El TEDH condena a Rusia por violaciones de derechos humanos en Chechenia contra familia de periodistas

.La segunda denuncia atañe a la familia de periodistas formada por Zoya Svetova, Viktor Dzadko y sus hijos Filipp, Tikhon y Timofey Dzyadko

FOTOGRAFÍA. MOSCÚ (RUSIA), 28.09.2022. El presidente del régimen ruso, Vladímir Putin. Efe

Efe.- París (Francia), martes 24 de enero de 2023. París, 24 ene. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) publicó hoy la sentencia de dos casos contra Rusia, en las que el país es condenado por actos de tortura contra un ciudadano ruso residente en Chechenia, así como por violaciones de derechos humanos contra una familia de periodistas.

Dado que los hechos ocurrieron antes de la expulsión de Rusia del Consejo de Europa, el 16 de marzo de 2022, el tribunal con sede en Estrasburgo se consideró competente para juzgar estos hechos, que se evalúan con un juez «ad hoc» (creado para una situación concreta) encargado de estudiar este tipo de casos.

El primer caso se refiere al defensor de derechos humanos ruso Ruslan Kutayev.

Involucrado en la celebración de una conferencia por el 70 aniversario de la deportación de la población chechena de 1944 (reconocida como un acto de genocidio por el Parlamento Europeo), Kutayev fue interpelado por personas armadas y camufladas que le torturaron en febrero de 2014.

Kutayev recibió golpes y descargas eléctricas de dos hombres que él identificó como el viceministro checheno del Interior y un funcionario de la administración presidencial chechena. Posteriormente, fue condenado a 4 años de prisión por posesión de heroína.

El tribunal europeo reconoció hoy los malos tratos sufridos por el activista, que «aportó un relato detallado y coherente, respaldado por suficientes pruebas», por encima de la versión oficial del Gobierno ruso, que le acusaba de posesión de estupefacientes.

Así, condenó a Rusia por detención arbitraria en violación de los derechos a la libertad, seguridad y a un proceso equitativo; por lo que deberá pagar 52.000 euros a Kutayev.

La segunda denuncia atañe a la familia de periodistas formada por Zoya Svetova, Viktor Dzadko y sus hijos Filipp, Tikhon y Timofey Dzyadko.

El 28 de febrero de 2017, la policía se presentó en el apartamento familiar con una orden de registro y requisó material electrónico objetos personales y parte del trabajo periodístico de Svetova.

Poco más tarde, descubrieron gracias a sus abogados que dicha orden correspondía a una investigación penal de 2003 contra Mikhail Khodorkovskiy, anteriormente uno de los hombres de negocios más ricos de Rusia. Svetova trabajó años atrás en una organización sin ánimo de lucro Open Russia, fundada por este magnate.

En su fallo, el TEDH dictaminó que los periodistas «no fueron acusados ni sospechosos de ninguna infracción penal» y que la orden de registro utilizaba términos muy generales, por lo que se violó su derecho a la vida privada.

El tribunal también reconoció «una injerencia que no era necesaria en una sociedad democrática» en el trabajo periodístico de Svetova, una violación de la libertad de expresión de la reportera; además de constatar que «los cinco demandantes fueron privados de un recurso (judicial) efectivo», pues no se les permitió denunciar el registro ante los tribunales nacionales.

Los magistrados europeos resaltaron igualmente «la no participación del Gobierno» ruso en el proceso, recordando que «los Estados están obligados a cooperar» con el TEDH, algo de lo que Rusia no está eximida aun no siendo parte ya del Consejo de Europa.

Por ello, el TEDH condenó a Rusia a pagar una suma total de 29.000 euros a la familia de Svetova y Dzyadko.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot