Los británicos votan en unas elecciones tensas marcadas por el “brexit”

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. LONDRES (REINO UNIDO), 12.12.2019. Un cartel reza «Se Busca». Un final a la corrupción gubernamental, sobornos y mentiras en nombre del brexit" mientras manifestantes antibrexit se manifiestan, a las puertas del Parlamento en Londres (Reino Unido) Efe

Efe – Los conservadores del primer ministro británico, Boris Johnson, han obtenido una abrumadora mayoría absoluta en las elecciones generales celebradas hoy en el Reino Unido, tras su fuerte campaña centrada en ejecutar el “brexit”, según un sondeo a pie de urna. Con los resultados de 50 de las 650 circunscripciones electorales del Reino Unido declarados, comienzan a corroborarse las predicciones de la encuesta a pie urna, que anticipa una mayoría absoluta del Partido Conservador. Los británicos deciden este jueves el futuro del Reino Unido en unas elecciones generales anticipadas que han estado precedidas de una campaña tensa dominada por el “brexit” y la confrontación ideológica entre conservadores y laboristas. El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, avanzó hoy que no será candidato en unas futuras elecciones, aunque puntualizó que por ahora continuará al frente de la formación durante un “periodo de reflexión”. Londres (Reino Unido), viernes 13 de diciembre de 2019. 

Unos 46 millones de ciudadanos están llamados a participar en estos comicios, que convocó el primer ministro y líder conservador, Boris Johnson -favorito para ganarlos-, tras acceder al poder en julio sin mediar urnas, en sustitución de la dimisionaria Theresa May.

Desde su apertura a las 7 GMT se han visto largas filas de votantes en los colegios electorales, lo que podría indicar una alta participación en las terceras elecciones en cinco años (2015 y 2017) en el Reino Unido y las primeras en un mes de diciembre desde 1923.

El último sondeo publicado augura una victoria de los “tories” de Johnson, que heredó un Gobierno en minoría y ahora aspira a obtener una mayoría absoluta para concretar sin oposición sus planes de sacar al país de la Unión Europea (UE) el 31 de enero.

La encuesta, hecha por Ipsos MORI a 2.200 adultos entre el 8 y el 11 de diciembre, da a los conservadores un 44 % del voto, frente al 33 % de los laboristas de Jeremy Corbyn, pero alerta de que un cuarto del electorado aseguraba estar aún indeciso.

El Partido Liberal Demócrata, el único de los nacionales que propone revocar el “brexit”, suma un 12 %, mientras que el Partido Verde gana un 3 % y un 2 % el Partido del Brexit, cuyo apoyo se ha trasladado a los “tories”.

Se prevé que el independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP) obtenga la mayoría de los 59 escaños que tiene Escocia en la Cámara de los Comunes, lo que lo consolidaría como la tercera fuerza parlamentaria y pieza clave en las votaciones.

El Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés, que apuntaló el Ejecutivo de May, tratará a su vez de ganar el máximo de los 18 escaños que se adjudican a Irlanda del Norte, mientras que Gales tiene 40.

En el sistema británico, uninominal mayoritario, consigue un escaño el candidato de cualquier partido más votado en cada una de las 650 circunscripciones electorales en liza -lo que conlleva que destacados políticos puedan perder el suyo-.

Al cierre de los colegios, a las 22 GMT, se conocerán los datos de la encuesta oficial a pie de urna, que dará una idea del reparto de votos, mientras que el resultado de las elecciones se perfilará alrededor de las 6 GMT del viernes.

Si Johnson gana -tal como predicen las encuestas- pero sin mayoría absoluta, tendría la opción de formar un Ejecutivo de coalición con otro partido, gobernar en minoría o negociar un pacto de apoyos puntuales con otra formación, como hizo May con el DUP.

Si esto fallara, lo habitual sería que dimitiera y que el líder del mayor partido de la oposición, actualmente Corbyn, tuviera la ocasión de formar Gobierno. Si esto tampoco resultara, se convocarían nuevas elecciones.

Los comicios de hoy se producen tras una campaña electoral muy tensa en la que los líderes de los dos principales partidos han tratado de arrancar hasta el último voto para culminar sus respectivas propuestas, opuestas ideológicamente.

Para el dirigente conservador, el primer objetivo es ejecutar la salida de la UE, de lo que depende su supervivencia, por lo que ha virado su formación a la derecha a fin de robar votos al Partido del Brexit.

En cuanto al izquierdista Corbyn, esta es quizás la última oportunidad de afianzar tanto dentro de su partido como en la sociedad británica su proyecto socialdemócrata, que incluye una radical transformación de la economía.

Estas elecciones, ensombrecidas por un atentado en Londres el 29 de noviembre, que dejó dos muertos más el terrorista, marcan el fin de un año político convulso para el Reino Unido, que hoy decide con sus votos cómo empezar 2020.

El inicio del escrutinio en el Reino Unido corrobora el sondeo a pie de urna

Con los resultados de 50 de las 650 circunscripciones electorales del Reino Unido declarados, comienzan a corroborarse las predicciones de la encuesta a pie urna, que anticipa una mayoría absoluta del Partido Conservador.

Aunque el recuento de votos se encuentra en una fase todavía inicial, los conservadores han obtenido por ahora 21 diputados, siete de ellos en circunscripciones en las que habían perdido en otras elecciones.

Los laboristas, por su parte, suman 23 escaños, pero han perdido cuatro circunscripciones que hasta ahora controlaban.

Los dos principales partidos británicos han llamado a la cautela antes de comprobar si se confirma la tendencia que marcan los primeros resultados oficiales.

El escrutinio continuará durante la madrugada y se espera que el resultado de los comicios esté claro a primera hora de la mañana.

Los “tories” del primer ministro, Boris Johnson, se han hecho con la demarcación de Workington, que había votado laborista desde 1979.

Esa región se ha convertido en un icono durante la campaña electoral, en la que se ha presentado al “hombre de Workington”, un varón blanco de clase trabajadora y votante tradicional laborista, como uno de los objetivos de los mensajes políticos de Johnson.

Los “tories” se han llevado el diputado en liza por la circunscripción de Darlington, laborista desde 1992, y el de Peterborough, entre otros.

El Partido Nacionalista Escocés (SNP), que según el sondeo a pie de urna obtendrá una amplia victoria en Escocia, suma por ahora tres escaños, dos de ellos en demarcaciones que hasta ahora estaban en manos de otras fuerzas.

La encuesta que se difundió al cierre de los colegios electorales predice que los conservadores obtendrán una amplía mayoría de 368 diputados, mientras que los laboristas se quedarán con 191 asientos en el Parlamento.

Activista “antibrexit” ve desvanecerse la posibilidad de otro referéndum

La activista “antibrexit” Gina Miller admitió hoy que si el conservador Boris Johnson logra una mayoría absoluta en las elecciones británicas, como predice la encuesta a pie de urna, se desvanecerá la posibilidad de que se celebre un segundo referéndum sobre la salida de la Unión Europea (UE).

“No creo que haya otra votación” si se confirman los pronósticos, que anticipan una arrolladora victoria de Johnson, declaró Miller al canal ITV.

El primer ministro planea ratificar el acuerdo sobre el “brexit” al que ha llegado con Bruselas en las próximas semanas y materializar la ruptura con la Unión el próximo 31 de enero.

El pacto “será aprobado en el Parlamento y ratificado como un tratado internacional, y estaremos fuera” de la UE, indicó Miller.

La empresaria británica ha cobrado relevancia en los últimos años en el proceso del “brexit” al haber llevado al Gobierno ante los tribunales en diversas ocasiones.

En 2017, sus acciones forzaron al Ejecutivo a tener en cuenta al Parlamento antes de iniciar formalmente la ruptura con la UE, y este año inició el proceso para que los tribunales impidieran a Johnson clausurar la Cámara de los Comunes durante semanas.

Tras la jornada electoral en el Reino Unido, el sondeo a pie de urna divulgado al cierre de los colegios anticipa que el Partido Conservador obtendrá la mayoría absoluta, con 368 escaños, mientras que el Partido Laborista sumará 191 asientos.

Corbyn dice que no volverá a ser el candidato laborista en unas elecciones

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, avanzó hoy que no será candidato en unas futuras elecciones, aunque puntualizó que por ahora continuará al frente de la formación durante un “periodo de reflexión”.

El sondeo a pie de urna y los primeros resultados oficiales anticipan una mayoría absoluta del Partido Conservador en los comicios, en los que el laborismo puede registrar la peor derrota electoral desde 1935.

Johnson logra una abrumadora mayoría, según sondeo a pie de urna

Los conservadores del primer ministro británico, Boris Johnson, han obtenido una abrumadora mayoría absoluta en las elecciones generales celebradas hoy en el Reino Unido, tras su fuerte campaña centrada en ejecutar el “brexit”, según un sondeo a pie de urna.

La encuesta, realizada por la firma Ipsos-MORI y emitida por las cadenas BBC, ITV y Sky al cierre de los colegios electorales -22.00 GMT-, ha otorgado a los “tories” 368 escaños, 42 más de los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta en el Parlamento.

Este es el mejor resultado para los conservadores desde las elecciones generales de 1987 con Margaret Thatcher como líder, y mejora al anticipado ayer por otra encuesta sobre intención de voto, que no daba por segura la mayoría absoluta para Johnson.

En la oposición, el Partido Laborista del izquierdista Jeremy Corbyn ha sufrido un duro varapalo al sacar, según la proyección de Ipsos-MORI, 191 diputados, lo que supone el peor resultado para la formación roja en unos comicios generales desde 1935.

Tras conocerse este sondeo a pie de urna, Johnson tuiteó para expresar su agradecimiento a todos los británicos que le votaron y calificar al Reino Unido como la “mejor democracia del mundo”.

La consulta fue realizada en 144 circunscripciones británicas y, al igual que ocurrió en las elecciones pasadas, suele ser bastante acertada a la hora de anticipar el resultado oficial.

Para llegar a la mayoría absoluta, Johnson necesita 326 escaños, la mitad más uno del número de asientos que componen la Cámara de los Comunes (baja) del Parlamento de Westminster.

Con Johnson como líder, los conservadores dan un gran salto frente a los 317 escaños que habían obtenido en las elecciones de 2017 con Theresa May al frente del partido, en tanto que los laboristas retroceden al obtener 71 escaños menos que en 2017.

Los pro-europeos del Partido Liberal Demócrata obtienen 13 escaños -uno más que en 2017-, pero el gran vencedor es el Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Nicola Sturgeon, al sacar, según el sondeo a pie de urna, 55 de los 59 asientos que tiene la región en la Cámara de los Comunes del Parlamento de Westminster.

En su cuenta de Twitter, Sturgeon dijo que la encuesta “sugiere una buena noche” para su formación, aunque indica que el panorama para todo el Reino Unido es “sombrío”, en clara referencia a la victoria de Johnson.

Corbyn, que ha hecho campaña con un programa de inversión en los servicios públicos y nacionalizaciones, aún no se ha pronunciado sobre estas proyecciones electorales, pero el portavoz laborista de Economía, John McDonnell, reconoció que la formación tomará “las decisiones apropiadas” sobre el futuro del líder de la oposición.

“Si (el resultado oficial) se acerca a esto, va a ser extremadamente decepcionante para el partido y para nuestro movimiento”, declaró a la cadena BBC McDonnell, mano derecha del líder de la formación, Jeremy Corbyn.

“Siempre tomaremos las decisiones que vayan en favor del interés de nuestro partido”, recalcó ese portavoz.

El líder “tory”, que llegó al poder el pasado julio al sustituir a la dimisionaria Theresa May, ha centrado su campaña en la necesidad de ejecutar el “brexit” y cumplir con el calendario fijado del 31 de enero de 2020, para después aplicar un amplio programa de Gobierno centrado en la mejora de la Sanidad pública y la Educación.

Tras conocerse el sondeo, la libra esterlina se disparó hasta niveles no vistos desde diciembre de 2016 frente al euro.

La divisa británica subió un 1,5 % respecto al euro, hasta 1,202 euros, y un 2,3 % frente al dólar estadounidense, hasta 1,347 dólares, el mayor salto al alza de la libra en cerca de tres años.

Más de 46 millones de británicos estaban llamados a las urnas para votar en estos comicios generales adelantados -ya que estaban previstos para 2022- debido a la parálisis del “brexit”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies