Gere lleva comida a «Open Arms» con 121 inmigrantes, Italia rechaza y señala a España

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. LAMPEDUSA (ISLA ITALIANA) ITALIA, 09.08.2019. Fotografía facilitada por la ONG catalana que hace de «Barco Taxi» Open Arms del actor estadounidense Richard Gere (c), que ha entregado víveres este viernes en el barco de la organización que acoge a 121 inmigrantes que esperan, a la altura de la isla italiana de Lampedusa, para pisar tierra firme desde hace una semana. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Curiosa fotografía: Los inmigrantes están bien y no se parecen a los pobres de África; un menor, supuestamente de familia pobre, con teléfono móvil, hace una foto de recuerdo desde el «Barco Taxi» de la ONG catalana. El actor estadounidense Richard Gere llevó hoy víveres al barco de la ONG catalana del «Barco Taxi» Open Arms, que se encuentra a la espera de que le indiquen un puerto en el que desembarcar a 121 inmigrantes recogidos en el Mediterráneo central hace una semana. Roma (Italia), viernes 9 de agosto de 2019.  

La organización difundió fotografías en las que puede verse al actor y activista, casado con la empresaria española Alejandra Silva, llevar comida y provisiones al buque humanitario.

“Por fin una pequeña buena noticia. Llegan víveres al #OpenArms y contamos con un compañero de tripulación excepcional #RichardGere”, celebró la organización en su cuenta de Twitter.

La estrella de cine llevó paquetes de comida para los inmigrantes rescatados en el mar y la tripulación, así como agua, frutas y verduras.

El actor llegó desde la isla italiana de Lampedusa (sur) y, una vez a bordo del «Buque Taxi», y rodeado de un grupo de futuros MENAS (Menors Extranjeros No Acompañados), explicó que todo el mundo está “bien” y defendió las labores de rescate de la organización española.

“Las personas que vemos en este barco están aquí por el trabajo que Open Arms desarrolla y la cosa más importante para esta gente que se encuentra aquí es llegar a puerto, bajar de los barcos, tocar tierra y empezar una nueva vida”, refirió.

Y pidió el apoyo para que Open Arms siga ayudando a estos “hermanos y hermanas” que escapan de África para buscar un futuro en Europa.

Open Arms espera desde la semana pasada cerca de Lampedusa, en aguas internacionales, a que se le asigne un puerto seguro para poner a salvo a 121 inmigrantes recogidos en el mar en dos operaciones distintas.

El primer rescate fue el jueves 1 de agosto, cuando fueron recogidos 55 inmigrantes, entre ellos dos bebés mellizos y una mujer embarazada, justo cuando su embarcación estaba “a punto de naufragar” -escusa que avanza Open Arms- y entraba agua, explicó el fundador de la ONG, Óscar Camps.

El segundo se dio en plena noche del día después y fueron recogidos 69 personas, entre estas dos niños y dos mujeres embarazadas y “una de nueve meses con contracciones”, y muchos con “signos inequívocos de la violencia sufrida en Libia”, de donde zarparon.

Posteriormente fueron desembarcadas dos mujeres en avanzado estado de gestación y la hermana de una de ellas, pues había perdido a su marido en Libia.

El ministro del Interior de Italia de la formación de Derecha italiana ‘La Liga’, Matteo Salvini, que mantiene los puertos cerrados a las ONG, a las que acusa de favorecer la inmigración irregular, ha insistido en que no permitirá que el barco de Open Arms entre en aguas italianas.

Y que los inmigrantes que hay a bordo son “responsabilidad directa” de Madrid, es decir del Gobierno del presidente Pedro Sánchez, dado que la embarcación es catalana. Sin embargo, el Gobierno en funciones de España ya actuó. Las autoridades españolas prohibieron a Open Arms retomar la búsqueda activa de barcazas en peligro, limitando su actividad, y el 4 de julio la Marina Mercante le advirtió de que afrontaría multas de hasta 900.000 euros si contravenía su petición.

El Parlamento italiano acaba de aprobar un decreto impulsado por Salvini que permite requisar las naves de las ONG que violen la prohibición de entrar en aguas italianas y que prevé multas de hasta un millón de euros.

En España, la Generalidad de Cataluña, en palabras de su presidente separatista Quim torra Pla, ya se ha ofrecido para acoger al barco taxi pero no ha dicho nada sobre su ocupantes. Lo mismo para la ciudad de Valencia que se ha ofrecido a acoger la embarcación pero no a su ocupantes. Solo la comunidad de Extremadura se ha ofrecido a colaborar en la acogida de los 121 inmigrantes.

Por otro lado, silencio de muerto en todos los países europeos. Ni una sola palabra desde Eliseo (Francia) o de Berlín (Alemania.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies