La doble explosión del edificio parroquial de la Iglesia de La Paloma, previsiblemente causada por una acumulación de gas

.Este jueves se ha conocido la identidad de los cuatro fallecidos: el sacerdote; su amigo David Santos, un feligrés al que pidieron ayuda para arreglar la caldera que había dejado de funcionar; Javier, un albañil de 45 años de La Puebla Amoradiel (Toledo) que trabajaba en el edificio de enfrente, y Stefko Ivanov, un vecino de Fuenlabrada, de nacionalidad búlgara de 46 años que en ese momento pasaba por la calle

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 21.01.2021. El último herido en la explosión registrada ayer, 20 de enero de 2021, en la calle Toledo, un hombre de 53 años con traumatismo craneoencefálico leve y fracturas costales, ha sido dado de alta este jueves del Hospital Ramón y Cajal. Efe

Efe – Este inmueble, que pertenece a la parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real y está ubicado en la calle Toledo 98, ha sufrido dos explosiones por una fuga de gas poco antes de las tres de la tarde, que han causado la muerte a tres personas. Madrid (España), viernes 22 de enero de 2021.

Una “brutal” explosión de gas en el corazón de Madrid causa tres muertos

Madrid. 20.01.2021. Al menos tres personas han fallecido y alrededor de una decena están heridas como consecuencia de una “brutal” explosión de gas ocurrida diez minutos antes de las tres de la tarde en el edificio parroquial de la Iglesia de La Paloma, ubicado en el número 98 de la calle Toledo de Madrid.

Una doble explosión que se ha escuchado a kilómetros de distancia ha destrozado el edificio, que seguía en llamas casi cuatro horas después del suceso, y ha costado la vida a tres hombres de nacionalidad española, uno de ellos un feligrés electricista que había acudido a arreglar la caldera y otro un anciano de 85 años.

Se extingue la fuga de gas en el edificio afectado por explosión en Madrid

Madrid, 21.01.2021. La fuga de gas del edificio que ha explotado este miércoles en la calle Toledo en Madrid se ha extinguido y los Bomberos del Ayuntamiento han podido acceder al interior, según informa Emergencias Madrid.

Este inmueble, que pertenece a la parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real y está ubicado en la calle Toledo 98, ha sufrido dos explosiones por una fuga de gas poco antes de las tres de la tarde, que han causado la muerte a tres personas.

Los Bomberos no han cortado la fuga de gas para evitar las acumulaciones y se han centrado en la búsqueda de víctimas, según relata en un video Carlos Hernando, supervisor de guardia de Bomberos Madrid.

Una vez localizados los fallecidos y tras el permiso judicial se han rescatado los cadáveres y los servicios de seguridad han esperado el corte del gas.

La fuga se ha extinguido sobre las ocho de la tarde y, desde ese momento, los bomberos se han dedicado a refrigerar, enfriar y reconocer la sala de calderas.

También han saneado los elementos inestables de los edificios colindantes y evaluado los elementos estructurales dañados del edificio de la explosión. “Sin luz es el cometido que haremos mañana”, ha relatado este bomberos.

Con la llegada de la noche se han ido retirando muchos efectivos, aunque se han quedado algunos por precaución, y mañana con la ayuda de otros medios municipales se retirarán los escombros con material de obra.

Dado de alta el último herido que permanecía hospitalizado tras la explosión

Madrid, 21.01.2021. El último herido en la explosión registrada ayer en la calle Toledo, un hombre de 53 años con traumatismo craneoencefálico leve y fracturas costales, ha sido dado de alta este jueves del Hospital Ramón y Cajal.

Según han indicado a Efe fuentes del Hospital Ramón y Cajal, donde permanecía hospitalizado, el hombre ha sido dado de alta, por lo que no queda ningún herido en los hospitales del Servicio Madrileño de Salud.

Se investiga el origen de esta doble explosión, previsiblemente causada por una acumulación de gas, que esta madrugada se ha cobrado una cuarta vida, la del sacerdote Ramón Pérez de Ayala, de 36 años de edad, fallecido en el hospital de La Paz como consecuencia de las graves heridas que le provocó el accidente.

Este jueves se ha conocido la identidad de los cuatro fallecidos: el sacerdote; su amigo David Santos, un feligrés al que pidieron ayuda para arreglar la caldera que había dejado de funcionar; Javier, un albañil de 45 años de La Puebla Amoradiel (Toledo) que trabajaba en el edificio de enfrente, y Stefko Ivanov, un vecino de Fuenlabrada, de nacionalidad búlgara de 46 años que en ese momento pasaba por la calle.

Casa del Rey traslada el pésame a familias de los fallecidos por la explosión

Madrid, 22.01.2021.  La Casa del Rey ha trasladado “el pésame a las familias de los fallecidos” y su “cercanía y cariño” tras la explosión registrada ayer en un edificio de la calle Toledo de Madrid, en la que han muerto cuatro personas.

Según una nota de la Achidiócesis de Madrid remitida a Efe, la Casa del Rey ha hecho llegar al arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, un telegrama en el que expresa que “hemos sentido profundamente y seguido muy de cerca las trágicas noticias sobre el fallecimiento de las cuatro personas en la explosión del edificio del Arzobispado de Madrid en la calle Toledo”.

“En estos momentos de dolor, queremos trasladar, por su intermedio, el pésame a las familias de los fallecidos, así como toda nuestra cercanía y cariño. También enviamos nuestro apoyo y mejores deseos de pronta recuperación a los heridos y afectados”, añade.

De la decena de heridos causada por la explosión, el último de ellos que permanecía hospitalizado, un hombre de 53 años con traumatismo craneoencefálico leve y fracturas costales, fue dado de alta este jueves del Hospital Ramón y Cajal.

Se investiga el origen de esta doble explosión, previsiblemente causada por una acumulación de gas.

Este jueves se ha conocido la identidad de los cuatro fallecidos: el sacerdote Ramón Pérez de Ayala, de 36 años; su amigo David Santos, un feligrés al que pidieron ayuda para arreglar la caldera que había dejado de funcionar; Javier, un albañil de 45 años de La Puebla Amoradiel (Toledo) que trabajaba en el edificio de enfrente, y Stefko Ivanov, un vecino de Fuenlabrada, de nacionalidad búlgara de 46 años que en ese momento pasaba por la calle.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot