La Moción de censura de VOX pone en jaque a un PP dividido entre el «no», el «sí» y la «abstención»

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 19.10.2020. El líder del PP, Pablo Casado, durante una rueda de prensa. Efe 

Efe – El presidente del PP, Pablo Casado, ha desdeñado este lunes como una “cuestión menor” la moción de censura de Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez, una estrategia a su juicio propia de quienes no gobiernan, y no ha desvelado qué votará su partido. Madrid (España), martes 20 de octubre de 2020.

El líder de la oposición ha señalado que tiene “clara” su oposición desde hace meses, que dará a conocer “cuando corresponda” y que “no es cierta” la imagen “que quieren dar algunos” de que están “deshojando la margarita”, pese a que diversos dirigentes han admitido que el debate estaba pendiente.

Casado, que ha comparecido en rueda de prensa tras el Comité de Dirección del PP, no ha desvelado si optarán por el no o por la abstención -el sí está descartado- y tampoco si subirá a la tribuna durante el debate de la moción de censura.

“Es un tema que a mí no me importa nada, el PP no va a perder el tiempo en este tipo de cuestiones menores”, ha afirmado Casado, restando importancia a una moción que a su juicio “no vale a nadie, no aporta nada” y solo importa a los periodistas, al partido proponente y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El PP, ha apuntado, ha estado haciendo lo que tiene que hacer. “Hemos gobernado como sabe hacer el PP, los que no gobiernan en ningún lado tienen que recurrir a este tipo de estrategias que están condenadas al fracaso”, ha subrayado.

Y ha contrapuesto la táctica de Vox con los recursos del PP, la “rebelión de alcaldes” por el remanente o una propuesta de pacto sanitario.

Casado no contempla que alguno de sus diputados se salte la disciplina de voto, pues cree que no ha lugar puesto que los estatutos reflejan que la libertad de voto se da en cuestiones morales.

Mientras que el presidente del PP niega el debate interno, la exportavoz del PP en el Congreso Cayetana Álvarez de Toledo ha abogado por la abstención, al considerar que un no debilita al PP como alternativa e invalida una futura moción protagonizada por Casado.

Álvarez de Toledo ha rechazado además la impugnación del ideario de Vox tachándolo de “Podemos de derechas” porque a su juicio obligaría a explicar el apoyo de este partido a los gobiernos de coalición PP-Ciudadanos.

Y, en un vídeo difundido anoche en sus redes, ha reclamado que el PP elija el “mal menor, puesto que el mal mayor es avalar a un aspirante a déspota y España vive un estado de excepción política”.

Los barones del PP han seguido en cambio la línea marcada por Casado y este lunes han vertido críticas sobre la moción. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijoó considera que es una iniciativa unilateral y no pactada por parte de Vox, “beneficia al Gobierno y perjudica a la alternativa del Gobierno”.

Carlos Iturgaiz, aupado a la presidencia del PP vasco por Casado, ha lamentado que con este movimiento de la formación de Santiago Abascal “se va a ver la división del centro-derecha”.

Además, el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido que la moción no solo no arreglará problemas sino que los agudizará, reforzando la política de “bloques y enfrentamiento que sostiene al Gobierno Frankenstein”.

1 Comentario

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot