Sucumbe a sus heridas y muere por Hamás y «Palestina libre»

0
43
FOTOGRAFÍA. WASHINGTON (ESTADOS UNIDOS), 25 DE FEBRERO DE 2024. "Un soldado estadounidense se prendió fuego este domingo frente a la embajada de Israel en Washington, capital de Estados Unidos (EE.UU.), en protesta por el asedio israelí contra Gaza, y se encuentra en estado crítico", según informaron la Policía Metropolitana y los servicios de emergencia.Militar de EEUU en estado crítico tras inmolarse por Hamás y Gaza. Sucumbe a sus heridas y muere por Hamás y "Palestina libre". Captura vídeo del incidente/Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Washington (Estados Unidos de América), lunes 26 de febrero de 2024 (Lasvocesdelpueblo y Agencias).- Sucumbe a sus heridas y muere por Hamás y «Palestina libre»; el sujeto, cuyo nombre no se ha revelado oficialmente hasta ahora para que no se vea sus orígenes, militar de EEUU en estado crítico tras inmolarse por Hamás y Gaza, protagonizó este domingo en un directo («live») en sus redes sociales lo llamado «Miles maneras de morir». Y es que advirtió antes que lo suyo va a ser todavía más escandaloso y brutal: «de protesta extrema», dijo antes de inmolarse en defensa del islamismo terrorista.

VÍDEO. WASHINGTON (EEUU), 25/03/2024

Un miembro activo de la Fuerza Aérea de Estados Unidos murió tras prenderse fuego este fin de semana frente a la embajada de Israel en Washington en protesta por la guerra en Gaza, informó el lunes el Pentágono. Una portavoz de la fuerza aérea señaló que el hombre, cuyo nombre no se divulgó, «sucumbió a sus heridas y falleció anoche» domingo. «Proporcionaremos detalles adicionales 24 horas después de que se completen las notificaciones a los familiares», agregó.

Sucumbe a sus heridas y muere por Hamás y «Palestina libre»| Los equipos de emergencia acudieron al lugar poco antes de la 1 p.m. hora local, en respuesta a una «llamada por una persona en llamas frente a la embajada israelí», según un mensaje en la red social X del cuerpo de bomberos de la capital estadounidense. Al llegar se encontraron con que el fuego ya había sido extinguido por los agentes del Servicio Secreto, la agencia policial encargada de proteger a las autoridades políticas de Estados Unidos, los jefes de Estado visitantes y a otras figuras relevantes.

Según los bomberos, el hombre fue trasladado al hospital con «heridas críticas que ponen en peligro su vida». Un portavoz de la Fuerza Aérea confirmó a la AFP que se trataba de un miembro activo de esa dependencia, pero no ofreció más detalles. Un vocero de la embajada israelí dijo, por su parte, que ningún miembro del personal había resultado herido en el incidente y que el hombre era «desconocido» para ellos. Medios locales informaron que el sujeto, que vestía uniforme, aparentemente transmitía en directo en la red social Twitch, asegurando que «no será cómplice de genocidio» antes de rociarse con líquido.

Sucumbe a sus heridas y muere por Hamás y «Palestina libre»| «Soy un miembro en activo de la Fuerza Aérea y no voy a seguir siendo cómplice de genocidio», indica el hombre en el vídeo en el que también señala que quiere recurrir a un tipo «de protesta extrema» contra el conflicto en Gaza, que se inició el pasado 7 de octubre de 2023, conocida como Holocausto II o Sabbath negro, perpetrada por al menos 3.000 terroristas del grupo terrorista palestino Hamás junto a otros grupos como la Yihad Islámica Palestina, etc.. en suelo soberano de la Nación hebrea, durante una ofensiva por tierra, mar y aire, que dejó 1.200 muertos, al menos 240 rehenes, varias mujeres y niñas violadas, etc.. A continuación se inmoló mientras gritaba «¡Palestina libre!» hasta que cayó al suelo, según los reportes.

El cuerpo de bomberos y los servicios de emergencia indicaron que el hombre fue ingresado de urgencia en un hospital con heridas «críticas», mientras que una unidad de explosivos fue desplegada para examinar un coche sospechoso, que finalmente no suponía ninguna amenaza. El acto ocurrió en momentos que aumentan las protestas en Estados Unidos contra las acciones de Israel en Gaza, donde libra una guerra en represalia por el ataque sin precedentes perpetrado en su territorio el 7 de octubre por el grupo islamista palestino Hamás. Ese día los milicianos mataron a 1.200 personas, en su mayoría civiles israelíes y extranjeros (con doble nacionalidad), y secuestraron a unas 250, según un balance de la AFP basado en datos israelíes.

El número de muertos en Gaza por la respuesta de Israel se acerca a los «30.000» – no se sabe cuántos civiles y cuántos terroristas de Hamás dado que los asesinos islamistas nunca se consideran milicianos sino civiles-, según el llamado «Ministerio de Salud de Gaza», gobernada por el grupo terrorista islamista Hamás.

Fracaso del antisemitismo y de la anti-Israel

Sucumbe a sus heridas y muere por Hamás y «Palestina libre»| Así como ya ocurrió con la guerra de los 6 días,—también conocida como «guerra de 1967» o «guerra de junio de 1967»; conflicto bélico que enfrentó a Israel con una coalición árabe formada por la República Árabe Unida, denominación oficial de Egipto por entonces, ​Siria, Jordania e Irak entre el 5 y el 10 de junio de 1967—​ el antisemitismo y anti-Israel se frotaron las manos la mañana del 7 de octubre de 2023, dando por finiquitado un Estado de Israel en guerra política contra sí misma internamente con divisiones casi insuperables. Lo que ese antisemitismo y la anti-Israel nunca se hubieran imaginado era la capacidad de Israel de movilizarse, dejar sus diferencias internas y combatir muy unido, hasta la fecha de hoy, al enemigo islamista socio del antisemitismo y de la anti-Israel. Porque si hay una cosa que dejaron claro los terroristas del 7-O, es que  eso no va de izquierda o derecha sino de la exterminación de la población de Israel, de la iluminación de Israel, eso va de la destrucción total de Israel. Y así entendieron los israelíes y salieron a defender su tierra. En la actualidad, centenares de mujeres y varones, militares israelíes, han caído en combates. Las cifras de las bajas son casi ridículas porque nadie se esperaban tan pocas bajas entre los guerreros santos. Estamos hablando de guerra urbana en el campo del enemigo. Si entre las más de 300 bajas se retira las bajas por accidente de todo tipo -muertes en prácticas de tiro o las 80 muertes del incidentes de Jan Yunis en la destrucción de un túnel que por error de sincronización entre las FDI murieron- la cifra total de las bajas caería todavía más.

Y es que la respuesta de Israel es bíblica, de Gaza solo queda en pie algunos hospitales con viviendas alrededores. Concretamente, de Gaza solo queda Rafah, zona casi desértica y fronteriza con el desierto del Sinaí de Egipto. Allí se habrían escondido lo que queda de Hamás y Yihad Islámica Palestina. Ni Irán ni un grupo terrorista islamista Hezbollah (en el sur del Líbano) ya pueden salvar a su socio terrorista del Hamás. En la actualidad, el líder terrorista del Hamás, Yahya Sinwar es un «cadáver» que huye de túneles en túneles y ya no tiene la capacidad de borrar sus huellas y cada vez más las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), integrantes del Ejército de defensa de Israel (Tzáhal), le pisan los talones. Tanto es así que desde Qatar, los líderes terrorista huidos del Hamás ya estudian la propuesta de un sustituto de Sinwar. Nadie sabe cómo acabará o cuándo acabará la guerra en Gaza. Lo que sí se sabe es que toda la estrategia Internacional del antisemitismo y de la anti-Israel ha fracasado: sus intentos de crear un Estado de Palestina desde la Corte Penal  Internacional (CPI) con altos de fuego y retirada de Israel en Gaza y Cisjordania sin devoluciones de rehenes israelíes y cadáveres secuestrados durante la masacre islamista del 7 de octubre de 2023 han fracasado.

¿Si la población de Gaza e de los «2.2000.000 de personas», por qué los 52 países árabes y los socios del Hamás no lanzan también la campaña «Refugiados bienvenidos». Los  Países de la UE, del resto de Europa y resto del mundo se volcaron a acoger a los «refugiados sirios», recientemente a los refugiados ucranianos y a los «no refugiados» afganos, con la excusa de que llegaban los talibanes al poder. Desde la llegada de los Talibanes, Afganistán sigue en paz, sin guerra ni derramamiento de sangre ni desaparición de políticos y activistas| Sucumbe a sus heridas y muere por Hamás y «Palestina libre».