Último fin de semana del otoño en España con abundante nubosidad, lluvias y chubascos generalizados

.Las temperaturas mínimas subirán entre 6 y 8 grados respecto al día anterior, lo que propiciará ausencia de heladas y que la cota de nieve ascienda hasta los 1.500/1.800 metros en los sistemas montañosos de la mitad norte, bajando ligeramente el domingo en Pirineos
.A partir del jueves, festividad de la Nochebuena, aumenta la incertidumbre, aunque el escenario más probable prevé la entrada de una masa de aire frío con lluvias en el extremo norte peninsular, especialmente en el área cantábrica, y que el día de Navidad afectarán también al área Mediterránea

FOTOGRAFÍA. ZARAGOZA (ESPAÑA), 18.12.2020.  Viandantes caminan entre la niebla por los aledaños del rio Ebro en Zaragoza, este viernes. Efe 

Efe – El último fin de semana del otoño estará marcado por la llegada de un frente atlántico, que dejará abundante nubosidad, lluvias y chubascos generalizados y con temperaturas, en general, altas para la época. Madrid (España), viernes 18 de diciembre de 2020.

Las precipitaciones “barrerán la península” de oeste a este las próximas horas, ha avanzado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien precisa que aunque se repartirán por todo el territorio, se prevén más persistentes en puntos de la vertiente atlántica, sistema Central y Galicia.

Este viernes, el paso del frente lluvioso ha activado ya el aviso amarillo (riesgo) por fuertes rachas de viento en Asturias, Galicia y Navarra, donde las rachas máximas alcanzarán entre 70 y 90 kilómetros por hora; en Galicia hay además alerta amarilla por lluvias con una precipitación acumulada de 50 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Respeto a las temperaturas, el portavoz ha señalado que se mantendrán “altas para la época”, y, así hoy las diurnas ascenderán en gran parte de la península, más acusado en el área Cantábrica y en el sur de Castilla y León; sin embargo, en Cataluña, ambos archipiélagos y en zonas interiores de nieblas persistentes, se esperan pocos cambios o un descenso.

Por capitales de provincia, Alicante registrará la máxima peninsular con 19 grados seguida de Almería y Valencia con 18 grados y de Santander, Murcia, Málaga, Girona, A Coruña y Bilbao con 17 grados; en el centro del país, con diurnas algo más frías, Madrid marcará 11 grados y Guadalajara 13 grados.

El sábado, el frente afectará ya a todo el país, con Galicia en alerta naranja (riesgo importante) por fuerte temporal marítimo con olas que alcanzarán los 6 metros, y con lluvias intensas, sobre todo en el entorno de las Rías Bajas, Extremadura, Andalucía, y en puntos de Castilla y León y de la Comunidad de Madrid.

Este día, las mínimas subirán entre 6 y 8 grados respecto al día anterior, lo que propiciará ausencia de heladas y que la cota de nieve ascienda hasta los 1.500/1.800 metros en los sistemas montañosos de la mitad norte, bajando ligeramente el domingo en Pirineos.

El sábado ambiente seguirá templado a orilla del Mediterráneo, donde Alicante marcará 19 grados y Barcelona 17 grados, mientras que en Castilla y León, los termómetros apenas pasarán de 8 o 9 grados, y en áreas de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha, las diurnas oscilarán entre 9 y 11 grados.

El domingo, tras la marcha del frente, las lluvias se dispersarán con rapidez a lo largo del día, salvo en el oeste de Galicia debido al avance de otro frente, que dejará precipitaciones intensas en el litoral por la tarde y que, de forma paulatina, se extenderá a otras zonas del noroeste peninsular.

Esta jornada, Málaga, Murcia, Valencia, Alicante y Almería, volverán a aproximarse a los 20 grados.

Con el inicio de la semana navideña y del invierno -el lunes próximo-, continuara una situación similar con la circulación de borrascas atlánticas en capas más altas y con frentes asociados que dejarán precipitaciones en Galicia, zonas del Cantábrico, Pirineos y puntos de Castilla y León.

Las temperaturas subirán el lunes y el martes, entre 5 y 10 grados por encima de lo normal, antes de un descenso el miércoles por la entrada de vientos del noroeste.

A partir del jueves, festividad de la Nochebuena, aumenta la incertidumbre, aunque el escenario más probable prevé la entrada de una masa de aire frío con lluvias en el extremo norte peninsular, especialmente en el área cantábrica, y que el día de Navidad afectarán también al área Mediterránea.

Aemet alerta de que, durante esos días festivos, el tiempo se podría complicar con precipitaciones podrían ser en forma de nieve en los sistemas montañosos del extremo norte peninsular en una cota en descenso progresivo hasta situarse por debajo de los 1.000 metros.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot