Los gallos gravemente heridos son sacrificados tras las peleas

0
30
FOTOGRAFÍA. ASPE (ALICANTE) REINO DE ESPAÑA, 18 DE ENERO DE 2024. Un agente de la Policía Nacional inspecciona los gallos enjaulados para las peleas, en una imagen facilitada por la policía. Efe

Aspe (Alicante) Reino de España, jueves 18 de enero de 2024 (Efe).- Los gallos gravemente heridos son sacrificados tras las peleas clandestinas. A los diecinueve arrestados se les imputa un delito de maltrato animal y otro de pertenencia a grupo criminal.

Diecinueve hombres han sido detenidos en Aspe (Alicante) por, presuntamente, pertenecer a una red de peleas clandestinas de gallos que habían organizado una competición a la que asistían 150 personas de distintos puntos de España y Francia.

Según la Policía Nacional, la operación «Ring» se ha desarrollado este jueves a las 15 horas al irrumpir en un establecimiento de ocio abierto al público situado en la Carretera de Alicante de Aspe cuando se desarrollaba la competición con numerosas apuestas.

Medio centenar de agentes de la Policía Nacional han participado en el operativo en el que se han identificado a los asistentes, muchos de los cuales se habían desplazado de toda España y algunos desde Francia para asistir a esta pelea de gallos, considerada como una de las más importantes del año y que, incluso, había sido promocionada en algún perfil de las redes sociales.

Algunos de los asistentes han manifestado a los agentes que los gallos gravemente heridos son sacrificados y junto con los que mueren en la pelea son desechados y ocultados para que la policía no los pueda encontrar.

En todo caso, los agentes han hallado restos de sangre tanto en el ruedo como en papeleras en la zona de preparación de los gallos.

A los diecinueve arrestados se les imputa un delito de maltrato animal y otro de pertenencia a grupo criminal, y entre ellos está el responsable del local, principal investigado y cabecilla de la actividad. El dinero total intervenido a los detenidos asciende a 26.000 euros.

La Policía Nacional ha destacado la alta calidad tanto del ruedo como de las gradas, que podían albergar unos 170 asistentes sentados, además de más personas de pie. En la entrada del gallero, que además disponía de climatización y una pantalla electrónica colgando del techo en el centro, se mostraban los trofeos de los tres ganadores de la competición.

Algunos de los detenidos serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en las próximas horas.

Según la Policía Nacional, con esta operación se ha desmantelado y clausurado uno de los “galleros o ruedos” clandestinos más importantes en peleas ilegales de gallos.