La Madrugá de Sevilla| España recupera sus procesiones de Semana Santa tras 2 largos años de COVID 19

.La entrada en sus templos de la Esperanza de Triana y la Esperanza Macarena han cerrado una ‘madrugá’ vivida intensamente por los sevillanos y visitantes, que han podido contemplar a seis cofradías haciendo su estación de penitencia por las calles de Sevilla tras dos años sin poder salir

FOTOGRAFÍA. SEVILLA (ESPAÑA), SEMANA SANTA 2022 (VIERNES SANTO), 15.04.2022. La Madrugá. El Cristo de La O con Torre Sevilla al fondo, en su salida del templo, este Viernes Santo en Sevilla. Efe

Efe.- Madrid (España), Viernes Santo (Semana Santa 2022), 15 de abril de 2022. La ‘madrugá’ de Sevilla ha marcado el comienzo de las celebraciones religiosas de este esperado Viernes Santo, en el que se han podido recuperar las procesiones tras dos largos años de pandemia y alternarlas con vía crucis, pasiones vivientes, pregones y tamborradas como las de Calanda (Teruel) y Cuenca.

La entrada en sus templos de la Esperanza de Triana y la Esperanza Macarena han cerrado una ‘madrugá’ vivida intensamente por los sevillanos y visitantes, que han podido contemplar a seis cofradías haciendo su estación de penitencia por las calles de Sevilla tras dos años sin poder salir.

Con buena temperatura y sin rastro de lluvia, el primer paso que ha salido a la calle ha sido el del Señor de la Sentencia sobre las doce y media, cuando todavía se estaban recogiendo hermandades del Jueves Santo.

También han recorrido las calles del centro de Sevilla las cofradías del Gran Poder, el Silencio, Los Gitanos y El Calvario, en una larga e intensa noche sin incidentes destacados. Terminada la cita con la madrugá cofrade, Sevilla se prepara para recibir esta tarde al Cachorro, entre otras cofradías.

FOTOGRAFÍA. SEVILLA (ESPAÑA), SEMANA SANTA 2022 (VIERNES SANTO), 15.04.2022. La Madrugá.El paso de la Virgen de la Macarena en la salida de la procesión, esta Madrugá en Sevilla. Efe

Zamora ha vivido su propia madrugada con el «cinco de copas», nombre con el que popularmente se conoce al paso de Jesús camino del calvario que protagoniza el desfile de la cofradía de Jesús Nazareno.

La procesión, que se prolonga desde las cinco de la mañana hasta pasado el mediodía, ha tenido este año un arranque inédito en la Plaza Mayor con el ritual baile de todos los pasos al unísono, que antes se hacía en la iglesia románica de San Juan de Puerta Nueva y este año se ha trasladado al exterior por prevención sanitaria.

En la noche del Viernes Santo, Lorca recrea la historia sagrada en una vibrante y lujosa procesión llamada desfile bíblico-pasional, alejada del recogimiento tradicional de la Semana Santa española, concebida como un gran espectáculo y cuya estética está inspirada en las superproducciones del cine clásico.

Y Elche volverá a celebrar esta noche, durante la procesión del Santo Entierro de Viernes Santo, la tradicional ceremonia ilicitana de la Trencà del Guió en la plaza del Ayuntamiento, en la que si se rompe esta gran bandera negra a la primera, es presagio de buen año para la ciudad.

Justo a medianoche, los bombos y tambores han vuelto a atronar tras dos años de silencio en los siete pueblos de Teruel que «rompen la hora» en Jueves Santo.

El epicentro de esta tamborrada tiene lugar en Urrea de Gaén, localidad de apenas 500 habitantes, y se extiende en los otros seis pueblos que forman la Ruta del Tambor y el Bombo de Teruel: Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Híjar, La Puebla de Híjar y Samper de Calanda.

Los tambores y bombos empiezan a sonar en el pueblo de Calanda a mediodía, reviviendo una tradición que engloba a todo el Bajo Aragón y que está declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde 2018.

Este año la actriz y presentadora Lara Dibildos ha sido la encargada de «romper la hora» bajo la mirada atenta y expectante de cientos de cofrades y aficionados que, luciendo la típica túnica morada, se han agolpado en la plaza de España.

Los broncos tambores de Las Turbas también han vuelto a rugir en una abarrotada Plaza Mayor de Cuenca, donde cerca de 9.000 personas han vibrado con la procesión Camino del Calvario, que ha podido completar un recorrido que interrumpir en 2018 y 2019 por las lluvias y en 2020 y 2021 por la pandemia.

El pregón de las Siete Palabras ha roto el silencio de las calles de Valladolid a primera hora de la mañana de este Viernes Santo, en el que ha habido menciones a la guerra en Ucrania y a otras silenciadas en diversas partes del mundo.

FOTOGRAFÍA. SEVILLA (ESPAÑA), SEMANA SANTA 2022 (VIERNES SANTO), 15.04.2022. Varios hombres de trono portan al Santísimo Cristo Yacente de la Paz y la Unidad en el Misterio de su Sagrada Mortaja de la Cofradía del Monte Calvario, hoy Viernes Santo en Málaga. Efe

Por su originalidad destaca la de la localidad granadina de Montefrío, llamada de ‘los Recaícos’, una tradición que desapareció en los años 60 y que han recuperado las cofradías que han surgido recientemente.

En esta procesión, que comienza en la Iglesia de la Encarnación, la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno «susurra» algo al oído de San Juan, que a su vez transmite a la Virgen de los Dolores el mensaje.

El Encuentro entre San Juan y La Dolorosa, en presencia de Jesús Nazareno, es el momento más emotivo de la Procesión de los Pasos, emblema de la Semana Santa de León, que ha congregado a miles de personas en la procesión que organiza desde el año 1611 la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno.

Cerca de 2.000 personas han participado en la madrugada del Viernes Santo en el Vía Crucis Penitencial en torno a la muralla de Ávila y Andosilla ha celebrado por la mañana la trigésima edición de su pasión viviente, un vía crucis que se ha convertido en uno de los actos más emblemáticos de la Semana Santa navarra.

Las localidades de Balmaseda (Bilbao), Alburquerque (Badajoz) y Castro Urdiales (Cantabria) han vuelto a celebrar sus pasiones vivientes, mientras que Ferrol (Galicia) ha acogido la multitudinaria procesión del Santo Encuentro, primera y más esperada del Viernes Santo, día central de su Semana Santa, una celebración de Interés Turístico Internacional.

En San Vicente de la Sonsierra (La Rioja), seis disciplinantes «picaos» han cumplido su penitencia en el vía crucis que, gracias al buen tiempo, ha congregado a un multitudinario público que ha presenciado este rito ancestral del siglo XVI.

Los seis «picaos», cubiertos con una capucha para ocultar su identidad y un hábito blanco de hilo con una abertura en la parte posterior, han caminado descalzos los más de tres kilómetros que recorre este vía crucis y han flagelado su espalda con una madeja de algodón de entre 750 y 850 gramos durante unos 20 minutos.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot