Madrid responde con un recital (2-6) a la humillación del Barsa al Deportivo en Campo Nuevo

Lasvocesdelpueblo
La Coruña, 26 abril de 2017. (EFE).- El Real Madrid olvidó la derrota en el clásico frente al Barcelona con la verticalidad de su 'segunda unidad', que le permitió lograr una victoria holgada (2-6) en su visita al Deportivo en el estadio de Riazor. Los jugadores del Real Madrid, el colombiano James Rodríguez (d) y Álvaro Morata, celebran el cuarto gol del equipo madridista durante el encuentro correspondiente a la jornada 34 de primera división, que disputaron frente al Deportivo en el estadio de Riazor, en A Coruña. EFE

Lasvocesdelpueblo y Agencias – La presión viajaba a Riazor, estadio donde perdió el Barcelona, y que no atemorizaba a Zinedine Zidane. Loco o genio. Acabó acercándose a la segunda opción pese a jugar con nueve cambios en su equipo titular, dejar en casa a Cristiano Ronaldo y Toni Kroos, fuera de un equipo sin Sergio Ramos por sanción y con descansos para Casemiro, Luka Modric o Karim Benzema. Le salió a la perfección. Al primer minuto ya había marcado Álvaro Morata y el Real Madrid dejaba minutos que estarán entre los mejores de su temporada al ritmo de Isco. Madrid (España), jueves 27 de abril de 2017. Fotografía: Los jugadores del Real Madrid, el colombiano James Rodríguez (d) y Álvaro Morata, celebran el cuarto gol del equipo madridista durante el encuentro correspondiente a la jornada 34 de primera división, que disputaron frente al Deportivo en el estadio de Riazor, en A Coruña. Efe.

FC Barsa desciende a Osasuna a Segunda División y el Real Madrid responde con un recital

El pulso por el título de La Liga entre Barcelona y Real Madrid dejó sendas goleadas en la trigésimo cuarta jornada, la del Campo Nuevo que certifica el descenso de Osasuna (7-1) y una exhibición madridista en Riazor ante el Deportivo liderada por Isco Alarcón, en una nueva reivindicación de la segunda línea (2-6).

Los dos gigantes del fútbol español inician un precioso mano a mano en la recta final de La Liga tras intercambiar puestos en la clasificación con el clásico que dominó Leo Messi.

El Barcelona estrenó liderato con un cómodo triunfo ante el colista.

Osasuna llegaba prácticamente sentenciado al Campo Nuevo y salvo un arrebato de orgullo con un tanto de falta de Roberto Torres que luego tuvo el empate en momentos en los que se relajó el Barcelona, fue un juguete en manos del equipo de Luis Enrique.

No necesitó brillantez para acabar vapuleando a un débil rival plagado de bajas.

Messi extendió su dulce momento goleador para llegar con un nuevo doblete a 33 tantos en 34 jornadas.

El Barcelona superó el centenar de dianas en la competición.

Hasta 101 con dobletes de jugadores que necesitaban ganar confianza como André Gomes y Paco Alcácer. Marcó hasta Javier Mascherano su primer tanto de azulgrana en 319 partidos.

Le dejaron lanzar un penalti para sentirse al fin goleador.

La presión viajaba a Riazor, estadio donde perdió el Barcelona, y que no atemorizaba a Zinedine Zidane. Loco o genio.

Acabó acercándose a la segunda opción pese a jugar con nueve cambios en su equipo titular, dejar en casa a Cristiano Ronaldo y Toni Kroos, fuera de un equipo sin Sergio Ramos por sanción y con descansos para Casemiro, Luka Modric o Karim Benzema.

Le salió a la perfección. Al primer minuto ya había marcado Álvaro Morata y el Real Madrid dejaba minutos que estarán entre los mejores de su temporada al ritmo de Isco.

Como ocurrió en El Molinón, el centrocampista malagueño dio un paso adelante para liderar al Real Madrid y hacer crecer la sensación de injusticia por sus suplencias en favor de Gareth Bale.

Jugadas para enmarcar en las que se disfrazó del mejor Zidane. Una sociedad para hacer soñar al madridismo con un Marco Asensio que no para de crecer.

Seis goles a domicilio en un día sin la BBC. Con James aprovechando la titularidad con un doblete. Lucas pasando de la grada al campo con gol.

Y cambios hasta en la portería con Kiko Casilla incapaz de cortar la sangría de tantos en contra: siete en las tres últimas jornadas.

La lucha por la permanencia tuvo una jornada decisiva. El Granada se encamina al descenso tras perder con un Málaga que ya respira gracias al doblete de Sandro (0-2) y el Sporting de Gijón queda en peor situación, a seis puntos de la salvación, tras no rematar su partido ante el Espanyol (1-1) y ver como el Leganés no dejaba escapar su gran oportunidad.

Ante una UD Las Palmas que ya no se juega nada y regaló los dos primeros goles, el equipo pepinero cortó su mala racha de cuatro derrotas consecutivas y volvió a ganar casi dos meses después en un paso enorme hacia la permanencia. El doblete de Luciano y un tanto de Miguel Guerrero desataron la fiesta en la segunda parte en Butarque (3-0).

La lucha por Europa también entra en el momento decisivo. El pinchazo del Atlético de Madrid en el Calderón ante el Villarreal (0-1), lo intentará aprovechar el Sevilla el jueves ante el Celta y el Athletic tiene que puntuar ante el Real Betis para recuperar el sexto puesto que cedió a una Real Sociedad que conquistó Mestalla (2-3) ante un Valencia bipolar que reaccionó tarde.

2-6. Real Madrid olvida el clásico con su ‘segunda unidad’

Ficha técnica:

2 – RC Deportivo: Lux (Tyton, min.46); Juanfran, Sidnei, Arribas, Luisinho; Álex Bergantiños, Guilherme; Carles Gil, Emre Çolak, Kakuta (Navarro, min.46); y Florin Andone.

6 – Real Madrid CF: Kiko Casilla; Danilo, Nacho, Varane (Álvaro Tejero, min.88), Marcelo; Isco (Casemiro, min.78), Kovacic, James; Lucas Vázquez, Morata y Asensio (Mariano, min.78).

Goles: 0-1, min.1: Morata. 0-2, min.14: James. 1-2, min.35: Andone. 1-3, min.44: Lucas Vázquez. 1-4, min.66: James. 1-5, min.77: Isco. 2-5, min.84: Joselu. 2-6, min.87: Casemiro.

Árbitro: Sánchez Martínez, del colegio murciano. Mostró amarilla a Alejandro Arribas (min.66), Joselu (min.92) y Çolak (min.93), del Deportivo; y a Isco (min.68), del Real Madrid.

Incidencias: Partido de la trigésima cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de Riazor ante 26.788 aficionados según el Deportivo. Carlos Alberto Fernández

 El Real Madrid olvidó la derrota en el clásico frente al Barcelona con la verticalidad de su ‘segunda unidad’, que le permitió lograr una victoria holgada (2-6) en su visita al Deportivo en el estadio de Riazor.

El equipo blanco solo vio comprometido el resultado en los minutos previos al descanso, justo antes de que Lucas Vázquez marcara el 1-3.

Después de la derrota ante el Barcelona (2-3), Zinedine Zidane confió en la profundidad de su plantilla ante el Deportivo con nueve cambios (dos de ellos obligados) respecto a la alineación que había dispuesto el domingo en el Bernabéu. La apuesta parecía rozar, incluso, la imprudencia, pero sus jugadores no tardaron en darle la razón en el césped.

El conjunto blanco fue un torbellino en su visita a ese campo que se le cruzó entre 1992 y 2008 pero en el que se ha hecho fuerte desde entonces.

Su inquilino, el Deportivo, aún no ha sido capaz de sellar la permanencia en otra temporada de sufrimiento, nada que ver con aquel equipo que deslumbraba en la Liga y en España y que se le atragantaba al Real Madrid.

Cincuenta segundos tardó el Real Madrid en empezar a dejar atrás la derrota en el clásico. Tras una pérdida de los locales en la salida del balón, los de Zinedine Zidane, que solo mantuvo en el once a Marcelo y Nacho, dieron el primer golpe en una contra que Morata, a pase de Isco, resolvió ante Germán Lux.

El guardameta argentino evitó la goleada en los siguientes minutos de partido, en los que el Real Madrid dio una exhibición de velocidad. Estaba fresco y el Dépor, tocado, parecía una tortuga en defensa ante el poderío blanco.

Con Lux se estrellaron Marco Asensio en un mano a mano (min.5) y Morata (min.11), el poste le echó una mano al cancerbero tras otro disparo de Asensio (min.13), pero el colombiano James Rodríguez sí encontró el camino al fondo de la red antes del primer cuarto de hora después de trazar una pared con Lucas Vázquez.

Éste tuvo un recibimiento hostil en la provincia en la que nació. Riazor no se olvidó de su enfrentamiento acalorado con el brasileño Sidnei Rechel en el partido de la primera vuelta y le castigó con insultos y música de viento a los que respondió con fútbol.

La Coruña (España), miércoles 26 de abril de 2017. (EFE)-. 26 abr (EFE).- Alex Bergantiños, futbolista del Deportivo, analizó este miércoles la derrota que sufrió su equipo ante el Real Madrid (2-6) y declaró que con el resultado a favor para el equipo de Zinedine Zidane, el cuadro gallego se lo puso “muy fácil” a los blancos. El defensa brasileño del Real Madrid Marcelo Vieira (d) y el centrocampista del Deportivo Alejandro Bergantiños durante el partido de la trigésimo cuarta jornada de liga en Primera División que se disputó en el estadio de Riazor, en A Coruña. EFE

Lucas rozó el tercero de su equipo tras un error de Lux con los pies, pero el portero se rehizo y despejó a córner con otra intervención destacada.

El portero del Deportivo dio la cara, literalmente, por el equipo a los 32 minutos al desviar con el rostro otro mano a mano con Morata, y su equipo se lo agradeció en campo contrario.

Salieron de la cueva los blanquiazules en los últimos minutos del primer periodo y les bastó para meterse en el encuentro con un remate a placer de Florin Andone en el segundo palo a pase de Kakuta.

Fueron momentos de incertidumbre y de problemas para los blancos. El Dépor creyó que podía empatar, algo excepcional teniendo en cuenta el balance de ocasiones que habían protagonizado uno y otro equipo.

Gil obligó a Casilla a estirarse (min.39) con un disparo desde la frontal y Sidnei, tras una mala salida del portero, estuvo a punto de igualar el marcador de rebote.

No fue así y el Real Madrid explotó otra vía de agua en la cobertura del Deportivo para agrandar su renta antes de pasar por el vestuario con un tanto de Lucas Vázquez. La tranquilidad volvía a los blancos.

Mel tuvo que dejar a Lux en el banquillo en la segunda parte por unas molestias en un cuádriceps y, además, trató de tapar agujeros con la entrada de Fernando Navarro, pero poco consiguió.

El Real Madrid tejió fútbol con verticalidad, especialmente la de Asensio, que superó a la zaga del Dépor cuando y como quiso, como en su asistencia en el minuto 59 a Lucas, que disparó fuera.

El equipo de Zidane siguió acreditando en el segundo tiempo la profundidad de su plantilla y afianzó la goleada en Riazor con otro tanto de James Rodríguez (min.66) a pase de Morata (con el deportivista Alejandro Arribas tendido en el medio del campo), y uno de Isco (min.77) justo antes de que el malagueño fuera sustituido.

El Deportivo, al que solo le quedaba el corazón, marcó el segundo en un centro de Andone que cabeceó Joselu (min.84), y el Real Madrid se lo devolvió con el definitivo 2-6 (min.87), obra de Casemiro con un disparo desde la frontal del área, para rubricar una victoria holgada que le permite seguir dependiendo de sí mismo para llevarse el título de Liga.

Zidane (Real Madrid): “Después de esta actuación es difícil decir a uno que no va a jugar”

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, ha reconocido que tras el 2-6 ante el Deportivo de La Coruña es “difícil” decirle a un futbolista que “no va a jugar” el siguiente encuentro.

“Me quedo con la sensación de que todos los jugadores son importantes y lo demuestran cada vez que tienen la oportunidad. Luego vamos a ver el sábado y el martes, porque la complicación es que luego tengo que elegir y después de esta actuación es complicado decirle a uno que no va a jugar el partido siguiente, pero todos entienden esta complicación”, dijo.

En rueda de prensa, Zidane dijo que en el caso del Real Madrid “no hay equipo b o a” porque todos cuando juegan lo hacen “bien” y ha asumido que el debate sobre la BBC va a durar hasta el final de la temporada.

“Estamos todos juntos en el mismo barco y ya está. Hasta el final va a ser así, veremos el próximo año”, comentó el preparador del conjunto blanco en la sala de prensa de Riazor.

El técnico se mostró “muy contento con todos” y destacó a James por “su actuación y goles” y dijo que “lo de Isco” fue “tremendo”, también lo de Asensio.

“Lo bueno es que los que juegan menos están metidos. Físicamente no se ha notado nada, al contrario. Están muy bien y lo demuestran. Quieren jugar y luego la dificultad es para mí. El grupo es fenomenal y están preparados para el reto final. Solo nos quedan finales”, declaró.

Alex Bergantiños: “Con el resultado favorable se lo hemos puesto muy fácil”

Alex Bergantiños, futbolista del Deportivo, analizó este miércoles la derrota que sufrió su equipo ante el Real Madrid (2-6) y declaró que con el resultado a favor para el equipo de Zinedine Zidane, el cuadro gallego se lo puso “muy fácil” a los blancos.

“Hemos empezado fatal con el primer gol en el minuto uno ya se puso el partido cuesta arriba. Hemos dejado correr demasiado y el Madrid y es imparable cuando corre, tienen mucha velocidad y precisión. Hemos tenido una fase de buen juego pero el tercero antes del descanso se puso todo cuesta arriba. Con el resultado favorable se lo hemos puesto muy fácil”, dijo en Movistar+.

La Coruña, 26 abril de 2017. (EFE).- El centrocampista del Real Madrid Lucas Vázquez se ha encontrado un ambiente hostil en su tierra y cada vez que ha tocado el balón ante el Deportivo de La Coruña ha recibido una sonora pitada del público de Riazor, al que ha respondido con fútbol. El centrocampista del Real Madrid, Lucas Vázquez, celebra el tercer gol del equipo madridista durante el encuentro correspondiente a la jornada 34 de primera división, que disputaron frente al Deportivo en el estadio de Riazor, en A Coruña. EFE

“La primera acción no la defendemos bien. Morata entra demasiado entre la defensa y a raíz de eso ha habido ansiedad. Con el 1-2 nos asentamos un poco, y cuando mejor estábamos llegó el tercero. Si no los paras, son muy rápidos y precisos, es muy difícil, agregó.

Por último, indicó que el choque que disputará el Deportivo en El Sadar ante Osasuna será importante para lograr la salvación: “Partido importante para nosotros. Osasuna no va a regalar nada, han sacado resultados importantes en los últimos partidos en casa. Va a ser un partido incómodo pero tenemos que ganar como sea y certificar la salvación”, concluyó.

Lucas Vázquez (Real Madrid) responde con fútbol al ambiente hostil en su tierra

El centrocampista del Real Madrid Lucas Vázquez se ha encontrado un ambiente hostil en su tierra y cada vez que ha tocado el balón ante el Deportivo de La Coruña ha recibido una sonora pitada del público de Riazor, al que ha respondido con fútbol.

A la afición deportivista no le gustó el comportamiento que había tenido en el encuentro de la primera vuelta en el Santiago Bernabéu y el extremo blanco se encontró con la oposición de la grada en su vuelta a ‘casa’.

Los silbidos comenzaron en el momento en que el jugador de Curtis, localidad de la provincia de A Coruña de la que es embajador desde diciembre, se bajó del autobús del Real Madrid hora y media antes del partido frente al Deportivo y se prolongaron durante el choque de Riazor.

La afición deportivista no le perdonó que en el partido del Bernabéu el futbolista protestara varias acciones en la recta final del partido ante el conjunto coruñés y se encarara con el brasileño Sidnei Rechel, al que propinó un manotazo en una tangana.

Ese encuentro había llegado a los últimos minutos con 1-2 a favor de los blanquiazules en el marcador, pero se lo llevó el Real Madrid (3-2) con un tanto de Sergio Ramos en el descuento.

Ante la música de viento en Riazor, Lucas Vázquez respondió con el balón en el césped y ya en el primer minuto tuvo relevancia al participar en el germen de la jugada que dio el 1-0 a los blancos.

Cuando los pitos pasaron a insultos fabricó una asistencia al colombiano James Rodríguez en el segundo gol del Real Madrid (min.14) y antes del descanso, cuando el Deportivo le había dado emoción al partido, firmó el 3-1, aunque pudo sumar un par de tantos más a su cuenta.

Luis Enrique (FC Barsa): “Salimos reforzados a nivel individual y colectivo”

 Tras golear a Osasuna (7-1) en el Campo Nuevo, el entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha asegurado que su equipo sale reforzado “a nivel individual y colectivo” con vistas al tramo final de Liga.

“Me quedo con que hemos empezado muy serios y muy bien ante un rival que nos ha dejado pocos huecos, pero hemos generado aproximaciones y hemos conseguido abrir el marcador con el primer tanto de Messi”.

“Salimos reforzados a nivel individual y colectivo”, ha explicado el técnico asturiano en la rueda de prensa posterior al encuentro.

En este sentido, ha asegurado que lo importante “es sumar puntos a través de nuestro juego”, algo que, en su opinión, sus jugadores han conseguido en el partido de este miércoles.

Así, Luis Enrique se ha alegrado por los dos tantos que han anotado André Gomes y Paco Alcácer:

“Es importante que a nivel individual estos jugadores se hayan encontrado con el gol, y si es por partida doble mucho mejor. Significa que van a mejorar en su confianza. Son todo acontecimientos positivos”.

Otro de los jugadores que han participado en la goleada ha sido Javier Mascherano, que ha anotado esta noche su primer tanto desde que en la temporada 2010-2011 fichara por el club azulgrana.

“No deja de ser una anécdota que un jugador de la talla de Mascherano no haya marcado un gol como azulgrana hasta hoy”.

“Su rendimiento está fuera de toda duda. Creo que ha sido una anécdota positiva del partido”.

“Forma parte de su ADN competidor, que siempre está dispuesto a sacrificarse por el equipo”, ha valorado.

Zidane saca a la ‘segunda unidad’ ante un Dépor que hace tres cambios

 El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, ha apostado por sacar de inicio en el partido de Riazor ante el Deportivo a la ‘segunda unidad’ y solo repiten Nacho y Marcelo respecto al Clásico que perdió el domingo ante el Barcelona en el Santiago Bernabéu (2-3), mientras que en su rival, Pepe Mel ha hecho tres cambios respecto a Anoeta (1-0).

Zidane apuesta ante el Deportivo por Kiko Casilla; Danilo, Nacho, Varane, Marcelo; Kovacic, Isco, Asensio; Lucas Vázquez, James y Morata.

Respecto al clásico se caen del once, además de Sergio Ramos por sanción y Bale por lesión, Keylor Navas, Carvajal, Casemiro, Modric y Benzema por decisión técnica junto a los dos jugadores a los que el entrenador dejó en Madrid por descanso: Cristiano Ronaldo y Toni Kroos. Regresa al equipo Raphael Varane en el centro de la defensa.

En el Deportivo regresan a la alineación Alejandro Arribas, el brasileño Guilherme dos Santos y Carles Gil tras haber cumplido sanción ante la Real Sociedad y se caen del equipo inicial Raúl Albentosa, el internacional costarricense Celso Borges y el internacional marroquí Fayçal Fajr.

La alineación de Pepe Mel es la formada por Lux; Juanfran, Sidnei, Arribas, Luisinho; Álex Bergantiños, Guilherme; Carles Gil, Emre Çolak, Kakuta; y Florin Andone.

El internacional colombiano Marlos Moreno, el lateral Laureano Sanabria ‘Laure’, el portugués Bruno Gama y el portero belga Davy Roef son los descartes del Deportivo, que solo tiene la baja por lesión de Pedro Mosquera.

7-1. Monólogo sin brillo del Barcelona que condena a Osasuna a Segunda División

 Ficha del partido:

7. Barcelona: Ter Stegen, Mascherano, Piqué, Digne; Denis Suárez, Busquets, Rakitic; Messi (Aleñá, min.63); André Gomes, Paco Alcácer y Arda Turan.

1. Osasuna: Sirigu; Buñuel, Oier, Steven, Fuentes; Torres, Fausto, Fran Mérida (Causic, min.79), De las Cuevas, Jaime Romero (Kenan, min.73); y Sergio León (Olivida, min.73).

Goles: 1-0, min.12: Messi. 2-0, min.30: André Gomes. 2-1, min.47: Roberto Torres. 3-1, min.58: André Gomes. 4-1, min.62: Messi. 5-1, min.64: Alcácer. 6-1, min.68: Mascherano (p). 7-1,min.86: Alcácer.

Árbitro: José Luis Munuera Montero, del comité andaluz. Sin tarjetas.

Incidencias: partido correspondiente e la trigésima cuarta jornada de la Liga disputado en el Campo Nuevo ante 63.989 aficionados, según datos proporcionados por el FC Barcelona.

Antes del partido, se desplegó una gigantesca pancarta en un lateral del estadio para homenajear a Lionel Messi, quien en la jornada anterior alcanzó los 500 goles con la camiseta azulgrana.

El Barcelona volvió a endosar una goleada a Osasuna (7-1) en un partido sin brillo de los de Luis Enrique y dejó el conjunto navarro con los dos pies en segunda división.

Después de un 7-0 el curso pasado, un 5-1 el anterior y un 8-0 hace tres, el Barcelona se ha abonado a someter a Osasuna en el Campo Nuevo con una nueva goleada (7-1), gracias al acierto en la segunda parte del equipo catalán, que cuajó unos primeros 45 primeros minutos de muy bajo nivel, a pesar de haber ejercido un control casi exclusivo con el control del balón.

La primera parte fue un monólogo de los azulgranas, que, aunque no cuajaron un partido para enamorar, no permitieron nada a Osasuna, cuyo único momento álgido fue un disparo desde el centro del campo de Roberto Torres en el minuto 10 con el que quiso sorprender a un adelantado Ter Stegen.

Sin embargo, su tiro careció de puntería y de fuerza.

Al margen de ese intento, Osasuna no ofreció nada más que un repliegue como pudo en defensa e intentó salir sobre Messi cada vez que el argentino recibía en la frontal.

Parecía que la única consiga era que, ante las bajas de Luis Suárez (descanso) y Neymar (sanción), a Messi había que impedirle que generase fútbol.

La idea expresada con ironía por Petar Vasiljevic, de que para parar a Messi se necesitaban “esposas y pistola”, la entendieron bien algunos de sus jugadores, como Roberto Torres y Fausto Tienza, que intentaban vivir cerca de la zona de influencia del argentino para ‘secarle’ en la medida de lo posible.

El ’10’ azulgrana presionó con acierto en un pase de Fausto hacia atrás y se encontró con el balón en los pies y todo el campo para llegar sin obstáculos a la meta de Sirigu, al que batió tras prepararse la pelota con tranquilidad (1-0).

Con ese tanto, a Osasuna no sólo se le oscurecía la noche, nublada, fría y lluviosa, sino que encajaba su gol 76 en esta Liga, el peor registro de su historia.

Volcado el Barcelona sobre el área de Osasuna, el partido cayó en una monotonía que aburrió incluso a los jugadores.

Sólo Messi se atrevía a arriesgar, con jugadas individuales o con intentos de marcar un segundo tanto.

La falta de sus socios habituales (Neymar y Luis Suárez) llevó al argentino a vivir de los pases de Busquets y Rakitic para arrancar alguna acción desde el centro.

Con una línea de cuatro defensas y cinco hombres a pocos metros, y con Sergio León descolgado adelante, Osasuna vivió atrincherado a la espera de que el Barcelona no apretase el acelerador, después de los episodios de anteriores temporadas.

A la media hora, el Barcelona marcó el segundo, obra de André Gomes (2-0), tras haber recuperado el balón Busquets en un córner en la meta navarra y después de un nuevo centro preciso de Rakitic.

De la apatía de la primera parte despertó en la segunda Osasuna con una primera aproximación al área azulgrana que frenó en falta Busquets.

Roberto Torres fue el encargado de lanzarla y en la ejecución directa dejó clavado a Ter Stegen, que vio cómo le entraba por la derecha el balón (2-1).

Dos minutos más tarde, en el 51, el Barsa pudo haber vuelto a la senda goleadora en un remate de Mascherano, que acabó con el balón en un poste, después de que lo desviase Sirigu.

Osasuna había hecho despertar al Barcelona, pero también se había metido de lleno en el partido, pues una nueva aproximación acabó con el balón suelto por la izquierda de Ter Stegen que recogió Torres, quien a bote pronto envió un trallazo al que el alemán respondió con un despeje acertado.

Steven jugó al límite en una carga dentro del área a Rakitic, que pudo haber acabado en penalti, y poco después el Barcelona remató a un poste tras un disparo de Piqué y el rechace lo recogió André Gomes para marcar su segundo tanto (3-1).

El momento de Osasuna pareció más un fogonazo que una convicción, ya que una nueva acción azulgrana, con pase de Rakaitic, acabó habilitado en el centro de Messi, quien se fue preparando el balón hacia la izquierda hasta que encontró un hueco y desde fuera del área lo colocó con fuerza junto a un poste, en el cuarto gol local de la noche (4-1).

Después del tanto, Messi acabó sustituido para descansar y en la acción siguiente Paco Alcácer marcó el quinto de la noche (5-1), en pleno desbarajuste defensivo de Osasuna.

La inocencia de Osasuna llevó a Roberto Torres a cometer un penalti cuando Denis Suárez le había recortado en la frontal del área.

Sin Messi ni Neymar en el campo, el público reclamó que fuese Javier Mascherano el protagonista de la acción.

En su partido número 319, Mascherano marcó, de penalti, su primer gol como azulgrana (6-1).

Alcácer cerró el encuentro con su segundo tanto (7-1), tras recibir una asistencia de Suárez y regatear al portero.
 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies