Colau: “El 15M tiene una expresión política del que” Pablo Iglesias y yo “formamos parte”

.”Desde el 15M han pasado 10 años, han pasado muchísimas cosas”
.”No creo que la retirada de Pablo Iglesias sea un cambio de ciclo”

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 14.05.2021. La alcaldesa de Barcelona y líder de Podemos en Cataluña (Cataluña En común Podemos -los Comunes-), Ada Colau, que en 2011 era portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y uno de los principales actores del «espíritu del 15M» (15 de mayo de 2011), posa durante la entrevista que ha mantenido con Efe en la que ha asegurado que «no hay que mirar el 15M con nostalgia», pues la democratización que ha generado este movimiento «se ha traducido en un cambio en la agenda política y en las prioridades que ha venido para quedarse». Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – La alcaldesa de Barcelona y líder de Podemos en Cataluña (Cataluña En común Podemos -los Comunes-), Ada Colau, ha asegurado este viernes, 14 de mayo de 2021, que “no hay que mirar” el movimiento de los indignados del 15M (15 de mayo de 2011) “con nostalgia”, pues la democratización que ha generado este movimiento “se ha traducido en un cambio en la agenda política y en las prioridades que ha venido para quedarse”. Barcelona (España), sábado 15 de mayo de 2021.

Colau, que en 2011 era portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y uno de los principales actores del “espíritu del 15M”, analiza en una entrevista con Efe lo que supuso el movimiento de indignados que hace diez años llenó las plazas de Barcelona y de muchas ciudades de España, un punto de inflexión que le cambió la vida y acabó encumbrando en la primera mujer alcalde de Barcelona.

Pregunta.– ¿Cómo recuerda el movimiento de 15M y lo que pasó?

Respuesta.– Con mucha emoción porque fue un momento de explosión democrática, de empoderamiento colectivo para transformar la realidad, pero no creo que se deba mirar el 15M con nostalgia. Fue un momento de la mucha movilización en la calle que luego se ha traducido en mucha gente implicada en actos más cotidianos, con diferentes organizaciones en los barrios, en cooperativas, en el movimiento por el derecho a la vivienda.

P.- ¿En qué se ha traducido el movimiento de los indignados en la política, además de en la aparición de partidos de izquierdas como Podemos o Cataluña En Común Podemos?

R.- El 15M ha tenido una expresión política del que nosotros formamos parte, pero sobre todo es un cambio de la agenda política. Ante unas instituciones que no miraban por la gente, que estaban llenas de corrupción y que ante una crisis financiera terrible como la del 2008-2009 rescataron a los responsables, el poder financiero…. pues se cambió la agenda política y hoy estamos hablando de parar desahucios, de garantizar suministros, de que todo el mundo pague impuestos, especialmente quien tiene más dinero y las grandes empresas.

P.- ¿Y esto en Cataluña, en Barcelona, en qué se ve?

R.- En Barcelona estamos haciendo muchas cosas que antes no se hacían, precisamente, gracias a este cambio de agenda política y de prioridades. Desde el 15M han pasado 10 años, han pasado muchísimas cosas, especialmente en Cataluña con el Procés. Ha habido un cambio de ciclo político pero se ha mantenido esta idea de movilización general para ampliar derechos, poner a las personas en el centro y para limitar privilegios. Evidentemente, cuando se tocan privilegios siempre hay una reacción conservadora. Cuando se ha visto que íbamos en serio, que llegábamos a las instituciones, que parábamos desahucios y obligábamos a grandes empresas a pagar impuestos y cambiábamos prioridades… pues hay una reacción. En Barcelona lo hemos visto por las denuncias que nos están poniendo fondos buitre, especuladores y multinacionales que intentan parar estas políticas de cambio en los tribunales.

P.– ¿Cómo explica el crecimiento de la extrema derecha diez años más tarde?

R.– A nivel global también vemos cómo esta agenda de cambio se intenta paralizar con el surgimiento de la extrema derecha, que es un movimiento que no es que sea espontáneo sino que tiene mucho dinero detrás, que está muy bien organizado, y que tiene mucho que ver con esta reacción conservadora para intentar frenar cambios para ampliar derechos, para poner la agenda feminista y ecologista como prioridad. Creo que no lo conseguirán.

P.- ¿La retirada de la política institucional de Pablo Iglesias representa de alguna manera un fin de un ciclo?

R.- En absoluto. No creo que la retirada de Pablo Iglesias sea un cambio de ciclo; sí que es un cambio importante porque es una figura muy destacada de la política española. Creo que es persona muy relevante, muy inteligente, que se ha expuesto mucho en primera persona y que en estos años ha sido capital en la política española para acabar con el bipartidismo y para mostrar que había un espacio necesario a la izquierda del Partido Socialista y creo que lo ha conseguido. Se merece descansar y dedicarse más a su vida personal y familiar. Creo que ha sufrido una acoso que es inmoral y que se debería hacer una reflexión democrática para no normalizar estas situaciones de acoso y de violencia. Tiene todo el derecho a descansar.

P.- ¿Y ustedes, los comunes?

R.- Nosotros seguimos porque estamos con un momento en el que se confirma que este espacio es necesario. Acaban de pasar las elecciones en Madrid, donde es cierto que ha ganado Díaz Ayuso con un discurso muy radicalizado, pero también es cierto que el espacio a la izquierda del PSOE se ha consolidado y supera a los socialistas. Por tanto, incluso con una situación como la de Madrid, en que gana la derecha, se confirma que este espacio político era necesario, igual que es necesario el Gobierno del Estado para que haya una respuesta social en la crisis a diferencia de la crisis financiera anterior. (La ministra) Yolanda Díaz está protagonizando el escudo social, salvando miles de puestos de trabajo con la política de Expedientes de Regulación temporal de Empleo (ERTE).

P.- ¿Y como nueva líder de Unidas Podemos?

R.- Yolanda Díaz está abriendo una nueva etapa de este espacio político; no se necesita una sola cara visible sino muchas. Pero ella representa este nuevo liderazgo empático, dialogante, cooperativo, y desde Cataluña, desde los comunes, tenemos muchas ganas de implicarnos en este espacio de cambio para sumar desde la diversidad.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot