Torra se esconde detrás del covid y rehúsa la convocatoria de elecciones en Cataluña tras el verano

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 21.07.2020. El inhabilitado presidente del Gobierno autonómico de la Generalidad de Cataluña, Joaquim Torra Pla, alias Quim Torra, durante la reunión semanal del Gobierno separatista, que se celebra en un «momento de preocupación por los rebrotes de coronavirus y la crisis económica». Efe 

Efe – El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha enfriado este martes la perspectiva de unas elecciones al Parlament a la vuelta del verano y ha subrayado que ahora la “prioridad” del Govern es gestionar los rebrotes de coronavirus en diferentes puntos de Cataluña. Barcelona (España), martes 21 de julio de 2020. 

En una comparecencia junto al vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, para presentar un “plan de reactivación económica y protección social”, Torra ha subrayado que “en estos momentos” buena parte de Cataluña vuelve a estar “en una situación de emergencia sanitaria”.

Así, Torra ha “dejado de pensar en cualquier otra cosa”, después de que semanas atrás diera a entender que convocaría elecciones una vez estuviera encarrilada la gestión de la crisis de la COVID-19.

Ahora, ha recalcado, hay que “priorizar cómo salimos de esta situación”, con “rebrotes importantes” en la zona de Lleida y en el área metropolitana de Barcelona.

Por ello, he pedido a los consellers del Govern y sus equipos que hagan una “priorización absoluta” de la gestión de los brotes de la COVID-19, que es “donde está centrado” ahora el ejecutivo catalán.

Torra ha asegurado que continúa “teniendo clara la fecha de las elecciones” y “mantiene la misma fecha” que tenía pensada, aunque no es hora de dedicarse a ello en un “momento de emergencia como este”.

“Mi prioridad es orientar todos los esfuerzos aquí”, ha insistido.

Por otra parte, Torra se ha referido a la posibilidad de que eleve una denuncia contra el rey emérito “por presunta corrupción”.

Torra ha recordado que ha “encargado” a su defensa que estudie la presentación de una denuncia contra Juan Carlos de Borbón, Corinna zu Sayn-Wittgenstein y “todos los que de una forma u otra hayan participado, ayudado, cooperado o encubierto las prácticas corruptas en las cuales presuntamente habría estado involucrado el anterior jefe del Estado español y su entorno”.

En cambio, ha señalado que no se plantea presentar “ninguna demanda” contra la familia Pujol, después de que el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata haya propuesto juzgar al expresident Jordi Pujol, su mujer Marta Ferrusola y sus siete hijos por formar una organización criminal para enriquecerse durante décadas a través de actividades relacionadas con la corrupción.

En el inicio de su comparecencia, Torra ha tenido palabras de apoyo a los miembros soberanistas de la Mesa del Parlament durante el 1-O y a la exdiputada de la CUP Mireia Boya, acusados de desobedecer al Tribunal Constitucional (TC).

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) juzga a partir de este martes a los miembros de Junts pel Sí en la Mesa en la etapa de Carme Forcadell y a la exdiputada Boya por desobedecer al TC para permitir la tramitación de las leyes del ‘procés’ en la legislatura anterior.

Según Torra, los acusados son “cinco demócratas que cumplieron sencillamente un mandato democrático”.

“En ningún país del mundo a los miembros de una Mesa de un Parlamento, por su hacer su trabajo, se los denuncia ni se los lleva a los juzgados”, ha remarcado.

En el juicio, los cuatro compañeros soberanistas de Forcadell en la Mesa -Anna Simó (ERC), Lluís Corominas (PDeCAT), Ramona Barrufet (PDeCAT) y Lluís Guinó (PDeCAT)- y Mireia Boya se enfrentan a una petición fiscal de hasta un año y ocho meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros por desobediencia grave.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot