Diada 11-S| El presidente del Consejo de Estado de la República Catalana llama a la movilización contra el «régimen español» y «monarquía borbónica»

.El golpista fugados ha tachado de «régimen» al Gobierno de España y ha acusado al resto de España de robar el dinero del separatismo. También ha lamentado que «bajo el régimen español y bajo la monarquía borbónica», los separatistas «se van empobreciendo y perdiendo competitividad, como querían aquellos vencedores del 11 de septiembre de 1714»

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 17.08.2017. El presidente del Gobierno separatista de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont Casamajò, aparece ante los medios de comunicación con cara de tristeza, aunque pensando siempre en la ruta golpista del procés, para valorar la actualidad política que hoy pasa por la masacre terrorista yihadista perpetrado en las Ramblas de la ciudad de Barcelona. Hay más de una decena de muertos en el atropello masivos perpetrado por los terroristas magrebíes. parece ser que uno que iba en la furgoneta del ataque ha podido escapara y que los Mozos de Escuadra le estarían persiguiendo. ACN

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), miércoles 7 de septiembre de 2022. El golpista fugado del golpismo en Cataluña, Carles Puigdemont Casamajò, ha asegurado que la movilización separatista del próximo domingo, 11 de septiembre de 2022,con el motivo del Día de Cataluña (Diada de Cataluña), es «una de las pocas herramientas» que el separatismo tiene a su alcance y que no se puede «prescindir».

En un mensaje tildado de «institucional» por el «Consejo de Estado de la República Catalana» (Consell de la República Catalana) desde Waterloo (Bélgica) donde vive en un chalet llamado «Casa de la República Catalana» el enemigo del Cataluña ha recordado que «gracias a la movilización» separatista «se han hecho cosas que política o instituciones solas nunca hubieran podido hacer».

El golpista fugado ha rechazado que sea «antipolítica» o «ir contra los partidos».

Puigdemont lo ha dicho en plena polémica por la decisión de la ultraizquierda separatista ERC de no asistir a la manifestación secesionista que convoca la principal entidad hispanófoba en Cataluña, Asamblea Nacional Catalana (ANC), aduciendo que ataca a una parte del separatismo.

Sin mencionar a nadie, Puigdemont ha subrayado que «nunca» la República Catalana «puede ser tan fuerte como cuando se ha priorizado un gran objetivo común ante las lógicas y lícitas diferencias ideológicas».

El enemigo de Cataluña ha subrayado que este tipo de movilización «molestaba hace cinco años y sigue molestando».

El expresidente de la derecha separatista Jxcat ha considerado que «por eso dedican tantos esfuerzos a la desmovilización».

Tras analizar que cinco años después del golpe de estado separatista del 1-O de 2017, «cinco años de dependencia forzada de España», el separatismo «sigue castigada por un déficit fiscal insostenible, por un incumplimiento sistemático de las inversiones y por un desprecio generalizado a todo lo que forma parte de nuestra identidad nacional, empezando por la lengua catalana».

También ha lamentado que «bajo el régimen español y bajo la monarquía borbónica», los separatistas «se van empobreciendo y perdiendo competitividad, como querían aquellos vencedores del 11 de septiembre de 1714».

Y ha añadido, también sin citar a nadie en concreto: «Por mucho que nos esforcemos, por mucho que algunos bajen la cabeza, el proyecto español para Catalunya sólo es expolio, negación y represión. No hay futuro, como catalanes, dentro de España. Cinco años y ninguna propuesta».

Por todo ello, ha opinado que manifestarse el 11-S con ANC es «una necesidad que tiene todo pueblo que quiera sobrevivir».

Y tras admitir que es necesario «aprender de los errores», aseguró que «nunca» el separatismo «tendrá mejor fuerza para negociar o para tomar decisiones unilaterales que la movilización ciudadana».

«Si el objetivo es la independencia, la movilización es condición necesaria», remachó.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot