La euforia de los vecinos de Bejís (Castellón) por poder regresar se transforma en tristeza y desolación

. «Todos llegan llorando, esto es muy fuerte»
.No hay servicio de Internet, pues «se ha quemado la fibra y los repetidores»
. «Somos como una isla en medio de un paisaje lunar: estamos arriba de una montaña y todo alrededor, todo el término, está quemado, absolutamente negro; es una imagen dantesca»

FOTOGRAFÍA. BEJÍS (CASTELLÓN) ESPAÑA, 20.08.2022. Unos vecinos del pueblo de Bejís (Castellón), comprueban los desperfectos ocasionados en su vivienda a su regreso al pueblo tras ser evacuado por el incendio forestal iniciado el lunes y que encara este sábado horas críticas por vientos erráticos y poca humedad. Efe

Efe.- Castellón (España), sábado 20 de agosto de 2022. La euforia inicial de poder regresar este sábado a las casas de Bejís (Castellón) que hubo que desalojar el pasado martes por el incendio forestal que ha quemado 19.000 hectáreas se ha transformado en tristeza y desolación al ver cómo ha quedado todo: «Es un paisaje lunar negro, se ha quemado el 99 % del término».

Así lo ha explicado a Efe la alcaldesa de Bejís, María José Madrid, quien desde la plaza de esta pequeña localidad de la comarca castellonense del Alto Palancia atiende y consuela a los vecinos que de forma escalonada han iniciado el retorno a las casas que tuvieron que dejar el martes las cuatro de la tarde.

«Todos llegan llorando, esto es muy fuerte», relata la alcaldesa, quien señala que estaba «eufórica» cuando esta mañana le han comunicado que se acababa el desalojo, pero que conforme ha llegado al pueblo y ha visto «el panorama» solo puede decir que es «terrible, terrorífico».
Un vecino del pueblo de Bejís (Castellón) refresca con una manguera la zona cercana a su vivienda, a su regreso al pueblo tras ser evacuado por el incendio forestal. Efe
Indica que, quitando de una finca, el pueblo ni las aldeas de alrededor han resultado afectados por las llamas, pero el incendio ha dejado un paisaje negro, en el que solo quedan «tres pistas verdes» en las esquinas, en función de por dónde pasaban las ráfagas de fuego.

«Somos como una isla en medio de un paisaje lunar: estamos arriba de una montaña y todo alrededor, todo el término, está quemado, absolutamente negro; es una imagen dantesca», explica la alcaldesa, quien destaca el contraste que suponen las casas blancas de Bejís.

El objetivo principal del Ayuntamiento en estos momentos es intentar solucionar «los problemas básicos primarios», pues aunque hay luz y agua Sanidad no permite que se beba del grifo y se está suministrando agua potable desde la embotelladora, y no hay servicio de Internet, pues «se ha quemado la fibra y los repetidores».
No presenta llamas ya la mayor parte del perímetro del incendio de Bejís
El incendio «ha sido tan duro que no es tan rápido de solucionar», advierte la alcaldesa de Bejís, quien agradece la prudencia del vecindario que fue desalojado, alrededor de 500 personas, que han empezado a volver poco a poco, pues las carreteras son estrechas y solo está abierta la CV-236, que pasa por Torás, otro municipio muy afectado.

La farmacia de la localidad está abierta por si algún vecino necesita medicación y el cajero no funciona debido a la falta de Internet, como pueden comprobar de primera mano quienes regresan a su lugar de residencia o de veraneo tras cuatro días de ausencia obligada.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot