La separatista Rigau niega la mayor ante el TSJC y dice que «el Parlamento Catalán» es suya

0
551

Agencias – La consejera de Enseñanza del gobierno separatista catalán, Irene Rigau, se ha negado hoy a responder a las preguntas de la Fiscalía ni de las acusaciones populares en su declaración como imputada por la organización del golpe del Estado en cataluña bajo la escusa de consulta de alternativa de autodeterminación de Cataluña del pasado 9 de noviembre 2014, en la que ha negado que diese ninguna orden a los directores de instituto. Rigau asegura que «cumplía un mandato del Parlamento autonómico de Cataluña, mi Parlamento«, enfatizó.  Barcelona, 13 octubre 2015. <Fotografía: La consejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, atiende a los medios de comunicación tras prestar declaración ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para aclarar su papel en la organización de la consulta alternativa independentista del 9N. Foto/Efe>. 

En una breve declaración a los periodistas tras responder a las preguntas del juez, la consejera en funciones ha explicado que no ha respondido a la Fiscalía porque le es «difícil de entender» el cambio de criterio de este órgano judicial, que se querelló contra ella después de que los fiscales de Cataluña consideraran que no había lugar a la acusación, y que en todo caso no ha hecho «nada malo».

De hecho, la querella contra Irene Rigau, la exvicepresidenta del Gobierno catalanista, Joana Ortega, que declara esta tarde, y el presidente en función de Cataluña, Artur Mas, que lo hará el próximo jueves, se presentó después de que la junta de fiscales de Cataluña no lo considerara conveniente, aunque a los dos días se impuso el criterio de la Fiscalía General del Estado.

Rigau ha prestado declaración esta mañana durante cerca de una hora y se ha limitado a contestar a la preguntas planteadas por el juez Joan Manel Abril y a su defensa, mientras se ha negado a responder a la Fiscalía y a los abogados de la acusaciones populares, ha indicado. La separatista excluyente ha asegurado ante el juez, según su declaración a la prensa, que no dio «ninguna orden ni instrucción a los directores de instituto» para la organización del golpe de Estado separatista catalán del 9 de noviembre 2014 y que se limitó «simplemente a informarles de que los centros podrían ser usados» para la misma por parte de voluntarios.

Ha considerado «extrañísimo» que se quiera establecer un delito de enriquecimiento a la hora de organizar la consulta -aludiendo a la malversación de caudales- y ha añadido: «ni pensamos ni hicimos nada para enriquecernos». Irene Rigau no ha querido entrar en valoraciones políticas sobre el proceso en el que está inmersa, y ha afirmado que tiene su conciencia «bien tranquila», en el sentido de que no «he hecho nada negativo», para añadir que «cumplía un mandato del Parlamento autonómico de Cataluña, mi Parlamento», dice que el parlamento autonómico de Cataluña es suya esta mujer.

La jefe del departamento de educación -adoctrinamiento de los niños- ha sido despedida por los cientos de personas que se agolpan en la calle ante la sede del TSJC a gritos de «independencia» y «fuera la justicia española». Vestida sobriamente con tonos blancos y negros, este individuo ha leído su declaración ante la prensa en tono firme y pausado aunque se la notaba nerviosa, y ha perdido por un momento uno de los papeles que llevaba escritos, que ha recogido una de sus asesoras del departamento que la han acompañado hoy.