La ministra Rodríguez al independentismo: «España no puede prescindir de ninguno de sus hijos». «Es lo bastante grande para que quepamos todos y todas»

0
344
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 21.01.2022. La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez (c), la nueva delegada del Gobierno, María Eugenia Gay (i), y la exdelegada de Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera (d). Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Redacción.- Barcelona (España), viernes 21 de enero de 2022. La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha destacado en la toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno en Cataluña que «España está llamada a una transformación económica y social nunca vista en cuarenta años y Cataluña será fundamental».

Isabel Rodríguez, que ha presidido el acto de toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugenia Gay, ha señalado que ahora tenemos que aprovechar las oportunidades que se nos presentan: «La política al servicio de la resolución de los problemas y contribuir a un proyecto colectivo mejor, con contraste de posiciones, siempre, pero sobre la base de alcanzar acuerdos y actuando desde la lealtad institucional y con la disposición de acerca posturas».

La ministra, que ha puesto en valor «la política y la dedicación pública, que fortalecen la democracia y las instituciones, ha felicitado a María Eugenia Gay por su nombramiento, «abogada respetada y reconocida», y ha agradecido a Teresa Cunillera, que abandona el cargo que ha ocupado desde 2018, «por su contribución a restaurar la normalidad institucional y a mejorar las relaciones y la colaboración entre los diferentes cuerpos policiales de Cataluña».

Isabel Rodríguez ha recordado en su intervención a Josep Tarradellas, cuando reclamaba unión en Cataluña diciendo que «nuestro país es demasiado pequeño para que se desdeñe a ninguno de sus hijos y lo bastante grande para que quepan todos». Al hilo de aquellas palabras del expresidente de la Generalitat, la ministra ha añadido que «España tampoco puede prescindir hoy de ninguno de sus hijos y es lo bastante grande para que quepamos todos».

Isabel Rodríguez ha descrito los dos primeros años de legislatura como un tiempo duro por la pandemia. «Hemos tenido que gestionar un tiempo extraordinario», pero un periodo que también nos deja conclusiones: «En este tiempo tan difícil, gracias a la colaboración de todas las administraciones, el sector privado y la ciudadanía, hay que poner en valor también la estrategia de vacunación, un éxito de las administraciones y de la sociedad que han hecho posible que nuestro país lidere este proceso de vacunación».

«Hemos innovado en superar las dificultades», ha recalcado la ministra que ha puesto como ejemplo la gestión de los ERTE, «a los que 3,3 millones de españoles tuvieron que acogerse y el 95% ya se ha incorporado a su puesto de trabajo».

Se ha referido también a la salida de la crisis, con una respuesta global dentro de la UE: «Partimos de un marco distinto, hemos elaborado un plan de futuro para España, en el que Cataluña es una pieza clave, el Plan de Recuperación, gracias a los fondos europeos que abren las puertas de esperanza para al economía, para la cohesión social y para el avance en la igualdad», ha señalado.

Isabel Rodríguez, se ha dirigido a la delegada para desearle éxito en el trabajo que ahora tiene encomendado: «La encomienda que te hacemos, como representante del Gobierno de España en Cataluña, es que atiendas a la ciudadanía en sus proyectos vitales, para que puedan desarrollarse con plenitud, acompañar a los emprendedores, a los profesionales, a los trabajadores, a las pequeñas y medianas empresas, a las personas vulnerables, a la juventud, vamos a trabajar para reducir desigualdades, fortalecer los servicios públicos y la cohesión social y territorial, vamos a avanzar en igualdad. En definitiva, delegada, estoy convencida de que, con tu buen hacer, vas a cumplir con los catalanes desde la Administración General del Estado en Cataluña».

La ministra ha finalizado su intervención mostrando su convencimiento de que la nueva delegada del Gobierno, con su entrega y trabajo, junto a la dedicación de todos los servidores públicos de la Administración General del Estado en Cataluña, sacarán adelante los retos que tienen por delante en esta etapa ilusionante. «El objetivo no es otro que construir juntos un futuro mejor. A la ciudadanía nos debemos, y en eso estamos comprometidos».

Nueva delegada del Gobierno María Eugenia Gay

En sus primeras palabras, la nueva delegada del Gobierno, María Eugenia Gay, ha expresado sus objetivos: «Asumo esta responsabilidad con ilusión y firme compromiso para llevar a cabo mi tarea como delegada desde la máxima rigurosidad para preservar el Estado de Derecho, impulsar los postulados democráticos y, como no puede ser de otra manera, servir la ciudadanía».

«Trabajaré con total dedicación para que la Delegación del Gobierno en Cataluña continúe siendo una institución transparente, moderna y abierta, que escuche a la ciudadanía y atienda sus peticiones, que siga trabajando con rigor, prudencia y seriedad para resolver los problemas y construir el futuro sobre la base del diálogo y el entendimiento y hacer de la palabra el centro de gravedad y el punto de encuentro de la acción institucional», ha subrayado.

«Desde la colaboración institucional de todas las administraciones públicas, desde los ayuntamientos a las instituciones europeas, hemos de buscar fórmulas para responder a los problemas de la ciudadanía y garantizar un futuro de reactivación económica, con amplios acuerdos y consensos que nos permitan afrontar las máximas oportunidades que nos ofrecen los fondos europeos».

«Un futuro de reconstrucción social, a través del fortalecimiento de los servicios públicos que ayuden a reducir las desigualdades, que estén al lado de los más vulnerables y refuercen la educación y la sanidad como pilares básicos de la igualdad social», ha añadido.

María Eugenia Gay ha expresado su decidida apuesta por la convivencia, el reconociendo la pluralidad y la diversidad, su compromiso firme de buscar consensos para responder a las necesidades de la ciudadanía y ha puesto en valor «la tarea de las servidoras y servidores públicos así como la imprescindible cooperación y colaboración entre todas las distintas administraciones públicas como la única manera de avanzar».

La nueva delegada del Gobierno en Cataluña ha reivindicado «los grandes principios humanistas, como la libertad, la solidaridad, la fraternidad, la cohesión, la justicia y la igualdad de oportunidades» haciendo especial énfasis en «la defensa de la igualdad y la democracia, que es luchar también por los derechos de las mujeres».