Vicepresidencia tercera, ha reconocido a la agencia española de noticias Efe que acatará la decisión del líder del partido. Más allá de ese encaje, el PP se garantiza una mayoría de bloqueo junto a Ciudadanos en este importante órgano del Congreso, que sirve de filtro de todas las iniciativas que presentan los grupos. Además, tendrá la llave para que partidos como CDC o las confluencias consigan grupo parlamentario propio.

El acuerdo entre el PP y Ciudadanos para repartirse la Mesa del Congreso tiene también sus consecuencias políticas ya que, en teoría, allana el camino para la investidura de Mariano Rajoy. Una lectura que ha rechazado el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, que ha dejado claro que el pacto con el PP sobre la Mesa del Congreso no les compromete con la investidura de Rajoy porque ya tienen decidida su abstención en la segunda votación. Ciudadanos, ha subrayado Villegas, “no entrará en ninguna negociación” con el PP sobre la investidura, y ha recordado que su partido ya ha hecho el “gesto” de abstenerse en la segunda vuelta y ahora “les toca a otros” hacerlo para desbloquear la legislatura.

Rajoy urge a negociar y promete flexibilidad a cambio de apoyos

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha vuelto este lunes a poner la urgencia de formar gobierno como una necesidad para España y ha explicado que trabajará por lograr una acuerdo con “amplia base parlamentaria”, para lo que ha prometido flexibilidad en las negociaciones. Un día antes de la constitución de las Cortes, Rajoy ha intervenido ante la Junta Directiva Nacional del PP, donde ha anunciado su propuesta de que sea Ana Pastor la próxima presidenta del Congreso después del acuerdo alcanzado con Ciudadanos para la Mesa de la Cámara, por el que los populares tendrán tres puestos y cederán otros dos al partido de Albert Rivera.

Ante los dirigentes y parlamentarios de su partido, el jefe del Ejecutivo en funciones ha apelado a la responsabilidad compartida de todas las fuerzas políticas para que la legislatura eche a andar cuanto antes con un nuevo gobierno y, sobre todo, para que no haya terceras elecciones. Consciente de que cuenta con el “no” del PSOE para su primera opción, la de una gran coalición, Rajoy ha dicho que trabajará por conseguir que sea una realidad la que ha definido como “segunda mejor opción”, un Gobierno con “amplia base parlamentaria” y que tenga unos objetivos, un programa y una estrategia a medio plazo previamente pactados.

Y si tampoco eso es posible, Rajoy ha vuelto a advertir de que está dispuesto a gobernar en solitario con 137 diputados en el Congreso. El presidente ha puesto de nuevo sobre la mesa el documento para la negociación que entregó a los partidos y para el que según ha insistido no pide la “adhesión incondicional de nadie”. Ha asegurado así que el texto se inspira en el programa del PP pero está también “orientado hacia posiciones de otros partidos” y es “un punto de partida para hablar, escuchar otras propuestas y definir un ámbito” en el que se puedan sentir “cómodos” tanto los populares como sus “eventuales socios”.

Rajoy ha apelado además al diálogo sin rencores, al pedir que se dejen atrás las “arengas” de la campaña electoral. Todo en un discurso en el que ha insistido en varias ocasiones en que el PP es el principal responsable, como fuerza más votada, de intentar formar gobierno, pero no el único. “Nosotros asumiremos nuestra responsabilidad, pero los demás también tienen votos y escaños y la obligación moral y democrática de asumir la suya”, ha proclamado Rajoy, quien ha advertido de que tras unas segundas elecciones ya “no hay excusa posible para que no haya un acuerdo” que permita la formación de un gobierno.

Y les ha dicho a los demás dirigentes políticos que no son solo los votantes del PP, sino también los suyos y el conjunto de los españoles, los que quieren cuanto antes que haya un acuerdo. Ha asegurado así que los españoles no querían tras los comicios del 20 de diciembre, “ni mucho menos ahora” tras las elecciones del 26 de junio, que “se juegue a la ingobernabilidad de España”. “No es el PP el que tiene urgencia en gobernar, es España la que necesita urgentemente un gobierno”, ha insistido Rajoy, quien ha prometido que en este proceso de negociación sus formas serán muy distintas a las de sus rivales políticos tras las elecciones del 20 de diciembre.

Tras asegurar que los votantes han valorado que el PP se negase entonces a participar en “estériles ceremonias de confusión” y actuase “sin engañar a nadie”, ha prometido actuar de la misma forma ahora. Y ha asegurado que la corta legislatura anterior -que desembocó en otras elecciones al no acordarse un gobierno- debe ser “el mejor antídoto” para que “nunca más se repita” lo visto esos seis meses. El líder del PP ha recordado una vez más las urgentes decisiones que tiene que tomar el nuevo gobierno, la primera de ellas, la aprobación del techo de gasto con el que se elaboran no solo los presupuestos del Estado, sino también los autonómicos y municipales.

Y ha recordado que el Consejo de Ministros tiene que aprobar el proyecto de ley de presupuestos el 23 de septiembre -para que entren en el Congreso antes de que acabe ese mes como marca la ley-, además de subrayara otras medidas como el nuevo sistema de financiación autonómica. Junto al anuncio de Ana Pastor como su apuesta para presidir el Congreso, y de que Pío García Escudero siga al frente del Senado, Rajoy ha avanzado su intención de mantener las direcciones de los grupos parlamentarios del PP en las dos Cámaras.

De esta forma, Rafael Hernando seguirá como portavoz en el Congreso, con José Antonio Bermúdez de Castro como secretario general del grupo, y José Manuel Barreiro continuará de portavoz en el Senado con Javier Arenas de secretario general del grupo en la Cámara alta.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies