Cs de Arrimadas inicia la negociación de su apoyo al Gobierno socioseparatista de ERC, Podemos y PSOE

FOTOGRAFÍA. SEDE NACIONAL DE CIUDADANOS (CS)(MADRID) ESPAÑA), 23.10.2020. La presidente del partido catalán Ciutadans Partit de la Ciutadanía-Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas García, ofrece el apoyo de Cs al Gobierno de coalición del vicepresidente Pablo Iglesias y del presidente Pedro Sánchez para que declare un nuevo estado de alarma en España. Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El Gobierno socioseparatista del presidente Pedro Sánchez y vicepresidente Pablo Iglesias ha citado este jueves a varios partidos políticos afines para reanudar los contactos sobre los Presupuestos generales del Estado de este Ejecutivo, entre ellos el partido catalán que preside Inés Arrimadas García, Ciutadans Partit de la Ciutadanía-Ciudadanos (Cs), que ya ha dado su «sí» a las cuentes de Iglesias y Sánchez aunque ha adelantado que va a por todas en esta negociación, sin desviarse de su objetivo de lograr unas cuentas “moderadas y útiles”. Por eso, no van a caer en las provocaciones de los socios de este Gobierno, como Podemos o los separatistas de ERC para apartarles. Madrid (España), jueves 5 de noviembre de 2020.

Lo tienen clarísimo, han asegurado a Efe fuentes de la formación naranja, que afronta este jueves la primera reunión formal con el Ejecutivo para negociar los Presupuestos del año que viene, en los que quieren dejar su impronta y solo se echarán a un lado “si las montañas son insalvables”.

Y una de esas montañas sería, por ejemplo, la creación en firme de una mesa de diálogo independentista.

El partido de Inés Arrimadas ve venir de lejos la estrategia de Podemos y de ERC porque les incomoda, aseguran, que Cs esté en la negociación y creen que harán todo lo posible para que echarles a un lado, “pero eso no va a ocurrir”, avisan.

Parece que Podemos incluso está ya modulando sus ataques contra Cs, después de que el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, ridiculizara a los naranjas por apoyar los Presupuestos al afirmar que “se los van a comer con patatas” y hasta ven un cambio de tono en ERC cuando en el debate sobre la prórroga del estado de alarma Gabriel Rufián afirmó que no era el momento de sacar las banderas porque “ni alimentan ni curan virus”.

En todo caso, siguen viendo incompatible que Cs y ERC puedan apoyar los mismos Presupuestos, pero no serán ellos -dicen- los que pongan líneas rojas.

Van a esquivar sus “trampas” -apuntan- las de los independentistas y las de Podemos, que también las ponen -señalan- como la regulación de los alquileres, que se hará a través de la ley de la vivienda y no de los Presupuestos como pretendían los morados.

Con las cartas que hay ahora sobre la mesa, Ciudadanos ve que el terreno de juego se ha configurado para que ellos también puedan jugar y de hecho, han dado vía libre a la tramitación de los Presupuestos después de constatar que el proyecto incorporaba “las líneas naranjas” que exigían como condición previa, descartando la presentación de una enmienda a la totalidad.

Entre éstas, han recordado las mismas fuentes, han logrado el compromiso del Gobierno para retirar la subida al diésel en el procedimiento de las enmiendas, una exigencia también del PNV, aunque Cs intuye que este incremento del gasóleo podría obedecer a un tema de estrategia.

Además, el borrador contempla frenar subidas del IVA en la sanidad privada y en la educación concertada o suprimir la subida del 15% en el Impuesto de Sociedades.

No son los Presupuestos de Ciudadanos, insisten, pero tampoco es cierto que suban los impuestos a las clases medias, como afirma el PP para justificar su posición, explican estas fuentes al subrayar que el borrador incluye medidas avaladas por Europa, como el incremento impositivo de las bebidas azucaradas, con la que Cs está conforme.

Por tanto, de entrada, ven margen para pactar los Presupuestos y también están seguros de que podrán apoyar otras cosas junto al PP, pero si al final de todo el proceso se ven obligados a descolgarse porque alguien ponga obstáculos imposibles de asumir para los naranjas, estarán de todas maneras satisfechos por las medidas que ya han sido incorporadas y que consideran suyas.

A nivel interno del partido, este giro que ha dado Cs desde que está Inés Arrimadas al frente, apoyando al Gobierno en cuestiones clave bajo el paraguas de ser útiles a los españoles en un momento de máxima gravedad por las consecuencias de la pandemia, como ha sido el estado de alarma, ha agitado un poco las aguas y ha habido bajas.

Las ha habido de afiliados de base y otras de algunos que en su día fueron dirigentes, aunque hacía tiempo que se habían apartado, como Marcos de Quinto, en mayo, o Patricia Reyes y Xavier Pericay, hace unos días.

La dirección no le da mayor importancia y asegura que han perdido afiliados pero que también han ganado muchos, como tampoco se la da al hecho de que la diputada Marta Martin, que no está en la dirección del partido, se quejara a través de las redes sociales de haber tenido que apoyar la prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo con comparecencias bimensuales del presidente del Gobierno.

Un respaldo que aseguró no compartir. Poco después borró el comentario.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot