El Tzáhal elimina al nazi Saleh al-Arouri (Hamás) en Beirut 

0
46
FOTOGRAFÍA. SIN LUGAR Y FECHA CONCRETADOS. HECHOS, 02 DE ENERO DE 2024. El asesino número dos del ISIS de Gaza Hamás en el extranjero, el nazi Saleh al-Arouri, murió en una presunta ataque de las fuerzas del Tzáhal en el suburbio de Dahiyeh en Beirut. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI)/Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Jerusalén (Israel), martes 2 de enero de 2024 (Lasvocesdelpueblo y Agencias).- El asesino número dos del ISIS de Gaza Hamás en el extranjero, el nazi Saleh al-Arouri, murió en una presunta ataque de las fuerzas del Tzáhal en el suburbio de Dahiyeh en Beirut (Líbano).

En una conferencia de prensa en noviembre, el primer ministro Benjamín Netanyahu afirmó que había «ordenado» los servicios de inteligencia de Israel, el llamado «Mossad», que actuara «contra los jefes de Hamás dondequiera que estuvieran» tras el ataque del 7 de octubre contra el sur de Israel».

En la misma conferencia de prensa, el ministro de Defensa, Yoav Gallant, dijo que todos los líderes de Hamás «están viviendo un tiempo prestado»..

Con base en el Líbano, al-Arouri, de 57 años, era jefe adjunto de la oficina política del grupo terrorista y era considerado el líder de facto del ala militar de Hamás en Cisjordania (Palestina).

Los funcionarios de inteligencia israelíes creen que al-Arouri también ayudó a planificar el secuestro y asesinato en junio de 2014 de tres adolescentes israelíes (Gil-ad Shaar, Eyal Yifrach y Naftali Fraenkel), así como muchos otros ataques.

Había cumplido varias condenas en cárceles israelíes y fue liberado en marzo de 2010 como parte de los esfuerzos para alcanzar un intercambio de prisioneros más amplio para Gilad Shalit, un cabo de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) secuestrado por Hamás en 2006.

Arouri pasó a participar en la elaboración del acuerdo que preveía la liberación de más de mil prisioneros palestinos de las cárceles israelíes a cambio de la liberación de Shalit en 2011.

Se mudó a Estambul, pero se vio obligado a mudarse cuando Israel reparó los lazos diplomáticos con Turquía, que se habían roto debido a una incursión de las FDI contra una flotilla de solidaridad que se dirigía a Gaza en la que nueve ciudadanos turcos murieron.

Después de pasar un tiempo en Siria, al-Arouri finalmente se mudó a Beirut. Desde allí gestionaba las operaciones militares de Hamás en Cisjordania, impulsando actividades terroristas y organizando la transferencia de fondos para pagar ataques.

También era uno de los funcionarios de Hamás más estrechamente relacionados con Irán y el grupo terrorista Hezbollah en el Líbano.

Allí, al-Arouri estableció una fuerza local de Hamás formada por activistas de los campos de refugiados libaneses. El grupo tiene entrenamiento militar y un arsenal de cohetes, aunque no en la misma escala que el grupo terrorista Hezbollah.