Quincuagésimo cuarto día de la invasión rusa de Ucrania| «Hay evidencia sustancial de que es un genocidio» 

.Vladimir Putin después de hacerse con el control de Mariúpol (Ucrania), pretende establecer un corredor para sus tropas que una Crimea, territorio que controla desde 2014, con las regiones prorrusas del Donbás

FOTOGRAFÍA. BROVARY (UCRANIA), 01.03.2022. Las tropas de Vladimir Putin atacan la torre de televisión Kiev, capital de Ucrania. Hay al menos tres muertos según las primeras imágenes y no se descarta más civiles asesinados. Fuerzas Armadas de Ucrania / Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo). Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Efe.- Redacción Internacional, lunes 18 de abril de 2022. Comienza el quincuagésimo cuarto día de la invasión rusa de Ucrania, con toda la atención puesta en el asedio de Mariúpol, que sigue asediada por los rusos y donde la resistencia del ejército ucraniano se concentra en el este de la ciudad, en la factoría de Azovstal.

El futuro de estas fuerzas, a las que Rusia ha pedido rendirse con la amenaza de ser aniquiladas, se decidirá en estos días. Según el Instituto de Estudios para la Guerra, los rusos han publicado imágenes del puerto de la ciudad, lo que confirma su captura, así como desde otras zonas clave en el suroeste. Según su análisis, la captura de la fábrica de Azovstal es cuestión de días, sobre todo si Rusia utiliza su «abrumadora potencia de fuego».

La ciudad portuaria de Mariúpol sufre un asedio ruso desde casi el principio de la invasión rusa del país, el pasado 24 de febrero, y de su medio millón de habitantes, apenas quedan en ella unas 100.000 personas que, según diversas ONG, son víctimas de un catástrofe humanitaria.

Moscú después de hacerse con el control de esta ciudad, prácticamente destruida, pretende establecer un corredor para sus tropas que una Crimea, territorio que controla desde 2014, con las regiones prorrusas del Donbás.

Estos son los últimos acontecimientos en el comienzo del 54 día de invasión rusa de Ucrania:

– Comienza la ofensiva en Lugansk: Las autoridades regionales de Lugansk informaron hoy del inicio de la gran ofensiva por parte de Rusia en el este de Ucrania, tras varios días de preparativos y concentración de tropas rusas en esa parte del país. «Podemos informar de que la ofensiva ya ha comenzado», afirmó en un comunicado la administración militar regional, que añade que se lucha por las calles de Kreminna.

Los ataques rusos continúan de forma intensa en el este de Ucrania, en las regiones del Donbás, y persiste el intento de bloqueo de la ciudad de Jarkóv (este) y el intento de controlar todo Mariúpol (sur), según el último parte de guerra ucraniano.

– Bloqueo de Jarkov: «Los ocupantes rusos continúan el bloqueo parcial de Járkov y tratan de impactar y destruir con sus ataques las unidades de nuestras tropas», dice el parte. Járkov, la segunda ciudad en importancia de Ucrania, sufre intensos bombardeos por parte de los rusos desde hace días. Su control es básico para que las tropas rusas puedan dominar las limítrofes regiones del Lugansk y Donetsk, ambas autoproclamadas repúblicas independientes y reconocidas por Moscú.

– Ucrania dice que Mariúpol no se rinde: Ucrania ha rechazado de plano la demanda de rendición de los militares que aún mantiene en la sitiada ciudad de Mariúpol, a los que el Ejército ruso prometió preservarles la vida a cambio de que depongan las armas.

«La ciudad no ha caído. Todavía están nuestros soldados y lucharán hasta el final. Por ahora siguen en Mariúpol», afirmó el primer ministro de Ucrania, Denis Shmyhal, en una entrevista con la cadena estadounidense ABC.

– Niños sacados a la fuerza de Mariúpol: El ejército ruso sacó por la fuerza a unos 150 niños de la asediada ciudad de Mariúpol, incluidos un centenar que estaban heridos y enfermos del hospital, denunció el Grupo de Derechos Humanos de Crimea, según informó este domingo la agencia Ukrinform.

«El ejército ruso sacó por la fuerza a unos 150 niños de Mariúpol [y los transfirió] en dirección a Donetsk ocupado y Taganrog ruso», dijo Olha Skrypnyk, directora del Grupo de Derechos Humanos de Crimea. Según Petro Andriushchenko, asesor del alcalde de Mariúpol, la mayoría de los niños fueron sacados de los hospitales sin sus padres.

– La acería de Azovstal: Miles de civiles de la asediada ciudad de Mariúpol, en la costa del mar de Azov, resisten los continuos bombardeos de las tropas rusas refugiados en las instalaciones de la acería de Azovstal, una antigua planta metalúrgica creada en la década de 1930.

«Civiles, entre ellos mujeres y niños, se refugian en las instalaciones de la planta de Azovstal», aseguró este lunes el jefe de la policía de Mariúpol, Mykhailo Vershynin, en declaraciones realizadas en un programa de la televisión local, según la agencia Ukrinform.

– Misiles contra Leópolis: El Ejército ruso ha vuelto a bombardear con misiles la ciudad ucraniana de Leópolis, cercana a la frontera con Polonia, en un área que, hasta ahora, no había sufrido apenas ataques por parte de Moscú.

Según informó este lunes el alcalde la ciudad, Andriy Sadovyl, en la red Telegram, cinco misiles han caído en la urbe en las últimas horas.

ZELENSKI AGRADECE LA AYUDA MILITAR, PERO PIDE MÁS

– En una entrevista en la CNN, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se mostró agradecido por la ayuda militar enviada por Estados Unidos, incluido un paquete adicional de 800 millones de dólares anunciado esta semana, pero pidió más apoyo.

«Nunca será suficiente. Estamos ante una guerra a gran escala y necesitamos más de lo que tenemos. Desafortunadamente, no tenemos una ventaja técnica sobre nuestro enemigo, no estamos en el mismo nivel, pero nuestra gente es más fuerte», afirmó.

– Un genocidio: Sobre la invasión rusa, el presidente ucraniano dijo en una entrevista con la CNN que tiene «evidencia sustancial de que es un genocidio», y puso como ejemplo el caso de Bucha, a las afueras de Kiev, donde aparecieron cientos de cadáveres de ciudadanos tras retirarse los rusos.

Zelenski subrayó que «mataron a civiles, no a soldados», y afirmó que tiene vídeos y audios que demuestran el «odio» de los rusos contra los ucranianos.

– Nunca se cederá el Donbás: El mandatario descartó además que vaya a ceder a Rusia la región del Donbás, en el este del país: «Nosotros no queremos el territorio de nadie ni entregaremos el nuestro a nadie», prometió.

Según sus cálculos, desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, el pasado 24 de febrero, han muerto entre 2.500 y 3.000 soldados ucranianos y cerca de 20.000 rusos.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot