Torra pide a Sánchez que no haga caso a VOX porque Cataluña quiere votar

Lasvocesdelpueblo
PARLAMENTO DE CATALUÑA (ESPAÑA), 12.12.2018. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Govern en el Parlament tras la polémica con el Gobierno central por la seguridad en Cataluña ante las acciones de los CDR, en la semana previa al Consejo de Ministros del próximo 21 de diciembre en Barcelona. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El presidente independnetista, Quim Torra, ha expresado este miércoles, 12 de diciembre de 2018, su temor a que su socio actual presidente de Gobierno de España, Pedro Sánchez, con quien no ha logrado aún programar una segunda reunión, pueda acabar ejecutando el Artículo 155 de la Constitución en Cataluña para controlar los la Policía de la Generalidad de Cataluña-Mozos de Escuadra o incluso aplicarlo de forma “general”, después de que tras la excelente actuación de los antidisturbios de este cuerpo: los BRIMO y ARO en Gerona y Terrasa (Barcelona) el pasado 6 de diciembre de 2018 para proteger a las familias españolas que celebraban el 40 aniversario de la Constitución en Plaza 1 de Mayo de Terrasa con Rambla Francesc Marcía y Plaza de la Constitución de Gerona, el propio Torra cargara contra los Mozos y amenazara con cambios inminentes en el cuerpo para evitar más cargas contra los comandos d ela muerte del secesionismo y la ultraizquierda de Pablo manuel Iglesias en Cataluña; y ante los incidentes anunciado por estos grupos racistas ultraviolentos contra Cataluña y la convivencia para el próximo viernes 21 de diciembre coincidiendo con el primer Consejo de Ministros del Gobierno central en Cataluña desde el inicio del ‘Procés’. Barcelona (España), jueves 13 de diciembre de 2018. fotografía: PARLAMENTO DE CATALUÑA (ESPAÑA), 12.12.2018. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Govern en el Parlament tras la polémica con el Gobierno central por la seguridad en Cataluña ante las acciones de los CDR, en la semana previa al Consejo de Ministros del próximo 21 de diciembre en Barcelona. Efe

El  presidente Quim Torra ha reprochado este miércoles al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, lo que ha llamado su “relato inventado” sobre supuesta violencia en Cataluña y le ha emplazado a que, en lugar de asumir “las tesis de la derecha” -que exige el 155-, el 21D lleve a Barcelona “política y no policía”.

Este emplazamiento lo ha expresado Torra durante el pleno del Parlamento de Cataluña, mientras casi en paralelo Sánchez, desde el Congreso, advertía de que será “firme y contundente” si los independentistas y el Govern incumplen la ley, aunque en este momento no ve razones para aplicar el artículo 155 de la Constitución.

No obstante, el presidente catalán ha expresado su temor a que Pedro Sánchez, con quien no ha logrado aún programar una segunda reunión, pueda acabar ejecutando ese artículo de la Constitución para controlar los Mossos o incluso aplicarlo de forma “general”.

Una medida que hoy ha reclamado de nuevo la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, exhibiendo en el pleno el número 155 impreso en un folio, poco antes de que el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, partiera por la mitad otra hoja con la misma cifra impresa, que ha calificado como una “arma de represión”.

En este contexto, Torra ha alertado de que Sánchez, a tenor de sus últimas declaraciones y acciones, “está asumiendo las mismas tesis de la derecha” y ha instado a los socialistas a evitar el 155.

Torra ha resaltado que las tres cartas del Gobierno dirigidas esta semana a la Generalitat dibujan un “relato inventado” de violencia, el mismo que, a su juicio, llevó a diversos dirigentes soberanistas a la cárcel: “¿Queremos volver a crear el mismo relato insensato e irresponsable?”, se ha preguntado.

El presidente catalán ha lamentado que, si bien el 21D esperaba que a Barcelona “viniera la política, resulta que lo que vienen son más policías”, y ha rogado: “Volvamos a la política, al diálogo”.

Si bien Torra no desea un encuentro meramente protocolario con Sánchez el día 21, sí que ha reiterado su oferta de reunirse “de gobierno a gobierno”, para abordar la situación “de los presos y exiliados” y el “derecho a la autodeterminación” de Cataluña.

Tras la actuación policial del pasado 6 de diciembre que la CUP calificó de “represión”, Torra ha salido en defensa a los Mossos y, aunque ha precisado que se revisará si ha habido mala praxis por parte de algún agente, ha avisado: “No se pueden atacar los cordones policiales”.

También ha aprovechado las críticas de la oposición sobre la vía eslovena para puntualizar que se refería solo al proceso de Eslovenia hasta el referéndum de autodeterminación de 1991, ya que a partir de ahí empezó “otra vía”, desmarcándose así de los posteriores choques bélicos, que causaron decenas de muertos.

Así, cuando Arrimadas ha acusado a Torra de pertenecer a un “club de fans de la guerra de los Balcanes”, el president ha puntualizado que solo es un fan “de la democracia y la justicia”.

El líder de PSC-Units, Miquel Iceta, ha recalcado que “solo habrá una vía, la catalana, la del diálogo, la negociación y el pacto”, y ha pedido a Torra que dé la “bienvenida” al Gobierno en el Palau de la Generalitat el próximo 21 de diciembre.

Una opción que descarta el Govern, cuya portavoz, Elsa Artadi, evitó ayer volver a calificar la reunión del Consejo de Ministros como una provocación, aunque hoy ha sido la secretaria general de ERC, Marta Rovira, quien en unos tuits desde Suiza ha tildado el encuentro de “provocación política”.

Por su parte, la presidenta del grupo de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, ha instado a ERC a decidir entre “la vía eslovena de un Govern a la deriva o la construcción de una mayoría nueva”.

El presidente del PPC, Alejandro Fernández, ha asegurado que si su partido vuelve al Gobierno destituirá al presidente de la Generalitat, porque Cataluña no es Eslovenia “ni queremos guerras”.

Por su parte, el diputado de la CUP Carles Riera ha instado a Torra a aclarar si los Mossos seguirán “dando palizas y reprimiendo” y “amparando” manifestaciones de ultraderecha.

En el pleno de hoy, además, Torra, en una comparecencia específica, ha explicado los cambios de su Govern tras el ingreso de Alfred Bosch como nuevo conseller de Acción Exterior.

El nuevo conseller, según el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, será “un digno continuador” del trabajo hecho por su predecesor, Ernest Maragall, y sobre todo, de Raül Romeva, uno de los exconsellers presos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies