El PP tira la piedra y esconde la mano en menos de 24 horas, el Ministerio de Educación matiza

wert-sesion-control-Medium1

El Ministerio de Educación ha presentado a través del abogado del Estado un recurso ante el contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra la resolución del gobierno opresor catalanista de Artur Mas Gavarró que regula las normas de preinscripción en la matrícula a centros escolares públicos en la comunidad autónoma española de Cataluña. Pues, la alegría de millones de ciudadanos catalanes tras conocer la noticia – que según ha dicho su presidenta Alicia Sánchez Camacho este miércoles en la sesión de control del Parlamento regional: “es un día histórico para Cataluña”- se ha transformado en tristeza en menos de 24 horas. El partido Popular ha tirado la piedra y ha vuelto a esconder la mano. El mundo separatista catalán se ha puesto inmediatamente en pie de guerra y como siempre, el ministro de Educación del Partido Popular ha matizado de inmediato; esta misma tarde del 6 de mayo 2015.

Horas antes -esta mañana del 6 de mayo 2015-, a secretaria de Estado de Educación del gobierno del Partido Popular de mariano Rajoy Brey, Montserrat Gomendio, aseguraba que el objetivo es que se repitan las inscripciones para que “un año más el formulario no incluye una casilla donde las familias puedan elegir el castellano como lengua vehicular en la enseñanza“. Por el contrario, según Gomendio, a los alumnos que manifiestan que su lengua es el castellano ven como se les indica que recibirán atención individualizada. Por lo que Gomendio aseguró que el sistema de inmersión lingüística en Cataluña “no plantea ningún problema”, pero considera que “se ha llevado al extremo” y sólo se imparte castellano en la asignatura propia del castellano. Desde el Ministerio de Educación aseguran que la voluntad del recurso no es desplazar el catalán, ni poner fin al sistema de inmersión, sino que quieren que el castellano esté integrado en la oferta educativa en una “proporción estable”, como mínimo que se imparten en castellano el 25% de las asignaturas.

El Ministro de Educación del PP rectifica horas después

Después de la presión del mundo separatista catalanista antiespañol, el PP se ha acojonado y ha rectificado. José Ignacio Wert, ha aclarado este miércoles que el recurso de su ministerio al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que se repitan las preinscripciones y se incluya la opción del castellano como lengua vehicular no invalidan las matrículas ya hechas, así de contundente ha dejado por insignificante el famoso “día histórico” que anunciaba horas antes la presidenta del PP en el parlamento Catalán..

“El recurso que ha presentado la Abogacía del Estado no pretende anular la matriculación, la preinscripción es perfectamente válida, ni afectar el proceso de matriculación”, aseguró el ministro. Según Wert, la intención es abrir un “periodo adicional” para que las familias que quieran una escolarización en castellano puedan elegir esta opción. “Las familias no tienen por qué pensar que está en cuestión por el proceso, porque no lo está”, reiteró.

El mundo separatista en pie de guerra contra los derechos fundamentales de castellanohablantes

Desde la máxima institución de Estado en Cataluña

El presidente separatista Artur Mas, directamente, ha acusado al PP de intentar cambiar el modelo educativo catalán a través de los tribunales para que no se sale en las urnas. “Ustedes tienen un problema de realismo, no saben dónde viven, quieren intentar cambiar Cataluña, y como no la pueden cambiar a través de los votos, la intentan cambiar a través de los tribunales y las sentencias”, ha respondido a la popular Alicia Sánchez- Camacho, que ha reivindicado que gracias al recurso del Gobierno para hacer repetir las matriculaciones, los padres ya no tendrán que ir más a los tribunales.

La formación del jefe de la oposición, ERC

El antiespañol Oriol Junqueras aseguró que “cualquier alumno que termina Primaria habla el triple de lenguas que cualquier presidente del Gobierno”, fin de citación.

Consejería de Enseñanza del gobierno separatista de Irene Rigau

La jefa del Departamento de Enseñanza separatista aseguró que presentará alegaciones antes de diez días al recurso del ministerio al TSJC para que el Gobierno deje escoger el castellano como lengua vehicular. Irene Rigau ha mostrado convencida de que los tribunales darán la razón al Gobierno y se podrá mantener el modelo de inmersión lingüística en Cataluña. Rigau considera que el recurso del ministerio es ”administrativamente un disparate” y ”políticamente una ofensa”, y cree que la intención política de fondo es la ”desaparición de la lengua catalana” para que se utilice sólo en ámbito familiar. La consejera ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a las familias y aseguró que el proceso de matriculación se llevará a cabo con normalidad.

Reacción del resto de formaciones separatista incluso el PSOE, IU y ICV

PSOE, CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP han mostrado su rechazo frontal a lo que consideran “un ataque político” al modelo de inmersión lingüística y un intento de “judicializar” las aulas. Los grupos han instado a la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, a “hacer frente” contra este “chapuza jurídica”, ya la comunidad educativa, a movilizarse masivamente. Los diputados creen que el recurso del Gobierno ante el TSJC es “una barbarie pedagógica” y “imposible” de aplicar. La republicana Anna Simó lo ve “un atentado irresponsable” y David Fernández, de la CUP, ha tachado de “cafres ignorantes” a los responsables del Gobierno y les ha recomendado “una inmersión democrática y educativa urgente”.

Reacción del líder de Ciudadanos, Albert Rivera

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ve “legítimo” el recurso presentado al TSJC por el Ministerio de Educación contra la resolución del gobierno separatista de Artur Mas que regula las normas de preinscripción en los centros públicos. Rivera comprende que el Gobierno recurra a la justicia porque -según Albert Rivera- Artur Mas está “incumpliendo la ley”.

Sin embargo, en declaraciones a los medios en el Parlamento, indicó que sería “inteligente” cambiar la ley para imponer un modelo trilingüe en la escuela pública y no reclamar solo al gobierno separatista el pago de la escolarización privada de los alumnos que quieran tener el castellano como lengua vehicular. “La nuestra no es ni la ley de la señora Rigau ni la del señor Wert”, sentención el líder de Ciudadanos.

Reacción de asociaciones separatistas catalanas

La Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Cataluña (FAPAC) considera un movimiento “electoralista” el recurso contencioso-administrativo que el gobierno español ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para que la hoja de matrícula en las escuelas públicas y concertadas no incluía la casilla para saber qué lengua vehicular quieren los padres. La entidad ha reafirmado su apoyo al modelo educativo catalán, incluida la inmersión lingüística, y ha reiterado su oposición total a la LOMCE, que incluye la presencia del castellano como lengua vehicular. Asimismo, la FAPAC considera que el recurso es una maniobra del PP para luchar contra el ascenso de Ciudadanos.

La marca blanca de Ómnium Cultural (Som Escola)

Som Escola cree que la invalidación del proceso de preinscripción escolar que pretende el Ministerio de Educación con el recurso al TSJC responde a la voluntad del ministro ”colapsar” la escuela catalana y lo considera un acto de ”violencia institucional”, ya que provoca ”incertidumbre” a las familias que han participado en el proceso. Los ultras separatistas de Som Escola sostienen que es un paso más hacia la judicialización del sistema educativo, como ya se ha dado con sentencias que obligan a hacer el 25% de las clases en castellano. Por o, Som Escola pide al Gobierno que no haga ningún paso atrás en el mantenimiento del modelo de escuela catalanista, ya que proviene de una decisión democrática del pueblo separatista de Cataluña.

<redacción – lasvocesdelpueblo y acn><foto / efe>

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot