El exjefe de la ETA Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki, al banquillo

Lasvocesdelpueblo
MADRID (ESPAÑA), EL exjefe militar de la banda terrorista ETA Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki, en la Audiencia Nacional. Archivo Efe

Efe – El fiscal sostiene que los tres, siguiendo las directrices de ETA, decidieron acabar con la vida de la entonces directora de Antena 3 en el País Vasco, María Luisa Guerrero y para ello mandaron a su nombre un paquete que contenía explosivo, “asumiendo con ello el riesgo que para cualesquiera otras personas derivara del contacto que tuvieran con el mismo”. Madrid (España), domingo 1 de junio de 2018. Fotografía: MADRID (ESPAÑA), EL exjefe militar de la banda terrorista ETA Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki, en la Audiencia Nacional. Archivo Efe

La Audiencia Nacional juzgará a partir de mañana al etarra Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, y a otros dos miembros del comando K Olaia por intentar matar con un paquete bomba en enero de 2002 a la entonces directora de Antena 3 en el País Vasco, María Luisa Guerrero.

En el banquillo de los acusados de la sección tercera se sentarán Txeroki, Idoia Mendizábal Múgica, Ilargi, y Asier Arzalluz Goñi, para los que la Fiscalía pide una condena a casi 20 años de prisión por tentativa de asesinato terrorista. Los tres fueron condenados en Francia por pertenencia a ETA.

Los hechos se remontan a enero de 2002, cuando, según el escrito de acusación del fiscal, los tres acusados formaban parte del citado comando y residían en un piso de la calle Txiki Otaegi de Amorebieta (Vizcaya).

El fiscal sostiene que los tres, siguiendo las directrices de ETA, decidieron acabar con la vida de Guerrero y para ello mandaron a su nombre un paquete que contenía explosivo, “asumiendo con ello el riesgo que para cualesquiera otras personas derivara del contacto que tuvieran con el mismo”.

Así, el día 17 de enero enviaron mediante la empresa de mensajería SLT un paquete, con el remitente de la asociación empresarial Confebask, que fue entregado a las cinco y media de la tarde en el domicilio de la víctima en Leioa (Vizcaya).

En la casa no se encontraba en ese momento la directora de la televisión, sino su madre, su hermana y la hija de esta, de 3 años, que estuvieron en contacto con el paquete, que fue desactivado por personal especializado de forma que no llegó a explotar.

Según detalla el fiscal, el paquete era una caja de cartón del tamaño de una de zapatos que contenía 230 gramos de dinamita-goma y un detonador eléctrico alimentado con pilas, y que se accionaba abriendo la caja.

El representante del ministerio público explica que como consecuencia de la acción, la hermana María Luisa Guerrero padeció “angustia, ansiedad, irritabilidad, fractura del normal ciclo del sueño y apetito, así como cuadro depresivo reactivo y episodios de ansiedad generalizada, que han precisado de tratamiento psicoterapéutico y farmacológico”.

Como secuela, sufre una “notable vulnerabilidad y fragilidad a cualquier estímulo que le haga rememorar el acontecimiento”.

En cuanto a su madre, sufrió un trastorno ansioso depresivo que le requirió tomar ansiolíticos y antidepresivos hasta su fallecimiento en 2008.

Por estos hechos, reclama una pena de 19 años, 11 meses y 29 días de prisión para los tres encausados, así como la prohibición de acercarse a menos de 50 kilómetros de la víctima y de residir en Leioa durante 10 años más del tiempo de la condena.

También pide que indemnicen con un total de 200.000 euros en concepto de responsabilidad civil a Guerrero, su hermana y los herederos de la madre.

La acción fue reivindicada por ETA en un comunicado del 27 de marzo de 2002 publicado en el diario Gara el 4 de abril.

Txeroki, considerado dirigente del aparato militar de ETA, fue detenido en el sur de Francia en noviembre de 2008, donde ha sido sentenciado ya por varias causas y cumple actualmente condena.

La primera condena que recibió en España le fue impuesta por la Audiencia Nacional en 2011, cuando fue condenado a 377 años de prisión por el intento de asesinato de Esther Cabezudo, la exteniente de alcalde de Portugalete, en febrero de 2002.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies