El Parlamento del Reino Unido da una patada en el trasero al «Brexit»

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. PARLAMENTO DEL REINO UNIDO (LONDRES), 13.03.2019. El Parlamento vuelve a rechazar el pacto del "brexit" por amplia mayoría. Captura de video de la primera ministra británica, Theresa May, mientras da un discurso ante la Cámara de los Comunes durante la sesión de control a la primera ministra, este miércoles en Londres (Reino Unido). Efe-Uk Parliamentary Recording Unit ( NO VENTAS). Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El Parlamento británico rechazó de nuevo este martes por una amplia mayoría el acuerdo del “brexit”, un escenario que aumenta las posibilidades de que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) el próximo día 29 de manera no negociada o bien de que solicite una ampliación de ese plazo. ¿Y ahora qué? La Unión Europea (UE) mostró hoy sus dudas sobre la utilidad de retrasar la salida del Reino Unido del club comunitario, prevista para el 29 de marzo, después de que la Cámara de los Comunes rechazara el martes una vez más el acuerdo de salida pactado con Bruselas. Londres (Reino Unido), miércoles 13 de marzo de 2019. 

El Parlamento vuelve a rechazar el pacto del “brexit” por amplia mayoría

El Parlamento británico rechazó de nuevo este martes por una amplia mayoría el acuerdo del “brexit”, un escenario que aumenta las posibilidades de que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) el próximo día 29 de manera no negociada o bien de que solicite una ampliación de ese plazo.

Las garantías adicionales sobre la controvertida salvaguarda norirlandesa que obtuvo esta semana la primera ministra, la conservadora Theresa May, no fueron suficientes para convencer a la facción euroescéptica de su propio partido ni a sus socios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP).

El acuerdo fue tumbado por 391 votos frente a 242, una diferencia de 149 votos. La derrota fue algo menos dura que en enero, cuando May perdió por 230 votos, pero mantiene intactas las dudas sobre la capacidad del Gobierno para modificar la opinión de suficientes diputados en las próximas dos semanas.

Un amplio grupo de parlamentarios se decantó por rechazar el pacto después de que el abogado general del Estado, Geoffrey Cox, advirtiera hoy de que las concesiones otorgadas a última hora por la UE no eliminan los “riesgos” del mecanismo de salvaguarda.

Los euroescépticos temen que esa cláusula, diseñada para evitar controles fronterizos entre las dos Irlandas, mantenga al Reino Unido integrado en las estructuras comunitarias durante años en contra de su voluntad.

Bruselas, por su parte, considera indispensable la salvaguarda para proteger la integridad del mercado único y preservar los acuerdos de paz que se firmaron en 1998, que establecen que no habrá una frontera entre la República de Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte.

La primera ministra, con la voz quebrada por una afonía tras las largas negociaciones que lideró el lunes por la noche, alertó a los diputados críticos de que descartar el acuerdo puede provocar que el “brexit” descarrile por completo y no llegue a producirse.

May reiteró que el pacto al que ha llegado con la UE es la única vía disponible para que el Reino Unido rompa con el bloque comunitario de forma ordenada.

A pesar de que el Gobierno trató hasta el último momento de que las concesiones de la UE dieran la vuelta a la situación, la primera ministra había previsto ya una hoja de ruta en caos de que el acuerdo fuera nuevamente rechazado.

La Cámara de los Comunes votará mañana si quiere que el Reino Unido abandone la UE el 29 de marzo sin un acuerdo. Otras votaciones han demostrado que no existe una mayoría parlamentaria para esa opción, por lo que previsiblemente será descartada.

La mandataria conservadora avanzó que otorgará libertad de voto a sus diputados este miércoles, con lo que alejó el temor a que las críticas por parte de una u otra facción de los conservadores precipiten nuevas dimisiones en la formación.

Si el Parlamento desecha también un “brexit” sin acuerdo, May se ha comprometido a convocar el jueves una nueva votación en la que preguntará a los diputados si quieren solicitar a Bruselas una prórroga al plazo de salida, una petición que deberían aprobar los 27 Estados miembros restantes de la Unión.

En ese sentido, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha advertido de que Londres deberá aportar una “justificación razonable” para esa extensión.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, reitero su petición de que se convoquen unas elecciones generales adelantadas para tratar de desbloquear el proceso del “brexit”, mientras que un portavoz de Downing Street insistió en que May no ha valorado la posibilidad de dimitir.

El voto de hoy, que alejó la posibilidad de un divorcio negociado a finales de este mes, lastró además la valoración de la libra esterlina, que caía tras la votación un 1,37 % respecto al euro y un 0,89 % respecto al dólar estadounidense.

May necesitaba al menos 318 votos para aprobar el acuerdo del “brexit”

La primera ministra británica, Theresa May, necesitaba antes d ela votación de hoy que al menos 318 diputados voten este martes a favor del acuerdo del “brexit” para que el Reino Unido se retire de la Unión Europea (UE) con un pacto este 29 de marzo.

La Cámara de los Comunes votaba a partir de las 19.00 GMT el texto de retirada “mejorado”, según May, después de unas negociaciones entre Londres y Bruselas que terminaron con la firma de tres textos adicionales vinculantes, que buscan disipar las dudas de muchos diputados sobre la controvertida cláusula irlandesa.

Para que el acuerdo pueda superar el trámite parlamentario, la jefa del Gobierno necesita el apoyo de la mitad más uno de los 634 diputados que votarán al término de un debate sobre el “brexit”.

El acuerdo original de retirada había sido rechazado en los Comunes el pasado 15 de enero por 432 votos en contra y 202 a favor, por lo que esta vez la primera ministra necesita -siempre que aún cuente con el respaldo de los parlamentarios que la apoyaron en enero- otros 116 votos para llegar a la cifra clave de 318.

Para ganar esos 116 apoyos, May necesitaría el respaldo de los 10 diputados del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, otros 70 conservadores (que en enero no la apoyaron) y 36 del Partido Laborista, primera formación de la oposición británica.

Las formaciones políticas evalúan hoy los tres documentos adicionales firmados anoche en Estrasburgo, sobre todo lo relativo a la salvaguarda o “garantía”, pensada para evitar el retorno a una frontera dura entre las dos Irlandas.

La decisión que tomen los diputados determinará el camino que seguirá el proceso de salida del Reino Unido de la UE, cuya fecha está fijada para este 29 de marzo, casi tres años después de que los británicos votasen a favor del “brexit” en un referéndum.

La principal inquietud de muchos diputados reside en la salvaguarda, que establece que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único hasta que se establezca una nueva relación comercial entre ambas partes.

La inquietud es que el Reino Unido permanezca atado a las normas del mercado único si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo comercial en el periodo de transición (que irá entre este 29 de marzo y finales de 2020).

Los nuevos textos acordados son: Un “instrumento legalmente vinculante”, que deja claro que la salvaguarda o “garantía” no está diseñada para ser permanente; y un suplemento añadido a la Declaración Política (documento separado al acuerdo de retirada), por el que el Reino Unido y la UE se comprometen a acelerar la negociación sobre su futura relación comercial.

El tercero es una “declaración unilateral” del Reino Unido que reafirma el poder soberano del país para abandonar el mecanismo de salvaguarda si las negociaciones sobre la futura relación no prosperasen.

Los diputados deben hacer una valoración “política” del acuerdo, según el abogado del Gobierno británico

Los diputados del Reino Unido deben hacer una valoración “política” sobre el acuerdo del “brexit” si bien permanece el riesgo legal acerca de la polémica salvaguarda irlandesa, señaló hoy el abogado del Gobierno, Geoffrey Cox, al abrir el debate sobre el pacto de la retirada británica de la UE.

En una declaración en la Cámara de los Comunes, Cox pidió a los diputados que “voten a favor del acuerdo”, después de que su asesoramiento legal relacionado con los textos adicionales al texto del “brexit” causaran inquietud entre algunos diputados.

El letrado empezó a explicar a los comunes las implicaciones legales de los nuevos instrumentos antes de que los Comunes voten este martes -a partir de las 19.00 GMT- el acuerdo “mejorado”, según palabras de la primera ministra británica, Theresa May.

Según Cox, los textos adicionales mejoran el acuerdo del “brexit” y “es de interés del Reino Unido y de la UE acordar una futura relación (comercial) lo más pronto posible”.

El “riesgo legal” de que el Reino Unido permanezca en la salvaguarda o “garantía” -diseñada para evitar una frontera fija entre las dos Irlandas- no ha quedado disipada, advirtió Cox.

La cuestión ahora es si, a la luz de los nuevos documentos, la cámara debe hacer una “valoración política” sobre si aprueba o no el acuerdo de la retirada británica de la UE, dijo.

El abogado rechazó que no haya nada nuevo en los documentos adicionales y recalcó que éstos “reducen significativamente” el riesgo de mala fe por parte de la UE para dejar indefinidamente al Reino Unido en el mecanismo de seguridad irlandés.

BRUSELAS (BÉLGICA), 13.03.2019. El Parlamento del Reino Unido ha rechazado el ‘Acuerdo del Brexit’. El negociador jefe de la Unión Europea para el “brexit”, Michel Barnier, reacciona durante un debate en el pleno de la Eurocámara celebrado este miércoles, después de que los diputados de Westminster tumbasen anoche el pacto negociado por el Gobierno de Theresa May con el bloque europeo, en Estrasburgo, Francia. Efe

Cox insistió en que la Cámara de los Comunes debe “asumir” sus responsabilidades porque la población está “anhelando” que los diputados voten finalmente por el acuerdo del “brexit”.

Los instrumentos adicionales facilitan “aclaraciones útiles, amplían las obligaciones existentes y hay algunas obligaciones nuevas”, recalcó el letrado al tratar de convencer a los diputados sobre la conveniencia de apoyar esta noche el tratado.

Muchos diputados habían manifestado la inquietud sobre la salvaguarda, que establece que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único hasta que se establezca una nueva relación comercial entre ambas partes, que debe ser negociada en el periodo de transición -entre este 29 de marzo y finales de 2020-.

La inquietud es que el Reino Unido permanezca atado a las normas del mercado único si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo comercial en ese periodo de transición.

Los nuevos textos acordados son un “instrumento legalmente vinculante”, que deja claro que la salvaguarda o “garantía” no está diseñada para ser permanente; y un suplemento añadido a la Declaración Política (documento separado al acuerdo de retirada), por el que el Reino Unido y la UE se comprometen a acelerar la negociación sobre su futura relación comercial.

El tercero es una “declaración unilateral” del Reino Unido que reafirma su poder soberano para abandonar la salvaguarda si las negociaciones sobre la futura relación no prosperasen.

El acuerdo original de retirada había sido rechazado en los Comunes el pasado 15 de enero por 432 votos en contra y 202 a favor.

La UE duda de la utilidad de retrasar el “brexit”

La Unión Europea (UE) mostró hoy sus dudas sobre la utilidad de retrasar la salida del Reino Unido del club comunitario, prevista para el 29 de marzo, después de que la Cámara de los Comunes rechazara el martes una vez más el acuerdo de salida pactado con Bruselas.

Al mismo tiempo, los dos principales grupos de la Eurocámara, populares y socialdemócratas, instaron al Gobierno británico a convocar un segundo referendo sobre la permanencia en la UE.

El propio negociador de la Unión Europea para el “brexit”, Michel Barnier, se preguntó este miércoles “para qué” serviría retrasar la salida, en un momento de impás en el proceso.

“Prolongar esta negociación para hacer qué, puesto que la negociación sobre el artículo 50 (sobre la salida de un Estado miembro) está terminada”, declaró el político francés durante un debate en la Eurocámara.

De hecho, Barnier aseguró que antes de solicitar un retraso del “brexit”, el Reino Unido debe indicar a Bruselas qué tipo de relación futura desea establecer con el club comunitario.

Después de que la Cámara de los Comunes rechazara el martes por segunda vez el acuerdo de salida negociado entre la “premier” británica, Theresa May, y la Comisión Europea, los diputados de Westminster votarán hoy si quieren dejar la UE sin acuerdo y el jueves si desean pedir a Bruselas un retraso del “brexit”.

“Tras estos votos, corresponderá al Gobierno británico decirnos, esperamos que de manera positiva, cómo desea proceder para reunir por fin una mayoría constructiva sobre una propuesta”, dijo Barnier.

En el caso de que los diputados británicos se pronuncien a favor de extender las negociaciones, después el Gobierno británico deberá solicitar el retraso del “brexit” a la UE, pero al hacerlo tendrá que justificar esa petición.

A la vista de las razones expuestas, los jefes de Estado y de Gobierno de los veintisiete países que seguirán en el club comunitario tras la marcha británica decidirán si conceden ese retraso, para lo cual se necesita la unanimidad de los mandatarios.

El portavoz de la CE, Margaritis Schinas, reiteró hoy que si el Reino Unido llega a plantear la extensión del artículo 50, los Veintisiete están “preparados para considerarla”.

“Los Veintisiete decidirán dando prioridad también a la necesidad de garantizar el funcionamiento de las instituciones de la UE y teniendo en cuenta las razones y la duración de una posible extensión”, apuntó en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

Las próximas elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar entre el 23 y el 26 de mayo, y la nueva Eurocámara quedará constituida el 2 de julio.

De acuerdo con los tratados de la UE, todos los Estados miembros están obligados a convocar comicios europeos y el Reino Unido podría verse obligado a elegir eurodiputados si el “brexit” se retrasa más de dos meses.

BRUSELAS (BÉLGICA), 12.03.2019. La primera ministra británica, Theresa May (izq), y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (dcha), ofrecen una rueda de prensa conjunta en la sede del Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia). Juncker anunció hoy junto a Theresa May el acuerdo de un nuevo instrumento legalmente vinculante y que da más garantías a las dos partes sobre la salvaguarda irlandesa. Efe.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ya advirtió ayer de que el club comunitario espera “una justificación creíble” para posponer el “brexit”.

Fuentes europeas señalaron que la decisión de los líderes de los países de la Unión Europea en su cumbre de la próxima semana ante una solicitud de extensión no sería automática, sino que debería revisarse “para qué” y “por cuánto tiempo” se ampliaría.

“El 21 de marzo no hay mandato parlamentario para nada. Si no hay mandato, ¿que va a hacer el Consejo? ¿Dar una ampliación por darla?”, plantearon. “Tendría que haber una petición concreta para algo. Es la única forma en la que podemos conseguir un acuerdo”, advirtieron.

Barnier, por su parte, alertó hoy en la Eurocámara de que nos encontramos en “un momento muy grave” porque el riesgo de una salida sin acuerdo “nunca ha sido tan grande”.

El líder del PPE en la Eurocámara, Manfred Weber, consideró que “lo lógico” sería “volver a preguntarles a los ciudadanos” sobre el “brexit”.

“Para el PPE es evidente que no hay justificación para un solo día de ampliación si los británicos no nos explican para qué usarán ese tiempo extra”, añadió el también candidato a ser el próximo presidente de la CE.

Desde la bancada socialdemócrata, el líder parlamentario Udo Bullmann opinó que si la Cámara de los Comunes “continúa bloqueada”, a los ciudadanos del Reino Unido “hay que darles una segunda oportunidad”.

Por su parte, el líder del grupo liberal ALDE y coordinador del “brexit” en la Eurocámara, el belga Guy Verhofstadt, se opuso a “cualquier tipo de prórroga”, aunque “sea un día”, salvo que haya una “opinión clara” del Parlamento británico “sobre algo”.

El exprimer ministro belga dijo que no quiere “una prórroga larga más allá de las elecciones europeas, que quedarían secuestradas por el ‘brexit'”.

Londres y Bruselas resuelven su principal escollo con una “póliza de seguros”

Bruselas, 11 de marzo de 2019

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la primera ministra británica, Theresa May, anunciaron hoy el acuerdo de un instrumento legalmente vinculante a modo de “póliza de seguros” para resolver sus diferencias sobre la salvaguarda irlandesa.

“Como las pólizas tradicionales, no tiene por qué usarse (…) Pero si una de las partes actuase de mala fe, la otra tendría una vía de salida”, explicó Juncker en una rueda de prensa junto a la “premier” británica a altas horas de la noche en Estrasburgo.

Se trata de un avance para la primera ministra conservadora, que este martes tratará de conseguir el visto bueno de la Cámara de los Comunes, que se frustró en el primer intento por falta, precisamente, de aclaraciones sobre los términos de la salvaguarda.

Al mismo tiempo, no implica, según Juncker, reabrir el acuerdo alcanzado entre las partes para el divorcio, una línea roja para los Veintisiete.

“Es una póliza de seguros”, dijo Juncker, quien insistió en que el nuevo instrumento “complementa el acuerdo sin reabrirlo”.

Por su parte May, que mañana tendrá que defender en Londres su acuerdo revisado, explicó que lo que se ha añadido es “jurídicamente vinculante, que es lo que pidió el Parlamento británico”.

En las últimas semanas, los líderes de la UE habían descartado reabrir el texto del acuerdo y rebajar el alcance de la salvaguarda, que en opinión de Bruselas protege los acuerdos de paz de 1998, que no permiten levantar una frontera entre las dos Irlandas, así como la integridad del mercado único.

Los euroescépticos británicos creen, sin embargo, que ese mecanismo dejará al Reino Unido integrado en las estructuras de la UE hasta que se firme un nuevo acuerdo comercial, lo que puede tardar años, y eso dificultará negociar tratados comerciales con terceros países.

Con el nuevo instrumento, que da más garantías a las partes en sus reivindicaciones, May espera conseguir este martes el respaldo que no obtuvo en su primer examen ante el Parlamento británico, hace dos meses.

“Con estos cambios vinculantes queda claro que (la salvaguarda) será temporal y que si se aplicase pues también garantizamos alternativas como también pidió el Parlamento”, añadió May.

Por su parte, Juncker quiso dejar claro que no habrá “tercera oportunidad” si la “premier” británica vuelve a fracasar en la Cámara de los Comunes.

“No vamos a negociar más, yo creo que he sido muy claro”, dijo el presidente del Ejecutivo comunitario, quien añadió que si mañana mismo May consigue apoyos empezarán “inmediatamente” los contactos para diseñar la futura relación entre la UE y Reino Unido como tercer país.

“O este acuerdo o no habrá brexit”, dijo Juncker, quien dijo que en manos de los parlamentarios británicos hay “una gran responsabilidad”.

May decidió viajar esta noche a Estrasburgo para reunirse con el jefe del Ejecutivo comunitario apenas horas antes de su examen en Westminster.

Fuentes de la delegación de los conservadores británicos en el Parlamento Europeo habían adelantado a Efe que en las últimas horas se habían afinado los dos equipos jurídicos que habían perfilado sus aproximaciones sobre la salvaguarda, el principal escollo para la ratificación británica del acuerdo de “brexit”.

Juncker y May comparecieron ante la prensa cerca de la medianoche y tras algo más de dos horas y media de reunión.

La británica llegó exactamente a las 20.00 horas GMT (21.00 hora local) por la entrada del edificio Winston Churchill del PE, el mismo en el que tienen sus despachos los miembros de la Comisión Europea.

Se reunieron en Estrasburgo y no en Bruselas, porque aquí se reúne el colegio de comisarios cuando hay sesión plenaria.

Theresa May se ha comprometido a convocar dos nuevas votaciones esta semana, si el pacto es rechazado por segunda vez.

En ese caso, el miércoles se sometería a votación la posibilidad de abandonar la UE sin un acuerdo, y si esa opción tampoco fuera respaldada por una mayoría de diputados, el jueves se consideraría la opción de pedir a Bruselas una extensión del plazo de salida más allá del 29 de marzo.

El primer ministro irlandés pide a los diputados británicos que apoyen el acuerdo del “brexit”

Dublin (Irlanda del Norte (Reino Unido), 12.03.2019

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, calificó este martes de “positivos” los últimos avances sobre el acuerdo del “brexit” y pidió a los diputados británicos que voten esta noche a favor del pacto en la Cámara de los Comunes.

En unas declaraciones a los medios, el “Taoiseach” afirmó que los nuevos documentos firmados no perjudican el acuerdo de retirada ya negociado, pues son textos “complementarios”.

“El brexit ha sido una nube oscura durante muchos meses, un voto positivo puede disipar esa nube y restablecer la confianza en el Reino Unido, Irlanda y la Unión Europea”, afirmó Varadkar, después de que el Gobierno británico consiguiera garantías “vinculantes” relacionadas con la controvertida cláusula irlandesa.

El jefe del Gobierno irlandés recordó que el acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE no ha sido modificado, sino que se han añadido unos documentos que permiten aclarar y disipar las inquietudes que había generado la cláusula irlandesa, pensada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas.

El nuevo instrumento, considerado legalmente vinculante, firmado el lunes facilita “más claridad, tranquilidad y garantías pedidas por algunos (diputados) a fin de eliminar dudas o temores, aunque irreales, de que el objetivo era atrapar indefinidamente al Reino Unido en la salvaguarda”, afirmó el primer ministro irlandés.

“No lo es -insistió-. Estas dudas y temores pueden quedar despejados”.

“Yo espero y confío en que el acuerdo de retirada pueda ahora ser apoyado por la Cámara de los Comunes”, dijo Varadkar, que calificó de “positiva” la reunión de anoche en Estrasburgo entre May y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

La Cámara de los Comunes empezará el debate del “brexit” a las 12.30 GMT y la crucial votación se espera sobre las 19.00 GMT.

La decisión que tomen los diputados determinará el camino que seguirá el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), cuya fecha está prevista para este 29 de marzo.

Los tres documentos negociados pueden ser la clave para convencer a la influyente ala euroescéptica del Partido Conservador de May y a los diputados del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) a que respalden el pacto, ya que la “premier” necesita el respaldo de ambos grupos pues preside un Gobierno en minoría.

La principal inquietud de estos dos grupos reside en la salvaguarda irlandesa, que establece que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único hasta que se establezca una nueva relación comercial entre ambas partes.

La inquietud de los euroescépticos y del DUP es que el Reino Unido permanezca atado a las normas del mercado único si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo comercial (negociado en el periodo de transición hasta finales de 2020) tras el “brexit”.

Los nuevos textos son un “instrumento legalmente vinculante”, que deja claro que la salvaguarda o “garantía” no está diseñada para ser permanente; un suplemento añadido a la Declaración Política (documento separado al acuerdo de retirada), por el que el Reino Unido y la UE se comprometen a acelerar la negociación sobre su futura relación comercial en el periodo de transición.

El tercer documento es una “declaración unilateral” del Reino Unido que deja claro el poder soberano del país para abandonar el mecanismo de salvaguarda si las negociaciones sobre la futura relación no prosperasen.

El Parlamento británico vota si acepta un “brexit” sin acuerdo

Londres, 13 de marzo de 2019

El Parlamento británico vota hoy si acepta una retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin acuerdo, después de que los diputados tumbasen anoche el pacto negociado por el Gobierno de Theresa May con el bloque europeo.

La Cámara de los Comunes empezará el debate sobre las 14.30 GMT y la votación está prevista para después de las 19.00 GMT, en lo que será una intensa jornada parlamentaria porque también está previsto que el ministro de Economía, Philip Hammond, presente -a las 12.30 GMT- las previsiones para el crecimiento de la economía británica.

Por 391 votos frente a 242, la cámara baja rehusó anoche ratificar el texto, que incorporaba garantías adicionales respecto a la versión que se votó en enero de que el mecanismo para evitar una frontera en Irlanda del Norte no será una solución permanente.

Se espera que esta noche los comunes bloqueen una retirada sin pacto, lo que abrirá la puerta a una prórroga de la salida del país de la UE, prevista en principio para este 29 de marzo.

Si los diputados quieren evitar un “brexit” sin acuerdo, la cámara celebrará mañana por la noche otra votación sobre si autoriza al Gobierno británico a solicitar una extensión de la validez del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que fijó la fecha de retirada para el 29 de marzo tras un periodo de negociación de dos años.

La primera ministra británica, Theresa May, ya ha indicado que un retraso del “brexit” sería breve.

El ministro del “brexit”, Stephen Barclay, declaró hoy a la BBC que una retirada sin pacto alterará la economía pero no materializar el “brexit” puede ser “catastrófico para nuestra democracia”.

“Entre esas elecciones desagradables, creo que no tener ‘brexit’ es el mayor riesgo”, agregó.

Los británicos votaron en junio de 2016 a favor de salir del bloque europeo pero sin conocer los términos en que se materializaría ese “divorcio” del club comunitario.

El Gobierno informó hoy de que no impondrá aranceles sobre la mayoría de las importaciones y no los aplicará sobre los productos irlandeses que entren en la provincia de Irlanda del Norte si el país sale finalmente de la UE sin acuerdo.

Ante la actual incertidumbre, el Gobierno dio a conocer estas nuevas medidas temporales, que implican, según indicó el Ejecutivo, una “modesta liberalización” del régimen de tarifas ya que el 87 % de las importaciones no estarán sometidas a aranceles.

 

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies