Aplazadas para «fechas inciertas» las elecciones gallegas y vascas por coronavirus

FOTOGRAFÍA. VITORIA (ESPAÑA), 16.03.2020. El presidente separatista vasco, Iñigo Urkullu (PNV) (c), se reúne este lunes con los dirigentes de los partidos vascos, con representación parlamentaria en la cámara vasca, para analizar si se puede mantener la convocatoria electoral del próximo 5 de abril ante el avance de la pandemia del coronavirus en Las Vascongadas. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El gobierno vasco ha consultado los partidos políticos con representación parlamentaria en la cámara autonómica vasca mientras el PP ha vetado a VOX en sus consultas a los diferentes candidatos a la presidencia autonómica gallega; Alberto Núñez Feijóo, actual presidente de la Junta de Galicia, en su puro estilo nacionalista, ha hablado solo con los separatistas, Podemos e incluso con Ciudadanos que obtuvo menos votos que VOX en las elecciones generales del Pasado 10 de noviembre de 2019 en la región gallega; los de Santiago Abacal conde discutieron el escaño hasta los último minuto en La Coruña con los separatistas de BNG pero perdieron el diputado por la Coruña al Congreso de los Diputados con muy pocos votos de diferencia. VOX tiene una buena racha en La Coruña: Los de Santiago Abascal Conde pasaron de 1.000 votos en las generales de 2016 a un total 38.000 votos en las del 28 de abril de 20219 y a un total de 49.793 votos en las últimas elecciones generales del 10 de noviembre de 2019 (10N). Además, VOX obtuvo un total de 114.834 votos en toda Galicia y el 7.8% de los votos, siendo el 5% de los votos el porcentaje exigido para irrumpir en el Parlamento autonómico de Galicia. Barcelona (España), lunes 16 de marzo de 2020. 

Las elecciones ascas

El Gobierno Vasco y los partidos políticos han tomado este lunes una decisión inédita: aplazar las elecciones autonómicas del 5 de abril ante la imposibilidad de celebrarlas «con las debidas garantías» y convocarlas cuando se desactive la Declaración de Emergencia Sanitaria por la pandemia de COVID-19.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido una reunión con dirigentes de los partidos con representación parlamentaria en la que se ha concluido que ante la citada declaración y el vigente estado de alarma durante la jornada electoral no podía garantizarse de la manera debida ni la salud pública ni el derecho de sufragio.

Por ello han acordado no celebrar los comicios en la fecha prevista y volver a convocarlos una vez finalice la emergencia sanitaria. A partir de ese momento y «de forma inmediata» el lehendakari promulgará un decreto de nueva convocatoria electoral tras escuchar a los partidos.

Esa nueva convocatoria estará vinculada a que finalice la emergencia sanitaria decretada por el lehendakari el viernes y no al estado de alarma que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ese mismo día.

La decisión de posponer los comicios, idéntica a la tomada en Galicia poco después, ha contado con el respaldo de todos los partidos, tanto los coaligados en el Gobierno, PNV y PSE, como los de la oposición.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha dicho que «la prioridad es luchar contra el coronavirus». «Ya vendrán tiempos mejores, y con todas las garantías, para convocar las elecciones y para que la ciudadanía vasca pueda votar en libertad», ha añadido.

La líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, ha considerado que no había «garantías» para acudir a las urnas y que es momento de estar «volcado en lo urgente y preparando todo lo que venga después» porque cuando termine la crisis habrá que «seguir a la altura y muy bien alineados» para «afrontar muchas urgencias y tremendos retos económicos y sociales».

Durante la reunión, el principal partido de la oposición, EH Bildu, ha planteado medidas para frenar la expansión del virus y atenuar las consecuencias que están generando medidas como la limitación de movimientos y el cierre de comercios y locales hosteleros, y ha reclamado una respuesta «conjunta y coordinada» en una mesa intersectorial con partidos, patronales y sindicatos.

Partidaria de un confinamiento «total» que solo permita moverse para prestar servicios básicos, la coalición propone una ayuda de pago único de 150 euros para familias vulnerables, hacer el test a todas las personas con síntomas de infección respiratoria para «identificar, aislar y controlar cadenas de transmisión» y aumentar las plantillas de las residencias de mayores.

Elkarrekin Podemos-IU considera «lo más sensato» aplazar las elecciones ya que era «evidente» que la campaña no podía desarrollarse «de forma normal», que el día de las votaciones había riesgo de contagio y que podría elevarse la abstención, lo que «condiciona la legitimidad del resultado».

Esta coalición también ha llamado a «minimizar el impacto negativo» del coronavirus en la economía y el empleo. Por ello, ha propuesto favorecer la conciliación y el trabajo no presencial, implementar ayudas a empresas y reforzar la asistencia domiciliaria a personas dependientes, mayores o con discapacidad.

Desde el PP, su presidenta interina, Amaya Fernández, considera «necesaria» la suspensión de las elecciones porque «no se dan las garantías sanitarias y democráticas» para su celebración y porque ahora «toca hablar de salvar vidas y solo de salvar vidas».

«La ciudadanía exige responsabilidad, lealtad, unidad y trabajo. No tocan debates estériles sobre fronteras o competencias. Toca salvar vidas y debemos estar a la altura», ha expuesto Fernández.

Equo Berdeak, presente en el Parlamento a través de Elkarrekin Podemos, aunque a las próximas elecciones concurre por separado, ve «justificado» retrasar los comicios pero pide «no prolongar más de lo necesario la interinidad del Gobierno».

las elecciones gallegas

El nacionalista del PP actual presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha confirmado, tras la reunión mantenida con los grupos políticos este lunes, que las elecciones gallegas previstas para el próximo 5 de abril no se celebrarán debido a la pandemia del coronavirus.

Núñez Feijóo, que es también candidato a la reelección por el PPdeG, ha mantenido este lunes una videoconferencia con Gonzalo Caballero (PSOE); Antón Gómez Reino (Podemos y Marea); Ana Pontón (BNG) y Beatriz Pino (Ciudadanos Cs), candidatos a la Presidencia de la Junta por los principales partidos en Galicia, en la que también ha participado el portavoz del PP en el Parlamento gallego, Pedro Puy; excluyendo a VOX en sus consultas de candidatos. cabe recordar que Ciudadanos ni tiene representación en de la cámara gallega actual ni tuvo un buen resultado en las generales de noviembre de 2019 en Galicia. VOX superó de lejos a Cs y estaba a punto de obtener el escaño de La Coruña, en un cuerpo a cuerpo con los separatistas de BNG hasta los últimos minutos de la noche electoral.

Todos han coincidido en que «no tiene sentido» mantener el 5 de abril como fecha para los comicios autonómicos, si bien diferían en cómo abordar una nueva convocatoria, que no se hará, ha advertido Núñez Feijóo, hasta que se levante el estado de alerta en toda España y el estado de emergencia sanitaria en Galicia, fechas ambas «inciertas».

El nacionalista del PP ha emplazado a los grupos a una nueva reunión mañana en la que mostrará un borrador de decreto que pretende establecer «las reglas de juego», de modo que el proceso electoral se pueda retomar en el momento en el que ahora quede finalmente suspendido; esto es, sin tener que volver otra vez a dejar transcurrir 54 días desde que se convoquen las elecciones.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot