La alcaldesa de ultraizquierda Ada Colau prohíbe la cabalgata de Reyes Magos

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), DICIEMBRE DE 2019. Sus Majestades los Reyes Mago llegan a la ciudad de Barcelona para una noche mágica de los más pequeños en la Comunidad autónoma de Cataluña, siguiendo la tradición cristiana del nacimiento del niño Jesús de Nazaret. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias- El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Barcelona de la alcaldesa de ultraizquierda de Podemos (Cataluña En Común Podemos), los llamdos Comunes, Ada Colau, ha cancelado la tradicional cabalgata de Reyes alegando contagios de covid 19, que este año sustituirá por un programa televisivo de una hora y por una instalación en el Fòrum en la que, con cita previa, los niños podrán visitar el cargamento de regalos de Oriente. Barcelona (España), viernes 13 de noviembre de 2020.

Así lo han explicado en rueda de prensa el teniente de alcalde de Cultura, Joan Subirats, y director de programas culturales del ICUB, Esteve Caramés, quienes han recalcado que, pese a la covid-19, los Reyes Magos “vendrán a Barcelona”.

Como cada año, Sus Majestades, acompañados por los pajes, llegarán al puerto de la capital catalana el 5 de enero en el pailebote Santa Eulàlia y harán un pequeño recorrido hasta llegar al muelle del Fòrum, donde desembarcarán y serán recibidos por la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.

Desde allí, acudirán al recinto donde tienen guardado su cargamento para preparar la distribución de regalos y juguetes, un espectáculo acompañado de música y baile que retransmitirán conjuntamente las televisiones públicas TVE, TV3 y betevé.

Ese mismo espacio del Fòrum, cuya escenografía recreará las tradicionales carrozas, se podrá visitar antes de la llegada de los Reyes Magos, entre el 28 de diciembre y el 5 de enero, con reserva previa y un horario de mañana -de 11 a 14 horas- y tarde -de 16 a 20 horas-, a excepción del 1 de enero, que permanecerá cerrado.

Se trata de un recinto de una hectárea, pensado para ser visitado en unos 50 minutos a través de 700 metros lineales de recorrido, con ocho instalaciones en las que habrá desde carrozas a herramientas, vestuarios y todo tipo de utensilios reales, así como las tradicionales ambientaciones de la cabalgata, carboneros incluidos.

Una de las típicas escenas navideñas que este año no podrá repetirse es la entrega de cartas en mano a los pajes, aunque se habilitarán pantallas para que los más pequeños puedan interactuar con ellos, así como un rincón para que puedan depositar sus misivas.

“Es un espacio amplio, al aire libre, diáfano y bien conectado con el transporte público que permite aplicar todas las medidas sanitarias”, ha resaltado Subirats.

Por el momento, el ayuntamiento aún no ha desvelado cuántas personas podrán hacer su reserva, que se habilitará a partir del 15 de diciembre, pero ha avanzado que serán “muchos niños y niñas”.

En los diferentes distritos de la ciudad tampoco habrá cabalgatas, puesto que las itinerancias y los pasacalles están prohibidos por la pandemia, tal y como ha recordado Subirats, quien ha señalado que se desplegarán en cambio un conjunto de actividades en la céntrica Plaça de Catalunya cuyo programa se detallará más adelante.

Por otro lado, debido a la situación epidemiológica, tampoco se instalará el habitual pesebre de la Plaça de Sant Jaume, pero se montará una exposición en el patio interior del ayuntamiento que recorrerá los diez últimos años de historia de esta tradición y que también requerirá de cita previa para visitarla.

Bajo el título “10 años de pesebres en la Plaça de Sant Jaume” se exhibirán elementos recatados de obras anteriores que se articularán alrededor de las figuras principales: el ángel, los reyes, el nacimiento, los animales y el ‘caganer’.

Sí se montará en cambio el pesebre del Museo Frederic Marès, que elabora la Asociación de Pesebristas de Barcelona y que este año evocará el paisaje de una villa costera, así como el del Monasterio de Pedralbes.

Finalmente, un proyecto lumínico iluminará la fachada del consistorio, donde se proyectarán microescenas con personajes cotidianos del barrio del Raval.

En conjunto, el presupuesto para todas las actividades navideñas que se llevarán a cabo en la ciudad -incluidos los fuegos artificiales de la verbena de Noche Vieja- este año suma 1,5 millones de euros, la misma cantidad de la que se dispuso el pasado año.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot