Policía Nacional y Mozos desmantelada plantación de marihuana en Mediona (Barcelona)

0
287
FOTOGRAFÍA. MEDIONA (BARCELONA) ESPAÑA, 02.10.2021. Los Mozos de Escuadra y Policía Nacional han desmantelado en Mediona (Barcelona) una plantación interior de marihuana destinada a la exportación hacia Europa y han detenido al responsable de la misma por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Efe

Efe.- Barcelona (España), sábado, 2 de octubre de 2021. Los Mozos de Escuadra y Policía Nacional han desmantelado en Mediona (Barcelona) una plantación interior de marihuana destinada a la exportación hacia Europa y han detenido al responsable de la misma por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

VÍDEO.

El hombre, de 29 años, nacionalidad serbia y domicilio desconocido, fue arrestado el pasado 28 de septiembre, según ha informado la policía catalana, que vincula al detenido con un grupo criminal y no descarta más detenciones.

A principios de junio, los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional coincidieron en la investigación de una organización criminal procedente de Europa del Este y establecida en urbanizaciones de la comarca del Alt Penedès dedicada al cultivo de marihuana para la exportación en Europa.

Las investigaciones de los dos cuerpos policiales permitieron ubicar la plantación ahora desmantelada y, bajo la tutela del juzgado número 3 de Vilafranca del Penedès (Barcelona), el 28 de septiembre se realizó la entrada y registro en un inmueble situado en la urbanización Font del Bosc, en Mediona.

La entrada en la casa se hizo con el apoyo de unidades especializadas en previsión de la peligrosidad de los integrantes del grupo criminal, así como la posibilidad de que dispusieran de armas de fuego, como es cada vez más habitual entre quienes se dedican al cultivo y distribución de marihuana, según los Mossos.

En la casa se intervinieron 770 plantas de marihuana, así como luces, extractores y la infraestructura necesaria para este tipo de cultivo, así como 125 kilos de cogollos de marihuana ya envasados y preparados para su distribución.

Según la policía, el grupo tenía una capacidad de producción y secado de hasta 4.000 plantas, así como avanzados métodos de cultivo que le permitían acelerar el ritmo de producción, aumentar las cosechas y, por tanto, los beneficios económicos.

La plantación, además, estaba conectada de forma fraudulenta en el suministro eléctrico. Los técnicos de la compañía suministradora han cifrado en 35.000 euros la defraudación hecha por los responsables de la marihuana.

Esta organización operaba en este inmueble desde octubre de 2017, por lo que se estima en millones de euros los beneficios que habrían obtenido desde entonces.