Traición del PSC| El separatismo prohíbe el castellano/español en la Enseñanza con los votos del Partido Socialista Obrero Español, Podemos e Izquierda Unida

.Vox anuncia querellas y recurso ante el Tribunal Constitucional
.Pere Aragonès García ha reivindicado que el «Parlamento no dimite de legislar». «Hoy decidimos para que las leyes las apruebe este Parlamento y no ninguna otra instancia», ha añadido en referencia al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y a la sentencia firme de 6 horas semanales de clase en español

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 08.06.2022. La socialcomunista del PSC, Esther Niubó (i), la presidente de Podemos e Izquierda Unida (los Comunes) en el Parlamento de Cataluña, Jéssica Albiach (2 i), el presidente del Gobierno separatista que ocupa la Generalidad de Cataluña y dirigente de ERC, Pere Aragonès García (3 i),  junto al vicepresidente del Gobierno separatista, Jordi Puigneró Ferrer (4 i) entre otros cargos del régimen secesionista amarillo, posan en las escaleras del Parlamento de Cataluña tras aprobación de la prohibición del castellano/español en la enseñanza en Cataluña con los votos a favor de esta alianza socialcomunista que CUP ha rechazado. ACN

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), miércoles 8 de junio de 2022. La mayoría socialseparatista del Parlamento de Cataluña -excepto CUP- ha aprobado su Ley que prohíbe el castellano/español en los centros educativos en Cataluña, la llamada «Ley del catalán» -una Nueva normalización lingüística-, para responder a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que fija un 25% en castellano/español y cuya ejecución forzosa de la sentencia firme ya ha sido dictada por este mismo alto catalán depués de comprobar en su sentencia el uso «residual» del idioma español en la Enseñanza, tan sólo «el 2% de clase» en español/castellano.

El Decreto-ley hispanófobo ha sido aprobado con los votos a favor de ERC, JxCat, PSC-PSOE y ECP (Podemos e Izquierda Unida -los Comunea mientras que el resto de Grupos Parlamentarios -liderados por un Vox cuyo líder, Ignacio Gariga Vaz de Concicao, ejerce de verdadero jefe de la oposición en la Cámara catalana- han votadoo en contra y el ultraseparatista diputado de JxCat, Francesc Ten, se ha abstenido. La Proposición de ley establece que el castellano es «curricular» y se refiere al catalán y el aranés en los centros educativos como lengua «vehicular» mientras la Constitución Española dejar claro que el español/castellano es la lengua oficial de España y que todos lo españoles tienen el derecho a saberlo y que en regiones con lenguas propias tanto las lenguas regionales como el castellano/español seran vehiculares en la Educación.

La aprobación en el pleno del Parlamento de Cataluña llega después del dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) -cuyos miembros fueron nombrados por ERC y JxCat- que ha avalado la norma con el argumento tremendamente falso y una clara burla a los catalanes, de que «se amplía el uso del castellano» en la escuela. De hecho, la ley debía aprobarse en el anterior pleno de la cámara pero Vox, PP y Cs lo detuvieron al acudir al órgano consultivo cuta resoluciones ni son vinculantes ni sirven para nada en algo. De hecho, el separatismo nunca cumple las resoluciones de ese órgano inútil cuando dicte contra el plan separatista.

El proyecto de ley de la prohibición del castellano/español en Cataluña también establece que el «uso de las lenguas debe determinarse exclusivamente con criterios pedagógicos y de forma singularizada para cada centro educativo». Es decir, la enseñanza de idiomas dependerá de la decisión de un director separatista o cúpula secesionista de un colegio. Y, en este sentido, señala que «debe decidirse de acuerdo con el proyecto lingüístico de cada centro teniendo en cuenta la situación sociolingüística», pero es la Consejería de Educación del Gobierno separatista que se hace responsable en caso de querella contra esos nuevos aparatos totalitarios en la enseñanza. También, el Gobierno separatista ofrece asesoramiento a los directores de centros educativos para que elaboren esos proyectos lingüísticos secesionistas.

El presidente del Gobierno separatista que ocupa la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonès García (ERC), ha pedido la palabra para defender que la ley que prohíbe el español en la escuela «representa un acuerdo de país (Cataluña)» que es «abierto» y quiere «sumar los que hoy no están en la votación».

En un claro desafío al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y a la sentencia firme de este Tribunal que obliga al Gobierno separatista y directores de centros educativos a garantizar y a hacer cumplir la sentencia firme del 25 % de clase en castellano, el ‘pequeño aprendiz de dictador‘ Pere Aragonès García ha reivindicado que el «Parlamento no dimite de legislar». «Hoy decidimos para que las leyes las apruebe este Parlamento y no ninguna otra instancia», ha añadido en referencia al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y a la sentencia firme de 6 horas semanales de clase en español.

Para Aragonès, la ley hispanófoba aprobada «sitúa al catalán como eje vertebrador de la escuela catalana ante las amenazas de los últimos años» y ha hecho un agradecimiento explícito al «Consejero de la Oposición», líder del PSC (PSOE) y exministro de Sanidad del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez Pérez Castejón, Salvador Illa Roca, por apoyar la prohibición del castellano/español en los centros educativos en Cataluña.

Por su parte, Illa ha coincidido con Aragonés en que «el consenso de hoy debe ser abierto«.

En este sentido, se ha comprometido «a ensanchar el apoyo a otras formaciones políticas», no se sabe a qué formación se ha referido, quizás se haya referido a CUP aún así quedan hasta tres partidos, entre ellos al menos uno nunca lo firmará: VOX, Cs y PP acabarían incluso apoyando la Nación Catalana. Según ha dicho, la ley aprobada «no debería ser un punto de llegada sino un punto de salida». Y también ha querido destacar que, «para el PSC, defender el catalán no es atacar al castellano», dijo un PSC consciente de su traición.

A su vez, la socialcomunista Esther Niubó (PSC) aseguró que «la nueva ley incrementará la presencia del castellano en la escuela. Sobre el decreto del Gobierno separatista, la dirigente socialista ha lamentado que la «expresión uso curricular del castellano haya desaparecido del texto«, pero el PSC ha votado a factores igualmente. Asimismo, ha advertido al PP de que «la agenda de VOX les está contaminando cada vez más», dijo la socialcomunista sin explicar qué tiene que ver VOX y PP con la traición del PSC a los catalanes con lengua materna el español/castellano. Quizás si VOX no hubiera existido el PP firmaría la prohibición del castellano en Cataluña, que es lo que ha querido decir la dirigente socialista.

El diputado totalitario de JxCat, Francesc Ten, ha subrayado que la Ley y el Decreto deben ser «aval legal para que ni una familia unilateralmente ni tampoco injerencias judiciales -Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional- puedan hacer nada que no esté en consonancia con el proyecto lingüístico de un centro educativo -que prohíbe el castellano/español-«.

Este ultraseparatista derechista ha explicado que él se abstiene en la votación como «gesto simbólico hacia Salvador Ribot, que lleva 13 días en huelga de hambre». Este individuo también ha «tendido la mano a CUP por otros acuerdos» sobre el ataque al castellano/español en Cataluña..

La diputada de la ultraizquierda separatista ERC, Mònica Palacín, ha celebrado que se haya «recuperado el consenso que la lengua, el país (Cataluña) y la escuela se merece».

La ultra ha reivindicado que «el 80% de los diputados aprueban la nueva ley» y ha admitido que «el consenso ha peligrado de forma pública», pero ha puesto el énfasis en haberlo «recuperado».

Aunque CUP se ha desmarcado de la ley pactada entre ERC, JxCat, PSC, Podemos e Izquierda Unida (los comunes) , Palacín ha invitado a a la Batasuna catalana a sumarse al «Decreto-ley» del Gobierno separatista sobre la prohibición del castellano en la escuela.

«Dejamos a los docentes en paz y protegemos para que puedan hacer su trabajo». «Hoy el marco aprobamos un marco regulador para que no vuelvan a regular a los jueces», ha añadido.

Por su parte, la presidente de Podemos e Izquierda Unida (los Comunes) en el Parlamento de Cataluña, Jéssica Albiach, ha pedido a Vox, Cs y PP que «dejen de mentir y dividir».

En este sentido, la ultra ha reivindicado que «el castellano es la lengua de todos y todas y no sólo de Vox y del españolismo».

La portavoz de la Izquierda radical Jessica González ha defendido que «serán los centros educativos los que pondrán en práctica la flexibilidad» de la apartheid lingüística -conocida como «inmersión lingüística»- que, según ha dicho, «hoy se blinda con la aprobación de la ley».

También negó que con la nueva norma se introduzca el castellano en las aulas en detrimento del catalán. «Lo que estamos haciendo es dar todas las herramientas posibles a los docentes para que adapten los usos lingüísticos a la realidad y protegerlos de los embates constantes», ha insistido.

La diputada de la ultraizquierda también ha cargado contra las «mentiras y falsedades sobre lo que ocurre en las aulas». «La comunidad educativa ha dicho lo suficiente y nosotros también decimos lo suficiente», ha concluido.

CUP VOTA EN CONTRA

A su vez, el diputado de la Batasuna catalana CUP, Carles Riera, ha preguntado a Pere Aragonès García, y al consejero de Educación, Josep González-Cambray (ERC), si enviarán «instrucciones claras y precisas firmadas por ellos a las 50 escuelas que ya aplican la sentencia firme el 25% de castellano/español para que lo dejen de hacer».

Según Riera, «curricular es sinónimo de vehicular» y «la ley abre la puerta al uso del castellano/castellano más allá del aprendizaje del idioma». «Por eso el Consejo de Garantías Estatutarias dice que lo han hecho muy bien». «Hoy abren la puerta al bilingüismo de la escuela catalana», ha lamentado.

VOX llevará la ley al Tribunal Constitucional

El portavoz parlamentario de Vox, Joan Garriga Doménech, ha asegurado que a su grupo «no le gusta» presentar querellas, pero que lo harán contra quien haya incumplido la sentencia del TSJC por «desobediencia».

Además, ha recordado que Vox también llevará la «ley tramposa» ante el Tribunal Constitucional. «Servimos a la ciudadanía presentando querellas y, si es necesario, sentarlos en el banquillo, y encarcelándolos».

Por su parte, el presidente del Grupo Parlamentario de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga Vaz de Concicao, -el verdadero líder de la oposición en Cataluña-, ha señalado que «hoy se evidencia un nuevo capítulo de traición del PSC» hacia el conjunto de los catalanes.

Según ha dicho el líder de la oposición en Cataluña, los socialistas se presentaron a las elecciones del 14F catalán de 2021 como «alternativa» a los separatistas y el «acuerdo por el catalán» supone un «insulto a las clases trabajadoras».

El presidente de Cs en el Parlamento de Cataluña, Carlos Carrizosa, ha acusado al PSC, Podemos e Izquierda Unida (los Comunes) de pactar con el «separatismo más radical hispanófobo».

«Toda la reforma indigna es un monumento a la hipocresía del PSC» y Podemos e Izquierda Unida de «traicionar» la Constitución.

El dirigente naranja ha realizado una comparación con la actuación del franquismo. «Franco hizo un flaco favor al castellano desmenuzando el catalán». «Y ahora hacen un flaco favor al catalán imponiéndolo ilegalmente e intentando erradicar el castellano en las instituciones», ha añadido.

Y el presidente del PP y diputado del Grupo Mixto, Alejandro Fernández Álvarez, ha avisado a los partidos separatistas que «matarán al catalán de tan quererlo». «Vulnerando derechos o incumpliendo la ley, así no van a mejorar el uso social del catalán».

«En lugar de cohesión tendrán división». «Y en lugar de promoción positiva, tendrán rechazo entre los jóvenes por las imposiciones». «En lugar de una lengua para todos, tendrán una lengua sólo de independentistas y para independentistas», ha asegurado.

Asimismo el PP ha lamentado que «hoy se dé un paso más hacia el desastroso camino de la mano del PSC».

El Decreto-ley del Gobierno separatista

Paralelamente, el Gobierno separatista ha aprobado un Decreto-ley para hacer frente a la sentencia firme del TSJC que se opone abiertamente a fijar porcentajes en la escuela, tal y como ha hecho el tribunal.

Además, dice que el Departamento de Educación asume la «responsabilidad legal de los proyectos lingüísticos de los centros educativos».

Vox, Cs y PP también han llevado el Decreto-ley al Consejo de Garantías Estatutarias, pero, en este caso, está en vigor desde su publicación en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC).

Cuando este órgano, cuyos miembros fueron nombrados por ERC y JxCat, emita dictamen el pleno del Parlamento podrá votar su convalidación.

El PSC, que forma parte del acuerdo de la ley, se ha desmarcado del Decreto-ley y ya ha anunciado que «votará en contra». Así pues, el Decreto-ley del Gobierno separatista saldrá adelante gracias a los votos de de las ultraizquierdas Podemos,Izquierda Unida (los Comunes), los nuevos socios del separatismo que sustituyeron a CUP desde la aprobación de los Presupuestos al exigir CUP la reactivación del Procés. .

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot