Hambre y sed acabaron con la fuerza de combate del Hamas nazi

0
71
FOTOGRAFÍA. GAZA (PALESTINA), 31 DE DICIEMBRE DE 2023. Detalle de un terrorista de Hamás que se lleva a la ayuda humanitaria y deja hambrientos a los refugiados de guerra palestinos en el califato islámico de la fran de Gaza. Ilustración Shay Charka (Israel)

Jerusalén (israel), domingo 31 de diciembre de 2023 (Fuentes del Ejército de de defensa de Israel, el Tzáhal).- «No Tan humanitaria. ¿Se ha preguntado por qué al comienzo de la guerra, Hamás pidió un acuerdo sobre prisioneros, a un precio ridículo en comparación con el de uno entre mil terroristas al que estábamos acostumbrados en acuerdos anteriores con el diablo? ¿Por qué Hamás no está preparado ahora para ningún acuerdo?

Para saber la respuesta, tenemos que ver qué ha cambiado desde la última transacción. Y la respuesta a eso es la «ayuda no humanitaria» que entró en Gaza. El asedio que impusimos a Gaza al comienzo de la guerra provocó hambre y sed que acabaron con la fuerza de combate y la resistencia del Hamas nazi y los llevaron al borde de la ruptura.

Los primeros libertadores también describieron hambre y una terrible falta de agua potable. Pero desde el acuerdo ha habido un flujo incesante de camiones de suministros directamente a manos de Hamás. Y de ahí la solución al problema de los secuestrados.

Si queremos su liberación «ahora», debemos detener inmediatamente la entrada de camiones de suministros a Gaza y devolver el asedio, con el pretexto de que Hamás violó los términos del acuerdo y no aprobó las visitas de la Cruz Roja para comprobar el estado de los rehenes.

De esta manera, se liberarán más rehenes, se facilitará el trabajo de nuestros soldados contra un enemigo hambriento y sediento, y el poder de Hamás se debilitará frente al público hambriento que se levantará contra él.

No detener el suministro es inhumano para los secuestrados, para nosotros y para los soldados».

EN INGLÉS

«Not so humanitarian

Have you asked yourself why at the beginning of the war Hamas begged for a prisoner deal, at a ridiculous price compared to the one in a thousand terrorists we were used to in previous deals with the devil. Why is Hamas not ready for any deal now? To know the answer we have to see what has changed since the last transaction.

And the answer to that is the «non-humanitarian aid » that entered Gaza. The siege we imposed on Gaza at the beginning of the war resulted in hunger and thirst that killed the fighting strength and endurance of the Nazi Hamas, and brought them to the brink of breaking.

The first liberators also described hunger and a terrible lack of drinking water. But since the deal there has been a non-stop flow of supply trucks directly into Hamas hands.

And hence the solution to the problem of the abductees. If we want their release «now», we must immediately stop the entry of supply trucks into Gaza and return the siege, under the pretext that Hamas violated the terms of the agreement, and did not approve the Red Cross visits to check the condition of the hostages.

In this way, more hostages will be released, the work of our soldiers will be made easier against a hungry and thirsty enemy, and the power of Hamas will be weakened in the face of the hungry public that will rise up against it.

Not stopping the supply is inhumane to the abductees, to us and to the soldiers

Fuentes del Ejército de de defensa de Israel, el Tzáhal«.