España| Sánchez tira de veteranos y ministros de su confianza para renovar ‘su’ PSOE

.Las ministras Montero y Alegría compatibilizarán por el momento sus nuevas tareas con las del Gobierno, pero López se centrará en el Congreso y abandonará su cargo de secretario de Memoria Democrática y Laicidad en la Ejecutiva Federal el partido, donde lo relevará el ministro de Cultura, Miquel Iceta

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 21.07.2022. El presidente del Gobierno y líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ha tirado de veteranos y ministros de su confianza para renovar el PSOE. Arriba, de izqda a dcha., María Jesús Montero, que ocupará el lugar de Lastra como vicesecretaria general del PSOE; Santos Cerdán, secretario de Organización; Patxi López, portavoz en el Congreso de los Diputados. Abajo, de izqda. a dcha., Pilar Alegría, portavoz de la Ejecutiva Federal; Miquel Iceta, secretario de Memoria Democrática y Laicidad; Iván Fernández, secretario del Pacto de Toledo e Inclusión Social. Efe

Efe.- jueves 21 de julio de 2022. El presidente del Gobierno y líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ha tirado de veteranos y ministros de su confianza para renovar el PSOE, con fichajes como el de María Jesús Montero como número dos del partido, Patxi López como portavoz en el Congreso y Pilar Alegría como portavoz en la Ejecutiva Federal.

El PSOE estaba a la espera de emprender una renovación profunda tras la dimisión el pasado lunes de Adriana Lastra como número dos del partido, lo que llevó a Sánchez a convocar un Comité Federal extraordinario el sábado 23 de julio para abordar cambios tanto en la Ejecutiva Federal como en los grupos parlamentarios.

Y aunque todos los cambios deberán ser ratificados en la reunión prevista para el sábado, este jueves ya se han dado a conocer los nombres propuestos por Sánchez para reforzar el PSOE en esta nueva etapa.

La nueva figura clave en el partido será la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, que ocupará el lugar de Lastra como vicesecretaria general del PSOE.

Debido a su condición de número dos estará por delante del secretario de Organización, que seguirá siendo Santos Cerdán, pese a que algunos socialistas apuntaban a la posibilidad de que Sánchez optara por una vía salomónica y prescindiera de él al integrar junto a Lastra una de las dos mitades de la bicefalia de poder.

Además, eran conocidas las desavenencias entre Lastra y Cerdán por el reparto de tareas en el partido, pero en el PSOE estaban satisfechos con la coordinación del secretario de Organización con los territorios y su trabajo es fundamental ante el nuevo ciclo electoral, con elecciones municipales, autonómicas y generales previstas en 2023.

Junto a Montero, las otras figuras destacadas en esta nueva era del PSOE son el exlehendakari Patxi López y la ministra de Educación, Pilar Alegría, que ejercerán como nuevos portavoces en el Congreso de los Diputados y en la Ejecutiva Federal del partido.

Lo harán en sustitución de Héctor Gómez y de Felipe Sicilia, respectivamente, que llevaban ejerciendo como portavoces menos de un año, tras la reestructuración de los grupos parlamentarios el pasado mes de septiembre y la celebración en octubre del 40 Congreso Federal del partido en el que se eligió a la nueva Ejecutiva.

Las ministras Montero y Alegría compatibilizarán por el momento sus nuevas tareas con las del Gobierno, pero López se centrará en el Congreso y abandonará su cargo de secretario de Memoria Democrática y Laicidad en la Ejecutiva Federal el partido, donde lo relevará el ministro de Cultura, Miquel Iceta.

Además, el vicesecretario general del PSOE asturiano, Iván Fernández, pasará a formar parte de la Ejecutiva Federal como secretario del Pacto de Toledo e Inclusión Social en lugar del andaluz Juan Francisco Serrano, que será adjunto al secretario de Organización.

De esta forma, se mantiene el equilibrio territorial en la Ejecutiva Federal tras la marcha de la asturiana Lastra, que alegó motivos personales debido a un embarazo de riesgo y que pasará a formar parte del Comité Federal, el máximo órgano del partido entre congresos.

Uno de los principales objetivos de Sánchez con los cambios emprendidos en el PSOE es mejorar la comunicación y conseguir relanzar el partido, sobre todo tras los malos resultados obtenidos en las elecciones andaluzas del pasado mes de junio.

En el PSOE temen también el impulso que está teniendo el PP de Alberto Núñez Feijóo en las encuestas, hasta el punto de haber superado por primera al PSOE en el CIS desde que Sánchez está al frente del Gobierno.

Y como uno de los problemas de comunicación es la falta de coordinación entre Moncloa y Ferraz, Sánchez ha optado por configurar un «núcleo duro» integrado entre otras personas por su jefe de Gabinete, Óscar López, y cinco ministros: María Jesús Montero, Pilar Alegría, Félix Bolaños, Miquel Iceta e Isabel Rodríguez.

Todos estos ministros, de la máxima confianza de Sánchez, forman ya parte de la Ejecutiva Federal a excepción de Iceta, que la integrará cuando sea ratificado en su cargo de secretario de Memoria Democrática y Laicidad.

Este nuevo grupo de trabajo sigue la estela de un órgano similar que al inicio de la legislatura coordinaba el Gobierno con el PSOE y del que formaban parte Sánchez junto a Lastra (entonces vicesecretaria general del partido), Carmen Calvo (ex vicepresidenta primera del Gobierno), José Luis Ábalos (exsecretario de Organización del PSOE) e Iván Redondo (exjefe de Gabinete).

Todos ellos, a excepción de Sánchez, han perdido la relevancia que tenían en el Gobierno y en el propio PSOE, un partido que en un solo año ha afrontado tres renovaciones con nuevos nombramientos en la Ejecutiva y en los grupos parlamentarios.

La duda ahora es si en el Ejecutivo también llegarán cambios después de la remodelación de julio de 2021.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot