Muere el terrorista de ETA Sola en su celda de San Sebastián y Bildu exige la “libertad de presos” terroristas

FOTOGRAFÍA. ESPAÑA, AÑO 2020. Igor González Sola, el preso terrorista de la banda del terror del tiro a la nuca y coches bomba del asesino terrorista actual coordinador del supuesto brazo político de ETA (EH Bildu), Arnaldo Otegui, ha sido hallado muerto este viernes, 4 de septiembre de 2020, en su celda de la prisión de Martutene de San Sebastián, han confirmado fuentes de las Instituciones Penitenciarias. Efe 

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El recluso había sido trasladado este verano desde la prisión de Soria a la de Martutene, donde había pedido trabajar y ya había planteado la posibilidad de acogerse a permisos penitenciarios, han indicado las citadas fuentes del penal guipuzcoano. Tras conocerse el fallecimiento de este interno, la formación política socia del actual Gobierno de coalición de España del presidente Pedro Sánchez y vicepresidente Pablo Iglesias, que es supuestamente el brazo político de la banda terrorista (ETA) del asesino terrorista Arnaldo Otegui, EH Bildu, ha tachado de “inadmisible” su muerte, ya que, a su juicio, “sigue siendo incomprensible que los presos terroristas sigan en prisión” después de 9 años del cese definitivo de la violencia de ETA y dos años después de su definitiva desaparición. San Sebastián (España), sábado 04 de septiembre de 2020.

El preso de ETA Igor González Sola ha sido hallado muerto este viernes en su celda de la prisión de Martutene de San Sebastián, han confirmado a Efe fuentes de Instituciones Penitenciarias.

El cuerpo del recluso ha sido encontrado en su celda, en la que estaba solo, en el recuento que se efectúa después de comer, sobre las 17.00 horas de esta tarde, han detallado las citadas fuentes.

Los responsables del centro penitenciario de Martutene han comunicado el suceso a la familia del recluso y han dado parte al juzgado de guardia, que se encuentra a la espera de conocer el resultado de la autopsia.

Fuentes del centro penitenciario guipuzcoano han explicado a Efe que los primeros indicios observados apuntan a que el preso podría haberse suicidado.

Igor González Sola ingresó en prisión en marzo de 2005 para cumplir una condena de 20 años de cárcel por colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación dentro de su actividad en el comando Amaiur de ETA, integrado en el complejo de San Sebastián.

El recluso había sido trasladado este verano desde la prisión de Soria a la de Martutene, donde había pedido trabajar y ya había planteado la posibilidad de acogerse a permisos penitenciarios, han indicado las citadas fuentes del penal guipuzcoano.

El preso había cumplido las tres cuartas partes de su condena en marzo y había aceptado la legalidad penitenciaria.

La Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Soria propuso que se mantuviera en segundo grado y que fuera trasladado a San Sebastián por una serie de motivos personales que amparados en la Ley de Protección de Datos.

Tras conocerse el fallecimiento de este interno, EH Bildu ha tachado de “inadmisible” su muerte, ya que, a su juicio, “sigue siendo incomprensible que los presos terroristas sigan en prisión” después de 9 años del cese definitivo de la violencia de ETA y dos años después de su definitiva desaparición.

“La muerte de González Sola ha vuelto a constatar que es imprescindible que los presos vuelvan de inmediato a sus casas. La construcción de la convivencia democrática que ha reivindicado una y otra vez la mayoría de la sociedad vasca exige dar pasos, y en ese camino es fundamental la pronta puesta en libertad de los presos vascos”, ha manifestado la coalición abertzale, que ha expresado sus condolencias con la familia del preso.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot