La Masonería, secta de prácticas oscuras, apuesta ahora por la apertura en España

Efe – “Cuanto más nos abramos mucho mejor, porque, al final, la gente tiene una imagen extraña de la Masonería por desconocimiento, y el desconocimiento es culpa nuestra, de los masones, porque no hemos sabido explicar realmente qué hacemos y qué somos, y no hemos mostrado ese orgullo de nuestra condición”, ha dicho hoy el gran maestro de su Gran Logia de España, Óscar de Alfonso. Las Palmas (España), viernes 23 de junio de 2017. Fotografía: Varias decenas de masones celebraron hoy, viernes 23 de junio de 2017, los tres siglos de historia de la Masonería moderna con un desfile que discurrió entre la plaza de la Real Sociedad Económica de Amigos del País y el busto de López Botas, en el caso histórico de Las Palmas de Gran Canaria, el cual estuvo presidido por el gran maestro de la Gran Logia de España, Óscar de Alfonso Ortega. Efe.

Las Palmas de Gran Canaria, 23 jun (EFE).- La Masonería, lastrada durante siglos por un secretismo que la llevó a ser tachada de secta y hasta propició que fuera objeto de una leyenda negra que le atribuía prácticas oscuras, apuesta en estos tiempos por una apertura que cree que “ha beneficiado totalmente” a ese movimiento.

“Cuanto más nos abramos mucho mejor, porque, al final, la gente tiene una imagen extraña de la Masonería por desconocimiento, y el desconocimiento es culpa nuestra, de los masones, porque no hemos sabido explicar realmente qué hacemos y qué somos, y no hemos mostrado ese orgullo de nuestra condición”, ha dicho hoy el gran maestro de su Gran Logia de España, Óscar de Alfonso.

Y ha insistido: “Cuanta más nos abramos a la sociedad, mucho mejor, para la sociedad y para nosotros”.

El gran maestro de la Gran Logia de España ha hecho estas declaraciones antes de participar en Las Palmas de Gran Canaria en un desfile que conmemora los 300 años de la Masonería moderna, con un recorrido por el barrio histórico de Vegueta que ha incluido una ofrenda floral ante el busto que recuerda a uno de los masones que fue alcalde de la ciudad, Antonio López Botas (1818-1888).

De Alfonso ha argumentado que prueba de lo bueno que les ha resultado abrirse a la sociedad es el crecimiento que ha registrado el número de miembros de su organización, que era de 1.900 en 2010 y en la actualidad ha llegado a más de 3.100, logrando así acabar con un “techo de cristal” que había existido tradicionalmente.

“Antes nunca llegábamos a 2.000 y ahora hemos superado los 3.000”, ha precisado, “orgulloso” de eso haya ocurrido durante su etapa al frente del movimiento.

Además, ha valorado que ese avance ha sido posible porque la nueva postura de la Masonería española ha permitido que deje de ser considerada “una sociedad secreta”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot