La Justicia rechaza la nulidad y juzgará a los golpistas de la Mesa del Parlamento de Cataluña por el 1-O

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 21.07.2020. Los miembros de la Mesa del Parlament de la pasada legislatura: Lluis Corominas (d), Anna Simó (2d), Ramona Barrufet (c), y Lluís Guinó (2i), junto a la exdiputada de la CUP Mireia Boya (i), durante el comienzo del juicio. Efe 

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, alegando la igualdad de la ley para todos los ciudadanos, ha rechazado la solicitud de nulidad del juicio que las defensas de los golpistas ex miembros de la Mesa del Parlamento autonómico de Cataluña habían planteado como cuestiones previas alegando la inviolabilidad parlamentaria. Barcelona (España), martes 21 de julio de 2020. 

Tras una deliberación que se ha prolongado casi media hora, el tribunal ha anunciado a las partes que juzgar a los golpistas ex miembros de la Mesa del Parlamento de Cataluña por admitir a trámite las leyes del referéndum separatista no autorizado por la Justicia del 1-O de 2017 y de desconexión de la legalidad vigente no supone vulnerar su derecho a la inviolabilidad parlamentaria.

“Nadie está por encima de la ley, tampoco nuestro cuerpo legislativo”, ha expuesto Jesús María Barrientos en nombre del tribunal, que ha añadido que esta decisión “se basa en el artículo 4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que establece que el poder jurisdiccional se extiende a todas las personas y a todas las materias”.

En la misma línea, también ha señalado que aunque las defensas han alegado que juzgar los hechos cometidos por los acusados implica lesionar sus derechos fundamentales de libertad de expresión, libertad ideológica y libertad de reunión, “ello será valorado debidamente por el tribunal en la sentencia”.

Por otro lado, el tribunal también ha desestimado la petición de las defensas de excluir a la abogacía del estado del juicio alegando una cuestión de “integridad procedimental”, ya que la abogacía del estado estuvo presente al inicio de la causa, que nació en la sala segunda del Tribunal Supremo en 2017, cuando empezó a judicializarse el conflicto independentista en el alto tribunal.

Ante todo ello, las defensas han formulado protesta formal para poder recurrir dichas decisiones ante “instancias judiciales posteriores”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot