Ucrania| Presidente de Kosovo Vjosa Osmani: «Putin es el carnicero de la democracia». «No sólo busca dominar Ucrania sino toda Europa occidental»

.Gobierno de Kosovo: «Si hay algo que comparar en estas dos guerras 8la de Kosovo y Ucrania) son las acciones de Milosevic con las acciones de Putin», dice Osmani, de 39 años y presidente de Kosovo desde 2021
. «Sin duda, Putin tratará de utilizar a Serbia para desestabilizar nuestra región porque a través de nuestra región quiere llegar a Europa»

FOTOGRAFÍA. PRISTINA (KOSOVO), AÑO 2022. La presidente de Kosovo, Vjosa Osmani. La mandataria ha advertido a las democracias europeas este Viernes Santo de la Semana Santa 2022 del objetivo del presidente del régimen ruso, Vladimir Putin, que es «destruir la democracia en los países de la Europa Occidental» y no sólo la dominación de Ucrania. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Pristina (Kosovo), Viernes Santo (Semana Santa 2022), 15 de abril de 2022. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, buscará utilizar Serbia para desestabilizar los Balcanes y, con ello, toda Europa occidental, en un ataque contra los valores democráticos de la Unión Europea (UE).

Así lo advierte la presidente de Kosovo, Vjosa Osmani, en una entrevista telemática concedida a Efe desde Pristina, en la que hace un llamamiento para que su país, una antigua provincia serbia, sea reconocido por todos los países europeos y latinoamericanos.

Kosovo se independizó en 2008, tras de una década administrada por la ONU después de la intervención de la OTAN contra Serbia, que bajo el presidente autoritario Sloboban Milosevic había reprimido a la población kosovar de origen albanés.

Esa intervención de la Alianza, sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU, es utilizada ahora por Rusia para justificar su invasión de Ucrania, donde pretende «desnazificar» un país ucraniano soberano, democrático y libre de Europa con presidente elegido democráticamente, Volodimir Zelenski, y parar un supuesto «genocidio» de la población rusoparlante; un genocidio que , según atrocidades cometidas por las tropas rusas durante estos 51 días de la invasión rusa de Ucrania se ha demostrado que el verdadero «genocida» en ucrania tiene nombre y apellido: el régimen ruso de Vladimir Putin.

Osmani califica esa comparación rusa como mera «propaganda» y recuerda que en Kosovo fueron «asesinadas unas 13.000 personas antes de la intervención de la OTAN», con la mayoría de la población desplazada ante la «amenaza de una limpieza étnica».

«Si hay algo que comparar en estas dos guerras son las acciones de Milosevic con las acciones de Putin», dice Osmani, de 39 años y presidente de Kosovo desde 2021.

Así, de la misma manera que Milosevic llegó a ser conocido como el «carnicero de los Balcanes», «Putin es ahora el carnicero de la democracia», porque no sólo busca dominar Ucrania, sino «destruir nuestro modo de vida democrático», advierte.

La mandataria se muestra alarmada por el posible aumento de las tensiones en los Balcanes, donde Serbia es un aliado de Rusia.

DESESTABILIZAR LOS BALCANES

«Sin duda, Putin tratará de utilizar a Serbia para desestabilizar nuestra región porque a través de nuestra región quiere llegar a Europa», señala.

Serbia, la vecina Bosnia Herzegovina y Kosovo son los únicos países de la región que no forman parte de la OTAN. En Bosnia y en Kosovo hay contingentes de la Unión Europea y de la Alianza para garantizar la estabilidad.

Mantener la paz y estabilidad en los Balcanes «significa mantener la paz y la estabilidad en todo el continente europeo», asegura Osmani, y recuerda que Serbia realizó en los últimos meses decenas de ejercicios militares con Rusia.

«Seguimos con bastante preocupación que Serbia haya aumentado la cantidad de armas que está comprando y esto muestra sus intenciones en la región», dice en alusión a la reciente llegada a Belgrado de un moderno sistema antiaéreo chino.

Para poder garantizar su seguridad, Kosovo cuenta con casi 4.000 soldados internacionales en su territorio, la mayoría de la OTAN, aunque el pequeño país, con sus menos de dos millones de habitantes, espera poder entrar pronto en la Alianza.

ENTRADA EN LA OTAN

«Creo que pertenecer a la OTAN es crucial. Quiero hacer un llamamiento a los cuatro miembros de la OTAN que aún no han reconocido a Kosovo para que lo hagan, porque no debemos seguir viendo esto sólo desde el punto de vista de la política interior», señala en referencia a España, Grecia, Eslovaquia y Rumanía.

Un total de 117 países han reconocido a Kosovo como estado independiente hasta ahora, aunque entre ellos faltan no solo cinco países de la UE, sino también China, Rusia, India y la mayoría de países latinoamericanos, como Argentina y Brasil.

«Ha llegado el momento de que los países que han dudado hasta ahora tomen esa valiente decisión y demuestren a los autócratas de todo el mundo que los países democráticos se mantienen unidos frente a la tiranía y la autocracia», afirma Osmani.

«Kosovo no supone un precedente peligroso para nada ni para nadie, sino todo lo contrario», agrega.

Osmani recuerda que España argumentó que iba a reconocer a Kosovo sólo si la Justicia Internacional avalaba la independencia del país, lo que sucedió en 2012, pero Madrid sigue sin aceptar la soberanía kosovar.

«Creo que no hay ninguna razón para que España tema que el caso de Kosovo pueda servir de precedente», asegura.

«Es hora de que España haga una clara distinción entre las cuestiones internas que pueda tener (el separatismo en Cataluña, país Vasco y en algunos puntos de España), por un lado, y lo que hizo Serbia, Milosevic, por otro. No debería compararse con un régimen genocida, porque lo que ocurrió en Kosovo son décadas de represión y un régimen similar al ‘apartheid'», recuerda Osmani.

En cuanto a la posición «neutral» de Serbia frente a la agresión rusa contra Ucrania, la presidenta kosovar exige que la UE tome nota de la postura serbia.

«No pueden decir que son proeuropeos, pero, al mismo tiempo, con sus acciones, son pro-Putin. No pueden andar por dos caminos a la vez. Tienen que elegir uno, ya sea la UE o Rusia», asegura Osmani sobre las aspiraciones serbias de entrar en el bloque comunitario.

Serbia negocia desde 2012 sobre su entrada en la UE, aunque el proceso se encuentra estancado y Belgrado no parece dispuesta a alinear su política exterior con la de la UE.

La mandataria reitera los planes del gobierno kosovar de solicitar este año, como lo acaban de hacer Georgia y Moldavia, entrar en la UE, pese a que en el pasado varios países del bloque pidieron frenar las ampliaciones.

«Cuantas menos perspectivas tengan los Balcanes Occidentales de entrar en la UE, más influencia tendrá Putin», concluye.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot