Denuncian la “discriminación” de Cruz Roja en contra de los hispanos y su “favoritismo hacia” marroquíes en Cataluña

Redacción – El ex residente del macrocampamento de la Fira de Barcelona, habilitado para acoger a 225 personas vulnerables expuestas a los contagios del covid 19 (coronavirus) en la ciudad de Barcelona, Darío Carrera, ha denunciado una patente “discriminación” por parte de la ONG Cruz Roja contra los residentes ancianos españoles e inmigrantes hispanos, “que tenemos mayor vulnerabilidad y un carácter más sosegado”, y ha criticado a la Cruz Roja por su “favoritismo hacia las poblaciones musulmanas“, en su mayoría de origen Marruecos en ese albergue gestionado por la Cruz Roja en Cataluña e instalado por los soldados de la Unidad Militar de Emergencia del Ejército del Reino e España (UME), desde el estado de alarma por crisis sanitaria del virus de Wuhan (Hubei) China, decretado por el Gobierno del presidente Pedro Sánchez, hasta la fecha de hoy, jueves 8 de octubre de 2020. Barcelona (España), jueves 8 de octubre de 2020.

VÍDEO. Barcelona, 27.09.2020. El joven periodista catalán, Erik Encinas Ortega, es testigo de la “discriminación” de la Cruz Roja contra los ancianos de nuestro país y el resto de la población extranjera hispana en el recinto firal de Barcelona mientras esta ONG hace tratos de favor a los inmigrantes marroquíes y resto de la población musulmana, denuncia Darío Carrera, un ex residente de ese albergue aún operativo hasta la fecha de este jueves, 8 de octubre de 2020.

El hispano, que espera que su denuncia ante la opinión pública sirva para una mejor integración de los inmigrantes en nuestra patria, apunta que “ya desde bastantes tiempos atrás” se dio cuenta de “esta atención preferente” de las “ONG a la población musulmana”. Aunque, ha insistido Carrera, en estas experiencias personales, vividas en albergues de España (Valencia) y Francia (París y norte de Francia) los hispanos eran entonces la minoría. Sin embargo, debido a la crisis sanitaria del covid 19, esta vez en Cataluña (España), ha habido una importante población hispana en el albergue de la Fira de Barcelona, ha dicho Carrera durante la entrevista con Lasvocesdelpueblo.

Según Darío Carrera, ha habido hasta unos “70 hispanoamericanos” entre los 225 residentes del albergue de la Fira de Barcelona mientras en el entonces albergue de Valencia donde él estuvo, solo estaba él como hispano.

“Aquí” en el albergue de la Cruz Roja de Fira de Barcelona, ha señalado este hispano durante la entrevista realizada el pasado domingo, 27 de septiembre de 2020, cerca de la plaza España de Barcelona, concretamente en una plaza ubicada alrededor de las instalaciones de la Fira de Barcelona, “la discriminación” de los hispanos por parte de la Cruz Roja “ya es más notoria”.

“Los puntos de discriminación” de la Cruz Roja en la Fira de Barcelona en contra de los españoles y los hispanoamericanos “son los siguientes: Por ejemplo, desde el trato inicial cotidiano, el modo” con el que el personal de la Cruz Roja “atiende” a los españoles y resto de hispanos “para que vayan” a la ducha; mientras para los hispanos “no existe ninguna posibilidad” para que “escogen entre dos o tres ropas, para los “muchachos marroquíes que van” al ropero del albergue, la Cruz Roja “les puede atender hasta los 15 minutos: hasta que saquen la mejor ropa posible”; además, “hasta tratos muchos más contundentes…” como expulsiones con humillaciones de los hispanos del albergue.

Explica que varios residentes han presentado quejas por “escrito” ante la Cruz Roja del albergue de la Fira de Barcelona, “pero nunca hemos recibido una respuesta” por parte de la dirección de la Cruz Roja en el recinto firal de Barcelona. “No tenemos” los hispanos “espacios para ni siquiera leer, pero existen espacios” para los inmigrantes marroquíes y resto de la población musulmana del albergue donde “pueden leer el Corán” (el libro de la religión musulmana) y “rezar” según su las normas del islam, ha denunciado Carrera.

El hispano de religión católica denuncia una de las “mayor discriminación” de la Cruz Roja contra los hispanos en Cataluña, que es la “discriminación religiosa” en el Albergue de la Cruz Roja de Fira de Barcelona.

Durante la entrevista, Carrera ha mostrado a Lasvocesdelpueblo las imágenes, tomadas por algunos residentes del albergue, y Lasvocesdelpueblo ha podido comprobar la existencia de una Mezquita para la población musulmana en el albergue de Cruz Roja en la Fira de Barcelona. También, en unas de las tres fotografías, que Lasvocesdelpueblo ha tenido acceso, Diario Carrera aparece sentado en una litera de tres camas del albergue del recinto firal de Barcelona cuando era residente de este macrocampamento de personas vulnerables expuestas a los contagios masivos de covid 19 en la Comunidad autónoma de Cataluña.

Al parecer, y según manifiesta el ex residente de este albergue, el personal de la Cruz Roja le prohibió a los españoles y resto de hispanos acceder en las instalaciones con símbolos religiosos de la religión cristiana como el crucifijo. “En la época en la que yo intenté” de hacer una grupo de “oración” para la comunidad cristiana del albergue, la Cruz Roja “me negó” acceder en el recinto firal de Barcelona “con un crucifijo” para rezar durante el estado de alarma por los muertos y pacientes del covid 19.

“Desde que yo ingresé” en el albergue, es decir, “a mediado de abril de este año 2020, estábamos ya en pleno Ramadán” —que es el noveno mes del calendario islámico, respetado por musulmanes en todo el mundo como el mes de ayuno, oración, reflexión y comunidad, y que cada año, ese mes del Ramadán cambia en torno al mes lunar— “pude constatar que había” en el albergue de la Cruz Roja de Fira de Barcelona “un enorme despliegue de favores” a los residentes de cultura musulmana “para que el Ramadán se celebrase” con toda normalidad en plena crisis sanitaria del covid 19 en el albergue de la Cruz Roja de Fira de Barcelona.

Sin embargo, como fieles de la religión cristiana, los residentes hispanos esperaban que “después del Ramadán que estos favores” de la Cruz Roja a los inmigrantes marroquíes “acabasen”, pero no ha sido así. Al finalizar el Ramadán, la Cruz Roja ha habilitado “una Mezquita” que los marroquíes usan para hacer varias actividades ajenas a cualquier control de la Cruz Roja.

Carreras critica que la Cruz Roja permita el tráfico de droga y el consumo de “drogas” en su albergue de Fira de Barcelona, “pero solamente a los residentes que pertenecen a las poblaciones musulmanas” del albergue.

El ex residente del albergue de Cruz Roja reconoce que a los residentes “españoles” y “nosotros hispanoamericanos” se nos apliquen por parte de Cruz Roja el reglamento “estrictamente” respecto a consumo de alcohol o drogas, “que no lo voy a negar” porque existe entre los hispanos también algún trapicheo.

Sin embargo, ha denunciado Darío Carrera, los marroquíes y resto de personas de cultura islámica que vuelvan borrachos o “drogados” al albergue la Cruz Roja no les aplica de ninguna manera la normativa interna para la convivencia pacífica, que consiste en expulsar de inmediato a los residentes drogados, borrachos y los que cometen actos incívicos.

“Yo he presenciado” un incidente en el que los protagonistas eran “unos ancianos de 65-70 años, de origen georgiano y de origen español, que volvieron al albergue “con un tufillo de alcohol, pero no borrachos sino que olían a alcohol, pero fueron expulsados a las 20:00 horas de la noche en condiciones humillantes, empujados” por el personal de Seguridad del albergue de la Cruz Roja “como si fueran delincuentes”.

“Sin embargo, cuando muchos jóvenes marroquíes” de este albergue (de Cruz Roja) vuelvan al albergue “drogados —y eso no es algo subjetivo, la observación de una persona drogada es patente: los ojos enrojecidos, los actos completamente desquiciados, insultos” contra todos los residentes” etc.—, pero, “cuando” los residentes esperábamos que la Cruz Roja expulsara “también” a esos marroquíes “drogados”, pues desde la dirección del albergue de la Fira de Barcelona no se les aplique la misma vara de medir que a los ancianos españoles, georgianos y a los hispanoamericanos.

Diarios Carrera lamenta que la Cruz Roja haya llamado “a la Policía para detenerme por el único hecho que yo tenía el crucifijo” en el albergue de la Fira de Barcelona, precisamente el mismo día en el que el personal de la Cruz Roja, en mi presencia hacía la vista gorda para permitir el acceso en el recinto firal de Barcelona de los marroquíes “drogados” y “en presencia” de esos dos agentes de Policía.

“La entonces jefa” de la Cruz Roja en la Fira de Barcelona conocida como, “Silvia Delgado, llamó a dos agentes de policías” para que “me retirasen la entrada” al recinto firal por “tener un crucifijo” y por haberme quejado por la existencia de una “discriminación” de las poblaciones españolas e hispanoamericanas respecto a las poblaciones musulmanas del albergue de Cruz Roja.

El hispano apunta que no fue expulsado finalmente del albergue de la Cruz Roja de Barcelona sino que decidió abandonar el albergue porque dos inmigrantes magrebíes de origen “Algeria y Marruecos” ya le estaban haciendo la convivencia imposible en el recinto firal de Barcelona y, también, ha dicho Darío Carrera, porque la Cruz Roja perdió una de sus “maletas”. “Nunca me dieron explicaciones” sobre el paradero de mi maleta, ha denunciado el hispano.

Durante el mediodía frío del domingo 27 de septiembre de 2020 alrededor de las instalaciones de Fira de Barcelona, un Darío Carrera, casi lado por el frío que pegaba aquella mañana del 27-S en Plaza España de Barcelona, ha subrayado que los musulmanes son la comunidad que siempre inicia las peleas en el albergue de la Cruz Roja de Fira de Barcelona.

“Sexo” entre el personal de Cruz Roja y los marroquíes 

“Las voluntarias” de la Cruz Roja “del turno de noche son personas que tienen una fama muy cuestionable” en el albergue de la Cruz Roja en la Fira Fira de Barcelona. “Esto es cierto”.

“Yo no he llegado a presenciar” una relación sexual entre los inmigrantes marroquíes y el personal de la Cruz Roja “pero, sí que he visto en la cercanía” del albergue de la Cruz Roja de Fira de Barcelona “una manifestación amorosa entre una de las voluntarias” de la Cruz Roja “para el turno de noche y uno de los muchachos marroquíes”, ha dicho Carrera.

También, asegura que ha sido testigo de un intercambio “de cigarrillos y marihuana” en el “patio” del albergue de la Cruz Roja de Fira de Barcelona entre los inmigrantes marroquíes y el personal de la Cruz Roja de su albergue de la Fira de Barcelona.

“Yo he visto expulsiones”. He presenciado la “expulsión de un anciano español de unos 70 años, que vino un poco salido del horario” de entrada al albergue de la Cruz Roja, y la Cruz Roja “le expulsó sin más en la noche”, ha reiterado.

Darío Carrera notifica la existencia de unas “grabaciones” hechas por testigos, residentes del albergue, que muestran el maltrato físico por parte de la Cruz Roja a una persona residente hispana de origen República Dominicana. “Yo no tenía el teléfono móvil” durante es maltrato físico a este hispano, “pero sí que hay compañeros que hicieron grabaciones pertinentes” en el que “llegaron a golpear a un dominicano de un modo espantoso”. “Todos los de Seguridad” del albergue de la Cruz Roja “le golpearon con barras, le patearon, le echaron el gas pimienta a los ojos”, etc.

“El día” que el hispano Diarios Carrera respondió con “un empujón” a la “amenaza de muerte” de un joven agresivo y “drogado” de origen “Marruecos”, que le hacía la vida imposible, ha dicho Carrera, “todos los de Seguridad” del albergue de la Cruz Roja, ha señalado el hispano, “se fueron a por mí con la misma intención” de maltratarme físicamente como en el caso de aquél hispano de origen República Dominicana.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot