Hostelería denuncia una “declaración de guerra” del Gobierno de la Generalidad contra bares y restaurantes

.Añade que “las familias se están arruinando por culpa de su incompetencia” y, en este sentido, precisa que 170.000 trabajadores y trabajadoras catalanas pasarán la Navidad con un Expediente de Regulación temporal de Empleo (ERTE), y que 50.000 profesionales autónomos de la restauración no recibirán ningún tipo de ayuda.
.Concretamente, desde el próximo lunes y hasta el 11 de enero estos establecimientos solo podrán servir desayunos y comidas, con un horario limitado de 7.30 a 9.30 horas para desayunos, y de 13.00 a 15.30 horas para comidas, mientras que las cenas se podrán ofrecer con servicio de recogida en el local entre las 19.00 y las 22.00 horas, y con reparto a domicilio hasta las 23.00 horas.

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 18.12.2020. Una persona lee la prensa entre sillas en la terraza de un bar de la Comunidad autónoma de Cataluña tras el cierre encubierto dictado este viernes por el vicepresidente, que hace de presidente en funciones de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonés (ERC) amparándose al estado de abuso de 6 meses de Pedro Sánchez y pablo Iglesias. Hostelería considera «declaración de guerra» de ese régimen nacionalsocialista de ERC y JxCAT contra los trabajadores de barres, restaurantes y ocio nocturno. Efe

Efe – El Gremio de Restauración de Barcelona ha calificado como una “declaración de guerra, desde hoy y hasta el 14F”, fecha de las elecciones catalanas, lo que considera “un cierre encubierto” de bares y restaurantes tras las medidas restrictivas anunciadas esta mañana por el Gobierno catalán para contener la propagación de la pandemia. Barcelona (España), viernes 18 de diciembre de 2020.

En un comunicado hecho público este viernes, el gremio argumenta que el funcionamiento intermitente de bares y restaurantes durante 4,5 horas al día es “radicalmente inviable” y que “equivale a un nuevo cierre”.

“EERC tiene una obsesión enfermiza con el sector de la restauración”, asegura el gremio, a quien parece que “el departamento de Salud hubiera estado esperando que las cifras empeoraran para cerrar de nuevo bares y restaurantes”, y denuncia que “el acoso” que padecen “es intolerable”.

“No fueron capaces de anticiparse a la segunda ola y cerraron la restauración. No han sido capaces de anticiparse a la tercera ola y hoy imponen un nuevo cierre. ¿Cuándo piensan dimitir?”, se pregunta el Gremio de Restauración de Barcelona.

Añade que “las familias se están arruinando por culpa de su incompetencia” y, en este sentido, precisa que 170.000 trabajadores y trabajadoras catalanas pasarán la Navidad con un Expediente de Regulación temporal de Empleo (ERTE), y que 50.000 profesionales autónomos de la restauración no recibirán ningún tipo de ayuda.

La contundente reacción de este gremio llega después que esta mañana el Gobierno separatista de la Generalidad de Cataluña haya anunciado nuevas medidas restrictivas durante las Navidades para desacelerar los contagios por la covid-19, que afectan especialmente al sector de la restauración.

Concretamente, desde el próximo lunes y hasta el 11 de enero estos establecimientos solo podrán servir desayunos y comidas, con un horario limitado de 7.30 a 9.30 horas para desayunos, y de 13.00 a 15.30 horas para comidas, mientras que las cenas se podrán ofrecer con servicio de recogida en el local entre las 19.00 y las 22.00 horas, y con reparto a domicilio hasta las 23.00 horas.

“¿Quién quiere celebrar la comida de Navidad entre las 13.00 y las 15.00 horas? La avalancha de anulaciones será terrible”, destacan los restauradores, que no entienden que la “única diferencia” con respecto a las medidas que ya conocían “es el cierre de la restauración”, mientras que las reuniones familiares en los domicilios podrán seguir celebrándose con 10 personas.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot