Acaba el secreto del yihadista, Manteghi Bourjerdi, en Sídney con la muerte de un rehén y posiblemente del secuestrador

Lasvocesdelpueblo

Acaba el secreto del yihadista, Manteghi Bourjerdi, en Sídney con la muerte de un rehén y posiblemente del secuestrador - copia

La Policía australiana da por acabada la operación tras 15 horas de secreto del yihadista, Manteghi Bourjerdi, en un café de Sídney con la muerte de un rehén y posiblemente del secuestrador y al menos cuatro heridos. La policía ha identificado al sospechoso como un hombre nacido en Irán bajo el nombre de Manteghi Bourjerdi. Se trasladó a Australia en 1996 y adoptó el nombre de Haron Monis, según el canal 9News. El secuestro ha durado más de 17 horas. A lo largo de la mañana, el secuestrador ha obligado a varios clientes a desplegar frente a una ventana una bandera con el texto en árabe de la shahada, la profesión de fe islámica (“No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta”). La bandera es diferente a la que usa el Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, aunque el motivo utilizado y el color se asemejan.

La Policía de Australia ha dado por concluido el secuestro de personal y clientes de un café del centro de Sídney por un sospechoso de origen iraní refugiado en el país, después de que las fuerzas del orden irrumpieran en el local y liberaran a los rehenes. Al menos cuatro personas, incluidos rehenes, han resultado heridos en la operación policial, aunque algunas fuentes apuntan a que podría haber algún muerto. Nada se sabe, por el momento, sobre el secuestrador.

Al menos cuatro personas han resultado heridas en la operación policial para acabar con el secuestro por parte de un hombre musulmán de un café en el centro de Sídney, según ha informado el Canal 7 de televisión. Agentes policiales han trasladado a una mujer, uno de los rehenes, herida por el tiroteo que se ha producido en el interior del local, el Lindt Chocolate Café, situado en la zona financiera Martin Place de Sídney. Según algunos periodistas locales, podría hacer dos fallecidos y tres heridos graves, aunque estas informaciones aún no han podido ser confirmadas. Nada se sabe, por el momento, sobre la suerte del secuestrador. Por la mañana, cinco de los rehenes salieron del establecimiento por una puerta latera aunque no está claro si habían escapado o fueron sido liberados por el secuestrador.

La policía ha identificado al sospechoso como un hombre nacido en Irán bajo el nombre de Manteghi Bourjerdi. Se trasladó a Australia en 1996 y adoptó el nombre de Haron Monis, según el canal 9News. Monis está actualmente en libertad bajo fianza tras una serie de delitos de asalto sexual violentos y tiene una condena por el envío de cartas ofensivas a las familias de los soldados australianos fallecidos. Al parecer, el sospechoso ha colgado cuatro vídeos en Internet del interior de la cafetería con alguno de los rehenes y que han sido publicados en YouTube y Google +, pero esas imágenes que han sido retiradas en cuestión de minutos. Las fuerzas de seguridad han desplegado desde el primer momento un amplio dispositivo de seguridad, reservado para ataques terroristas, en torno a la cafetería, y los equipos de emergencias han levantado dos tiendas de campaña en una calle cercana en previsión de que la situación se alargue.

 El establecimiento se encuentra en Martin Place, una zona donde se ubica también el Banco de Australia y las sedes de varias entidades comerciales y el Parlamento de Nueva Gales del Sur. Las autoridades han cerrado parte del centro de Sídney y ha evacuado a los residentes. El edificio de la Ópera y la Biblioteca Nacional han sido también evacuados en un primer momento como medida de precaución.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, ha atribuido motivaciones políticas al secuestrador. “Es profundamente estremecedor que gente inocente sea retenida como rehén por una persona que reivindica motivaciones políticas”, ha declarado Abbott en una intervención televisada desde un comisaría de policía. El primer ministro ha agradecido también las muestras de apoyo recibidas de mandatarios de todo el mundo, entre ellos el primer ministro británico, David Cameron. Abbott ha emitido un comunicado para tranquilizar a la población. “Se trata de un incidente grave, pero todos los australianos deben estar seguros de que nuestras fuerzas y agencias de seguridad están bien entrenadas y equipadas, y están respondiendo de una manera contundente y profesional“, asegura el comunicado.

El suceso en la zona financiera de Sídney coincide este lunes con la detención de un hombre de 25 años en el noroeste de la ciudad por presuntos delitos de terrorismo. El arresto está supuestamente vinculado con un plan para perpetrar un ataque terrorista en suelo australiano y con el desplazamiento de ciudadanos australianos a Siria, según medios locales. Otro hombre, que se encontraba ya detenido, ha sido acusado por los mismos delitos. En septiembre, la Policía detuvo a 15 personas a las que acusó de pertenecer a una red islamista que preparaba atentados. El mismo mes, un joven de 18 años murió a tiros tras agredir a los agentes que iban a interrogarle en relación con el terrorismo yihadista. El país, que participa activamente en la ofensiva internacional contra EI, ha elevado la alerta terrorista al nivel “alto” ante la amenaza de que se produjeran atentados. <foto – Reuters>

<Redacción: Lasvocesdelpueblo / RTVE>

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies