Open Arms oculta al Gobierno sus necesidades y pasaje para navegar hacia España

Lasvocesdelpueblo
MUNDO, año 2018. Vista de uno de los dos barcos de la Organización de Salvamento Open Arms. Efe.

Lasvocesdelpueblo y Agencias – La vicepresidenta en funciones de España, Carmen Calvo (PSOE), ha reconocido que el barco taxi de la ONG catalana Open Arms “pudo haber entrado a Malta. Esa solución estaba ahí”, pero que no quiso hacerlo “e insistió en ir a Italia”. El Gobierno ha reprochado este lunes a los responsables del Open Arms que hasta el momento no le hayan dado “una contestación clara y directa” sobre cuáles son sus necesidades y las del pasaje para navegar hacia España “de forma segura”. Madrid (España), lunes 19 de agosto de 2019.

De esta forma se han pronunciado fuentes del Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez después de que el Open Arms haya hecho público un comunicado en el que, entre otras cosas, se refiere a un posible acuerdo entre España e Italia para que el barco se traslade de Lampedusa a Mallorca para desembarcar a los 107 inmigrantes que lleva a bordo desde hace 18 días.

Las citadas fuentes gubernamentales han desmentido “la existencia de ningún supuesto acuerdo con Italia, al que alude de manera confusa la propia ONG en su comunicado” y han asegurado que “lo único cierto es que el Gobierno ha ofrecido al Open Arms poder dirigirse al puerto español que esté más próximo en su ruta y que el ejecutivo italiano está incumpliendo la ley al impedir el desembarco”.

“Dada la emergencia humanitaria a bordo, los puertos españoles se mantendrán a disposición del Open Arms, a cuyos responsables el gobierno ha solicitado que expongan sus necesidades y las del pasaje para navegar hacia España de forma segura. Hasta el momento -han incidido las fuentes- no hemos recibido una contestación clara y directa”.

Las fuentes del Gobierno han recordado que España “es el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea, ordenada y solidaria”, y que el propósito del Ejecutivo ha sido “en todo momento propiciar esa solución común, que, cuando pueda producirse el desembarco, proseguirá con el reparto de los migrantes acordado por seis países de la UE”.

España se ha comprometido junto a otros cinco países europeos -Francia, Alemania, Luxemburgo, Rumanía y Portugal- a acoger a los inmigrantes del barco taxi de la ONG del acto estadounidense Richard Gere, Open Arms.

Esta mañana, en un comunicado, el Open Arms se ha abierto a viajar a algún puerto de Baleares, si Italia y España “ponen los medios necesarios” para garantizar la seguridad y el éxito, un acuerdo que han desmentido las fuentes gubernamentales españolas.

“Si efectivamente se ha llegado a un acuerdo, es indispensable que Italia y España asuman la responsabilidad de garantizar, poniendo los medios necesarios, el que éstas personas desembarquen en un puerto seguro”, ha señalado la ONG.

Ayer, sin embargo, el capitán del buque taxi Open Arms rechazó la oferta del PSOE por “inviables” las ofertas del Gobierno español de navegar hasta el puerto de Algeciras (primero) o alguno de Baleares debido a la situación “desesperada” que se vive a bordo con los inmigrantes recogidos frente a las costas de las aguas de los países magrebíes.

En el comunicado, la ONG también ha asegurado que después de las tres operaciones de recogida de inmigrantes ilegales llevadas a cabo entre el 1 y el 10 de agosto, solicitaron un puerto de desembarco a los estados costeros más cercanos (Italia y Malta) y que recibieron “una respuesta negativa de ambos”.

No obstante, en una entrevista en la cadena Ser, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha reconocido que el barco taxi “pudo haber entrado a Malta. Esa solución estaba ahí”, pero que no quiso hacerlo “e insistió en ir a Italia”.

Calvo ha asegurado que el Gobierno español estuvo trabajando “todo el tiempo” para que el barco desembarcara en Malta “y poder repartir” a los inmigrantes y, sin embargo “no lo hicieron”.

La vicepresidenta también se ha pronunciado por el motivo por el que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no ha tenido contacto con el fundador de la ONG, Óscar Camps, tal y como éste ha asegurado, y sí con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron.

Calvo ha argumentado que el procedimiento “para tener un barco y tener licencia para llevar víveres y ayuda humanitaria”, como tiene el Open Arms, que no es “para rescatar personas, porque la situación que se puede crear es esta”, depende del ministro de Fomento, con quien se ha reunido.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies