La Fiscalía pide el ingreso en prisión de los corruptos del «Caso Palau» del partido de Puigdemont

FOTOGRAFÍA. PERPIÑÁN (FRANCIA), 29.02.2020. El prófugo de la Justicia española, quien no goza de inmunidad parlamentaria europea en España sino en toda la Unión Europea, al ser hasta ahora eurodiputado en la Eurocámara, quien fue presidente de la Generalidad de Cataluña desde el 12 de enero de 2016 hasta su cese, en aplicación de las medidas del Artículo 155 de la Constitución Española en Cataluña el pasado 27 de octubre de 2017, Carles Puigdemont Casamajò, hoy en Perpiñán (Francia) ante más de 150.000 separatistas movilizados por el llamado Consejo de la República Catalana'. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – La Fiscalía Anticorrupción ha pedido el ingreso en prisión de los exresponsables del Palacio de Música de la Generalidad de Cataluña —Palau de la Música— los delincuentes separatistas del llamado «Caso Palau»: Fèlix Millet, Jordi Montull y su hija Gemma, así como del extesorero de Convergencia (CDC)-PDECAT-JxCAT del prófugo de la Justicia Carles Puigdemont Casamajò, los delincuentes: Daniel Osàcar, para cumplir las penas que les impuso el Tribunal Supremo por el desvío de fondos a través de la entidad cultural. Barcelona (España), viernes 8 de mayo de 2020.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, la Fiscalía ha pedido a la sección décima de la Audiencia de Barcelona que ejecute la sentencia del «Caso Palau», una semana después de que el Tribunal Supremo confirmara las condenas a los responsables del desfalco y del pago de comisiones ilegales a CDC.

En su petición, el ministerio público también pide a la Audiencia que expida los requerimientos oportunos para que Convergencia-PDECAT-JxCAT de Puigdemont devuelva los 6,6 millones de comisiones ilegales que cobró a través del Palau de la Música.

Una vez que la sentencia ha devenido firme, la Fiscalía ha instado al tribunal a ejecutar las condenas impuestas: 9 años y 8 meses de prisión y multa de 4,1 millones de euros para Félix Millet, expresidente de la institución, y 7 años y 6 meses con multa de 2,9 para quien fuera su mano derecha, Jordi Montull.

Millet y Montull, que también deberán devolver 23 millones de euros que sustrajeron de las estructuras del Palau, cumplieron menos de un mes de cárcel en 2018 por orden de la Audiencia de Barcelona, cuando la sentencia todavía no era firme, pero quedaron en libertad tras pagar 400.000 y 100.000 euros de fianza, respectivamente.

En su sentencia, el Supremo rebajó las condenas de la exresponsable financiera del Palau Gemma Montull, hija de Jordi, que pasa de 4 años y 6 meses de prisión a 4 años con multa de 2,6 millones de euros; y al extesorero de Convergencia-PDECAT-JxCAT Daniel Osácar, de 4 años y 5 meses de prisión a 3 años y 6 meses con multa de 3,7 millones.

Precisamente, Gemma Montull logró reducir considerablemente su condena gracias a que su padre, días antes del juicio, pactó con la Fiscalía una rebaja de su petición de pena que librara a su hija de la cárcel, a cambio de reconocer ante el tribunal que CDC cobró comisiones de hasta el 4% a través del Palau de la Música.

El ministerio público ha pedido también a la Audiencia de Barcelona que ejecute el decomiso de los 6,6 millones de euros en comisiones ilegales de la constructora Ferrovial que cobró CDC a través del Palau de la Música.

Para afianzar las indemnizaciones que pudieran fijarse por el pago de comisiones ilegales del «caso Palau», el juez instructor acordó en su día el embargo de la sede principal de CDC en Barcelona, edificio que la formación vendió, por lo que tuvo que poner a disposición del juzgado quince locales del partido que sumaban un valor equivalente.

La sentencia del «caso Palau» da por probado que Millet y los Montull pactaron con el extesorero de Convergencia-PDECAT-JxCAT el pago de mordidas de la constructora Ferrovial, a cambio de beneficiarle en la adjudicación de obras, como la Ciudad de la Justicia o la línea 9 del metro, durante de etapa de Gobierno de Jordi Pujol.

Los pagos se escondían bajo la simulación del patrocinio de las actividades del Palau de la Música.

Por su mediación, Millet y Montull percibían el 1,5% del total de la comisión, y el porcentaje restante lo hacían llegar a Convergencia-PDECAT-JxCAT por tres vías: en efectivo a los tesoreros del partido, a través de simulados convenios con la Fundación afín Trías Fargas (luego CatDem), o con facturas de servicios prestados a Convergencia-PDECAT-JxCAT, como si en realidad fueran para el Palau.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot