Entrega de Reales Despachos a 481 nuevos sargentos del Ejército de Tierra en Lérida (Cataluña)

Lasvocesdelpueblo

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Han entonado el cántico ‘Valió la pena’ ante la inscripción ‘A servir España hasta morir’. “La disciplina os obliga a mandar con firmeza y responsabilidad, asumiendo las consecuencias de vuestras decisiones, velando por la moral y la seguridad de vuestro subordinados y siendo vosotros mismos ejemplo de la misma”, ha aseverado el director, quien ha concluido su intervención al grito de “Viva España, viva el Rey, viva el Ejército y viva la Academia General Básica de Suboficiales”. Lérida (Cataluña) España, lunes 10 de julio de 2017. Fotografía: El Rey Felipe VI (d) ha presidido hoy el acto de entrega de los Reales Despachos a los 481 nuevos sargentos del Ejército de Tierra graduados en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn (Lleida), quienes han recibido el encargo de “amar y defender siempre a España”. Efe.

El Rey Felipe VI ha presidido hoy el acto de entrega de los Reales Despachos a los 481 nuevos sargentos del Ejército de Tierra graduados en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn (Lleida), quienes han recibido el encargo de “amar y defender siempre a España”.

Felipe VI, que ha sido recibido con una ovación por parte de los familiares de los graduados, ha pasado revista a los nuevos sargentos y ha saludado a las distintas autoridades, entre las que se encontraba la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, la consellera de Presidencia, Neus Munté, en representación de la Generalitat, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Es la segunda ocasión en la que el Rey preside la entrega de los reales despachos en Talarn puesto que ya lo hizo en 2015, acompañado por el conseller del Interior, Jordi Jané, y lo había hecho con anterioridad en 2012 como Príncipe de Asturias.

Tras el saludo a las autoridades civiles y militares, el Rey ha condecorado con la Cruz al Mérito Militar con Distintivo Blanco al número uno de la promoción, el sargento Ignacio Lorenzo, quien también ha recibido la Espada de Jaume I de la mano de la consellera Neus Munté.

Desde 1980, la Generalitat entrega anualmente la reproducción del sable del que fuera rey de Aragón y conde de Barcelona al primero de la promoción de la academia de Talarn en un acto al que normalmente asiste el conseller del Interior, que esta tarde acude a la Junta de Seguridad de Cataluña.

La explanada principal de la academia, bautizada como Gran Explanada Juan Carlos I, ha sido el escenario donde los 481 nuevos sargentos, de los cuales 441 son hombres y 40 son mujeres, con una edad media de 28 años, han recibido los reales despachos de la mano de Cospedal, Munté, Millo, diputados por Lleida y autoridades militares.

En un acto estrictamente militar y sin palabras por las autoridades políticas, el director de la academia, Ricardo Antonio Salgado, ha felicitado a los sargentos hoy nombrados y les ha recordado que “la formación militar no acaba nunca”, por lo que deberán estar “moral, física, intelectual y técnicamente preparados” para adaptarse a los “constantes cambios”.

Asimismo, les ha avisado de que mientras ejerzan sus funciones podrán recibir “asesoramientos y consejos”, pero ellos mismos serán “responsables absolutos” de las decisiones que tomen.

“La disciplina os obliga a mandar con firmeza y responsabilidad, asumiendo las consecuencias de vuestras decisiones, velando por la moral y la seguridad de vuestro subordinados y siendo vosotros mismos ejemplo de la misma”, ha aseverado el director, quien ha concluido su intervención al grito de “Viva España, viva el Rey, viva el Ejército y viva la Academia General Básica de Suboficiales”.

Anteriormente, ha intervenido el arzobispo Juan del Río, quien ha reivindicado el “afán de construir un mundo de paz donde brille la verdad, la justicia y la libertad”, y ha hecho un llamamiento a “amar y defender siempre a España, servirla con dedicación y abnegado esfuerzo”.

El momento más emotivo del acto ha sucedido con el “Homenaje a los que dieron su vida por España”, cuando el medio centenar de sargentos ha entonado el cántico ‘Valió la pena’ ante la inscripción ‘A servir España hasta morir’.

Tras los disparos al aire por parte de una unidad de los sargentos, los 481 militares ha desfilado por la explanada ante los aplausos de sus familiares.

Felipe VI ha sido el encargado de dar el orden de romper filas justo en el momento en el que ha caído una fuerte lluvia sobre Talarn que no ha podido empañar las muestras de alegría de los desde hoy sargentos del Ejército de Tierra, que han lanzado sus sombreros al aire.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies