Daniel pidió un préstamo a un falso banco e intentaron “estafarme hasta tres veces”

Lasvocesdelpueblo
Le solicitan que pregunte acerca de los números que faltan a quien le hizo el envío. Documentación facilitada por Daniel. Lasvocesdelpueblo

Redacción – Daniel tenía un problema de liquidez, y decidió pedir un préstamo a un banco. Necesitaba 4000 € para reparar su camión, al ritmo que estaba trabajando lo podría devolver en 6 meses perfectamente. El inconveniente es que no disponía de bienes a su nombre, y como era autónomo tampoco tenía una nómina para avalarlo, de forma que buscó en Internet alguna otra opción para el préstamo. Valencia (España), viernes 10 de junio 2016. Fotografía: Le solicitan que pregunte acerca de los números que faltan a quien le hizo el envío. Documentación facilitada por Daniel. Lasvocesdelpueblo.

Daniel cayó en manos de un falso empleado del Banco Central Africano y le intentaron estafar, no una vez, sino varias en la misma operación. Juegan con la necesidad, el desconocimiento y la buena fe de los usuarios. Aprende la lección. Así asegura la Oficina de Seguridad Internauta (OSI) hoy en un comunicado al que el portal español de noticias Lasvocesdelpueblo ha tenido acceso.

Encontró varias personas que ofrecían préstamos personales en un portal de anuncios, así que se puso en contacto con el que mejores condiciones le ofrecía. Según el anuncio era muy rápido y el tipo de interés era solo al 2 %, mucho menos que el de los bancos normales así que Daniel envió un correo electrónico a la dirección de contacto:

09062016_dani_01

Daniel le respondió con los datos que necesitaban, utilizando WhatsApp.

09062016_dani_03

A lo cual Tara le contestó de forma inmediata:

09062016_dani_02

Tara le contestó inmediatamente con una petición de dinero para “la activación” de la operación de crédito.

09062016_dani_04

El dinero se lo solicitaba a través de Western Union, que es una compañía que permite el envío internacional de dinero en efectivo. En el mensaje, le indicaba los datos del destinatario, que curiosamente no era ella, algo que le extrañó un poco.

Acto seguido, Daniel acudió a una oficina para hacer el envío de dinero y tan pronto como lo hizo, envío a Tara la confirmación.

09062016_dani_05

A lo que nuestra interlocutora le informó que se había transferido a “su notario”, alegando en el mensaje que “tratamos con personas serias”… También le pidió a Daniel que le enviara la foto del recibo como comprobante de que había realizado la operación.

09062016_dani_06

Y Daniel, por su puesto, le envió la foto solicitada.

09062016_dani_07

Una vez realizado el pago, Daniel le pregunta a Tara cuándo tendrá el dinero a lo que la mujer le contesta rápidamente…

09062016_dani_08

A los pocos minutos, Tara vuelve a enviarle un WhatsApp indicando que existe un problema con el nombre del destinatario, que había sido un error. Y que debe enviar la “tarifa de envío” a otra persona por Western Union.

09062016_dani_08

Daniel comienza a darse cuenta de que algo no va bien, tiene que pagar otros 200 euros a otra…

09062016_dani_09

… persona distinta, así que decide zanjar la operación y le pide a Tara que le devuelva los 200 euros que le ha enviado ya. Tara le contesta con una nueva petición de dinero con la excusa del seguro y de la cancelación de la operación.

09062016_dani_10

En este momento Daniel ya tiene claro que le están tratando de estafar, ya que solo hacen que pedirle dinero, así que vuelve a pedirles que le devuelvan los 200 euros que les ha enviado. En este punto, Tara le indica que se lo ha enviado por Western Union, y le manda una foto del envío con los datos de Daniel, pero la cantidad no “cuadraba” le envió 1358 euros, 1158 euros de más.

09062016_dani_11

Daniel acudió a la oficina para retirar el dinero del envío. Cuando le presentó la foto a la persona que le atiende, ésta le informa que según la foto del resguardo es un pago de 1358 euros y además le dijo que no podía realizar el pago por que hay una serie de números tachados. Le solicitan que pregunte acerca de los números que faltan a quien le hizo el envío.

09062016_dani_12

Nuestro protagonista Daniel, le manda un mensaje a Tara para preguntarle por esos números tachados, la contestación es clara, le dice que si quiere cobrar ese envío, debe ingresar la cantidad de 100 euros del seguro y 58 euros por la cancelación de la operación. Ya sabía de donde eran los 158 euros de más, pero ¿los otros 1000 euros?

09062016_dani_13

Este último mensaje le pareció a Daniel que era un intento desesperado de “sacarle la pasta” como fuera. La ciberdelincuencia realiza un “intento” de envío de mucho más dinero para “motivarle” a pagar esos 158 euros rápidamente, antes de que, supuestamente, Tara se dé cuenta del error, y ganar 1000€ en la operación. Su prudencia en este momento le libró de perder otros 158 euros más.

La historia terminó con una denuncia ante la Guardia Civil por fraude, aportando todos los datos y comunicaciones que intercambiaron en la acción.

Aunque Daniel no contestaba, Tara siguió enviando mensajes para que pagara los 158 euros e incluso le propuso usar otro banco para intentar el préstamo. Ha quedado claro que intentaban sacarle el dinero como fuere.

Conclusión

Este es uno de los fraudes más comunes en la red, y siempre tiene el mismo modus operandi. El primer contacto suele ser a través de una búsqueda en sitios de anuncios, o correo basura. Una forma de identificar este tipo de amenaza, es mediante la redacción de las ofertas que suele ser muy mala. Por poner un ejemplo, buscando en un sitio de anuncios:

09062016_dani_1409062016_dani_1509062016_dani_16

Por la forma de redactarlos podemos identificar que se trata de una estafa, si además nos ponen un interés del 2 o 3%, y en ocasiones regateando lo bajan aún más, podemos decir que es un intento de fraude “de libro”.

Los portales de anuncios, bloquean los anuncios que “ven” o de los que los usuarios avisan, pero es imposible eliminarlos todos, de hecho cuando queremos contactar con un anunciante de préstamos nos muestra una advertencia clave:

09062016_dani_17

Otras características que nos indican que puede ser un fraude son: la concesión inmediata del préstamo y la solicitud de pago de algún gasto como: seguro, notaría, gestión, cancelación etc… Y siempre piden dinero por adelantado.

Considerar lo que le ha pasado a nuestro protagonista y poned vuestros cinco sentidos para evitar caer en la trampa. En este caso el dicho popular “nadie da duros a peseta” cobra todo su sentido.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies